AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Kelut

Localización: 7.9 S, 112.3 E

Altura: 1.731 m.

Kelut - Indonesia
    
Fotografía del lago del cráter en el Volcán Kelut (John Dvorak, U.S. Geological Survey. 11 de marzo de 1982).

Kelut es un estratovolcano activo situado en el este de la isla de Java. Se han registrado cinco erupciones del volcán durante el siglo XIV.

En los últimos 200 años, ha entrado en erupción en 15 ocasiones, la más reciente en 1990 fue explosiva (VEI=4) y produjo una gran nube. Miles de residentes fueron evacuados antes de su erupción, aunque unas 32 personas murieron, la mayoría por el derrumbe de sus casas. Entonces se destruyeron más de 500 casas y 50 colegios.  Las nubes piroclásticas alcanzaron los 55 kilómetros al sudoeste del volcán y los lahares destruyeron los terrenos utilizados para la agricultura.

Kelut contiene un lago en el cráter de su cumbre, origen de las erupciones más mortales del volcán. Una serie de domos de lava, cortados por numerosos cráteres, le han dado un perfil muy irregular.

La eyección de agua desde el lago, durante sus típicas erupciones cortas, pero violentas, han creado nubes piroclásticas y lahares que han causado una extensa destrucción.

Durante la erupción de 1919 fallecieron más de 5.000 personas. Desde entonces, un proyecto de ingeniería intentó drenar el lago del cráter, sin embargo, la siguiente erupción hizo que el lago ganara en profundidad. Después de las 20 víctimas mortales de la erupción de 1966, se construyó un túnel más profundo y el volumen del lago antes de la erupción de 1990 ya sólo era de 1 millón de metros cúbicos.

 

Noticias


8 de noviembre de 2007

Tras rebajarse la alerta, los residentes de las aldeas cercanas al volcán Kelud han sido autorizados a regresar a sus casas.  Al parecer, el volcán expulsó una acumulación gigante de lava fría que ha bloqueado el cráter impidiendo que salga más magma caliente.

Según Pak Surono, director del centro de Vulcanología y Gestión de Riesgos Geológicos de Bandung, encargado del control del Kelud, el volcán ya no genera la energía necesaria para provocar una erupción que pueda poner en peligro a los habitantes de las aldeas de las faldas del monte.

A pesar de haberse autorizado el regreso a sus casas, los vulcanólogos consideran que sigue existiendo peligro, ya que la temperatura en el interior del cráter supera los cien grados centígrados y el monte expulsa, desde hace dos días, columnas de humo y vapor de hasta un kilómetro de altura que podrían contener gases venenosos.

7 de noviembre de 2007

Según un vulcanólogo, Kelut entró en erupción el sábado, provocando el pánico entre los residentes que todavía viven en la zona, aunque hasta el momento no se ha informado que se hayan producido heridos.

Miles de personas habían sido evacuadas de las laderas del volcán, pero muchos se habían negado a marcharse, evitando las patrullas y los soldados.

Según los datos sísmicos, que mostraban un aumento de la actividad sísmica en la zona, la primera erupción se detectó a las 16:15 horas (09:15 GMT). Sin embargo, la erupción de lava o ceniza no se ha podido confirmar de forma visual debido a las nubes que se sitúan sobre el volcán.

Al parecer, se escuchó una fuerte explosión antes de que se desatara el pánico.
5 de noviembre de 2007

Según las informaciones emitidas desde Indonesia, el cráter del volcán ha alcanzado temperaturas superiores a los 90ºC. La elevada temperatura del lago del cráter indica que el magma está subiendo por el sistema de fallas y que probablemente se ha formado un domo de lava en el cráter, causa inequívoca de la elevada presión que hay en su interior.

Para los expertos, la elevada temperatura del vapor volcánico indica que durante las próximas horas o días, podría tener lugar una masiva explosión en el cráter. Además, las condiciones son cada vez más críticas, ya que además de los pequeños temblores en la tierra, también se están produciendo seísmos causados por los gases liberados desde el centro del cráter.

Toda la región alrededor del volcán se encuentra en alerta máxima por flujos de lodo y nubes piroclásticas.

Se han evacuado unas 100.000 personas que viven cerca del volcán, aunque todavía hay personas que permanecen en sus casas, bajo su propia responsabilidad y riesgo.

Según la información procedente de los postes de observación cercanos al volcán, hasta el momento, permanecen nubes de vapor sobre la zona del volcán cerrada al público durante la  erupción de 1990. Estas nubes cada vez ascienden más.

En estos instantes, ya no se reciben informes de la temperatura del lago del cráter, ya que el equipo de medición ha dejado de funcionar desde ayer por la tarde.

4 de noviembre de 2007
    
Las autoridades de Indonesia han desmentido la noticia que facilitaron ayer sobre la erupción del Monte Kelud, aunque han insistido que el nivel de alerta sigue siendo el más alto.

Los científicos del gobierno habían difundido que los detectores sísmicos de las faldas del volcán habían detectado terremotos continuos y una elevación de la temperatura del lago del cráter, lo que indicaba que había comenzado una erupción. Por todo ello, abandonaron sus  puestos de observación de forma precipitada, sin embargo no pudieron confirmar visualmente la erupción debido a las nubes que se mantenían sobre Kelud.

Se desconoce si han regresado a sus puestos.

El vulcanólogo, Surono, ha afirmado que en realidad Kelud no entró en erupción y que el equipo de monitoreo más cercano al volcán, todavía está funcionando.
Las noticias de la erupción del volcán habían logrado la evacuación de numerosas personas, aunque se calcula que unas 5.000 se han negado a abandonar las zonas cercanas al volcán, convencidas de que el volcán no va a entrar en erupción.

Las autoridades siguen confirmando que se espera una erupción peor que cualquier otra que haya tenido lugar en el volcán.

3 de noviembre de 2007

El Volcán Kelud ha entrado en erupción. Residentes y vulcanólogos abandonaron la montaña precipitadamente después de que las lecturas sísmicas indicaran que el volcán había comenzado su erupción.

Se calcula que unas 350.000 personas viven en un radio de unos 10 kilómetros del volcán. Hace dos semanas, las autoridades ordenaron la evacuación, sin embargo, muchos ignoraron las órdenes o regresaron a sus granjas. La actividad sísmica había aumentado durante los últimos días, registrándose más de 600 temblores en la noche del jueves.

El volcán se encuentra a tan sólo 90 kilómetros de Surabaya, la segunda ciudad más poblada del sudeste asiático.

Según explicaba Mohammed Hendrasto, científico del Instituto de Vulcanología, la reserva subterránea de magma empujaba hacia la superficie, pero se encontraba bloqueada por sedimento desde su erupción de 1990, por lo que una erupción del volcán, podría resultar en la peor de su historia.

A pesar de los datos facilitados, no existe confirmación visual de la erupción del volcán, debido a la intensa niebla y nubes que se mantienen sobre su cumbre.

Se ha recomendado a las personas que viven cerca del volcán, que abandonen la zona inmediatamente debido a la posibilidad de que se produzcan erupciones peligrosas.

2 de noviembre de 2007

Cientos de terremotos volcánicos bajo el Volcán Kelud indican una erupción inminente. El gobierno ha ordenado la evacuación de miles de personas.

El número de movimientos sísmicos ha aumentado considerablemente, mientras que la temperatura del lago del cráter es la más caliente desde que se pusiera en alerta máxima la zona.
Para el Instituto de Vulcanología que monitorea la zona, Kelud se encuentra en su fase crítica y podría erupcionar ahora.

El jueves, la policía fue casa por casa y utilizó megafonía para ordenar a los residentes a marcharse a los campamentos para refugiados. De las más de 100.000 personas que fueron evacuadas hace dos semanas, la mayoría había regresado o ni siquiera se había marchado. Algunas se encuentran a tan sólo tres kilómetros del cráter. Las que se quedaron firmaron un documento por el que manifestaban no pedir ningún tipo de compensación económica si resultaban heridas por una erupción o si perdían algún familiar.

19 de octubre de 2007

Según la Dirección del Directorado de Vulcanología y Geología en Bandung, la actividad del Volcán del Monte Kelud continúa aumentando, y aunque el nivel de temblores volcánicos ha disminuido, el proceso de deformación del cráter sigue incrementando, por lo que se cree que tendrá lugar una erupción de forma inminente.

Se prevé que el volcán emita gases venenosos y lodo.

El gobierno local del Distrito de Kediri ha movilizado cerca de 300 vehículos para proceder a las evacuaciones. Unas 22.000 personas han sido evacuadas de los sub-distritos cercanos, aunque desgraciadamente más de la mitad de los evacuados ha regresado a sus hogares.

El Organismo de Salud Mundial (WHO) también se ha implicado, valorando las necesidades sanitarias de la zona y activando una coordinación sanitaria en caso de un desastre.

Según las Naciones Unidas, cientos de personas de los servicios de asistencia médica y de emergencia han sido movilizados para estar preparados ante una erupción masiva de uno de los volcanes más mortíferos de Indonesia.

Las autoridades han ordenado la evacuación de 116.000 personas de las poblaciones más cercanas. Las autoridades de Indonesia han pedido a la población que no regrese a sus casas, ya que los expertos han advertido hoy que el volcán está a punto de entrar en erupción.

El número de temblores volcánicos ha disminuido durante los últimos días, de más de 500 seísmos, aunque no significa que no vaya a tener lugar la erupción.

18 de octubre de 2007

La Dirección del Directorado de Vulcanología y Geología en Bandung ha activado la alerta máxima en el Volcán Kelut, lo que indica una erupción inminente.

Según la Cruz Roja, el número de temblores volcánicos ha aumentado y la temperatura del agua en el cráter ha subido.

Las autoridades locales en Kediri y Blitar han empezado las evacuaciones de las 116.736 personas que viven en un radio de 10 kilómetros del cráter del volcán. Los evacuados están siendo realojados en colegios, edificios religiosos, plantaciones y otras instalaciones puestas a su disposición por el gobierno.

Al parecer, una erupción del volcán Kelut podría afectar a unas 290.000 personas, incluyendo 251.622 personas que residen en zonas cercanas al volcán.

En estos momentos, el gobierno de Indonesia no ha solicitado ayuda internacional, aunque las Naciones Unidas está considerando el envío de personal para valorar la situación y ayudar en la coordinación.

Miles de residentes, que habían sido evacuados, han regresado a sus casas desobedeciendo las órdenes de evacuación.

17 de octubre de 2007

Se calcula que unas 350.000 personas viven en un radio de 10 kilómetros del Volcán Kelut, plantando café, azúcar y frutas diversas.

Ante el temor de una posible erupción del volcán, las autoridades ultiman los preparativos para comenzar las evacuaciones de miles de personas.

16 de octubre de 2007

Indonesia ha advertido que el Volcán Kelud va a entrar en erupción y ha ordenado la evacuación de los residentes. Se ha decretado el nivel máximo de peligro, porque los científicos temen que tenga lugar una erupción de forma inminente.

La actividad del volcán suele comenzar con una explosión de vapor – cuando el magma alcanza el agua de la superficie. Este tipo de erupciones emite flujos de lodo caliente y nubes piroclásticas.

7 de octubre de 2007

El Volcán del Monte Kelud se encuentra en alerta de tercer nivel por una posible erupción. Indonesia se precipita en reforzar las presas y los túneles de drenado para controlar un posible flujo de lodo caliente.

Saut Simatupang, jefe del Servicio de Vulcanología de Indonesia, ha confirmado que se ha trabajado para reforzar y expandir las presas en el Este de la Isla de Java, con objeto de retener cualquier flujo mortal de lodo, en el caso de que el Monte Kelud pudiera entrar en erupción, en un futuro cercano.

Las presas y sistema de drenado están ahí para minimizar la devastación que pueda ocasionar el volcán. Los trabajos se están llevando a cabo contra reloj. Mientras tanto, el Centro de Preparación de Desastres y de Asistencia a Refugiados de Indonesia también está preparando un plan de emergencias. Ya se han recibido 50 tiendas para albergar los refugiados que podrían buscar refugio después del incidente.

El gobierno ha elaborado un plan de evacuación para unas 24.000 personas que viven junto a la zona de peligro.

30 de septiembre de 2007

Fuentes oficiales han confirmado que los científicos indonesios han elevado el nivel de alerta del Volcán Kelut, también llamado Kelud, al segundo nivel más alto de actividad eruptiva.

El volcán, situado en el este de Java, ha aumentado su actividad sísmica y elevado su temperatura durante los últimos cuatro días, lo que hace temer una próxima erupción.

Se ha pedido a los residentes que se alejen de los 1.731 metros del volcán.

28 de septiembre de 2007

El Volcán Kelut, situado en una zona altamente poblada, se encuentra en proceso eruptivo. El volcán se sitúa a unos 80 kilómetros de la ciudad de Surabaya.

La actividad volcánica tuvo lugar a las 21:00 horas, hora local. Un momento en el que la mayoría de las personas se encuentran en sus casas y, por lo tanto, son más vulnerables al derrumbe de las casas.

Durante las horas de tráfico, las personas pueden verse afectadas por el colapso de puentes y de otras infraestructuras de carretera.

21 de octubre de 2007

Miles de personas han sido obligadas a abandonar sus casas, algunas a punta de pistola, en las faldas de uno de los volcanes más mortales de Indonesia, después de que una serie de temblores subterráneos, el viernes, aumentaran el temor a una posible erupción inminente.

A principios de semana, los científicos elevaron el nivel de alerta al máximo, destacando que el incremento en la temperatura del lago del cráter y el violento movimiento detectado debajo, era un presagio de su próxima erupción.

Según Surono, vulcanólogo del Gobierno, el viernes, el magma intentó abrirse camino a través del lago del cráter, por lo que cualquier cosa podría suceder a partir de ahora.

Se teme que la presión tras el magma vuelva a acumularse y que la próxima vez que tenga lugar un evento similar, se produzca la explosiva erupción del volcán.

Para Sally Kuhn Sennert, vulcanóloga del U.S.G.S. y del Programa de Vulcanología Global del Instituto Smithsonian, el aumento de la temperatura del lago del cráter, el incremento del tamaño e intensidad de las plumas de gas y la deformación del suelo, observadas actualmente en el Monte Kelud, indican que podría tener lugar una erupción, sin embargo, tampoco garantizan que así sea. No obstante, la Vulcanóloga añadía que el volcán había entrado en erupción en otras ocasiones, sin previo aviso, por lo que su actividad era preocupante.