AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Fernandina

Localización: 0.37 S, 91.55 W

Altura: 1.495 m.

Volcán Fernandina (La Cumbre) – Isla Fernandina – Islas Galápagos (Ecuador)

Fernandina, también conocida como Isla Narbourough, consiste en un extenso volcán que alcanza los 1.495 metros por encima del nivel del mar. Probablemente se trate del volcán más joven del archipiélago, aunque es el más activo, ya que suele entrar en erupción a menudo, recientemente en 1988, 1991,1995 y 2005.

Fernandina es uno de los volcanes más activos de las Islas Galápagos. Ha entrado en erupción en 24 ocasiones desde 1813.

El volcán se encuentra situado en la zona final oeste de la cadena de las Islas Galápagos.
Su caldera es pronunciada (5 x 6.5 km.) y prácticamente inaccesible, donde viven iguanas, leones marinos, tortugas y pingüinos. Se formó a lo largo de las múltiples erupciones y colapsos del volcán.

En su erupción del 4 de julio de 1968, una erupción explosiva clasificada como VEI4, se derrumbó la base de la caldera y se produjeron flujos piroclásticos. Este colapso tuvo lugar de forma asimétrica, alcanzando los 350 metros del sudeste de la caldera, que contiene un lago.

El derrumbe de una parte de la caldera este del volcán en 1988 produjo una avalancha de material volcánico que cubrió gran parte del fondo de la caldera y absorbió el lago de la caldera.

Noticias

12 de abril de 2009
    
Fuentes oficiales han confirmado que se ha producido una erupción el 10 de abril de 2009 a las 22:00 horas (hora local), en el volcán de las Islas Galápagos, que podría causar daños importantes en la fauna de la zona.

Según el Instituto Geofísico de Ecuador el volcán ha entrado en una nueva fase eruptiva.

El Parque Nacional Galápagos confirma que el Volcán La Cumbre empezó a emitir lava, gas y humo sobre la isla no habitada de Fernandina, después de cuatro años de inactividad. El parque ha explicado que la erupción del volcán no supone riesgo alguno para las personas que viven en la isla cercana de Isabela, sin embargo, la lava que está entrando en el mar podría afectar a la vida marina y a las iguanas terrestres, lobos y otro tipo de fauna que habitan la isla.

En las imágenes del satélite se ha podido apreciar una columna eruptiva de ceniza que se extiende 300 kilómetros al oeste del volcán.
Personal del Parque están sobrevolando la zona para verificar la localización de la erupción con mayor precisión, así como la extensión de los flujos de lava y su impacto en la flora y fauna de la zona.