AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Ontake

Localización: 35.89ºN, 137.48ºE

Altura: 3.067 m.

Monte Ontake – Honshu – Japón

La cumbre del volcán On-take aporta una gran perspectiva de los Alpes del Norte de Japón en el horizonte. El volcán Norikura, otro estratovolcán masivo, forma la amplia meseta a mitad de distancia. Ontake se formó con una gran caldera de 4x5 km. Su primera erupción freática tuvo lugar en 1979, seguido de un largo periodo de quietud. (Fotografía: Lee Siebert. 1988. Por cortesía del Instituto Smithsonian).

El monte Ontake, conocido también como Monte Kiso Ontake y On-Take, es el segundo volcán más alto de Japón. Se encuentra situado en el extremo sur de los Alpes del Norte de Japón.

El cono de su cumbre se formó en una caldera de 4x5 km, situado en el extremo sur de la zona volcánica Norikura, que se extiende hacia el norte por el volcán Norikura hasta el volcán Yake-dake. El complejo volcánico más antiguo de Ontake consiste al menos de 4 estratovolcanes que se formaron desde hace unos 680.000 años a unos 420.000 años, después de que On-take estuviera inactivo durante más de 300.000 años.

Su primera erupción freática en la historia fue en 1979 y un deslizamiento de tierras no eruptivo tuvo lugar en 1984, causado por un lahar.

El volcán cuenta con cinco cráteres con lagos, conteniendo el lago más alto de Japón a 2.905 metros de altitud.

Ontake ha sido un volcán inactivo hasta octubre de 1979, cuando registró una serie de erupciones freáticas explosivas (VEI2), lanzando 200.000 toneladas de cenizas volcánicas al espacio.

Posteriormente, en 1991 y 2007 registró dos explosiones no explosivas menores.

El sábado, 27 de septiembre de 2014, sobre las 11:53 horas (hora UTC +9) el volcán registró una erupción VEI3 o 4. No se produjeron terremotos significativos que pudieran advertir a las autoridades de que iba a tener lugar una erupción freática. Al menos 40 personas resultaron heridas y 32 desaparecieron. El 7 de octubre de 2014, se confirmaba que el número de víctimas mortales de esta erupción fue de 56 personas.

Noticias


31 de octubre de 2014

Se ha informado que las nubes que cubren el volcán desde el 15 al 21 de octubre de 2014, han impedido observar la zona. No obstante, se han detectado nubes de cenizas volcánicas a 100-200 metros por encima del cráter del 16 al 18 de octubre. Igualmente, se observó una nube de cenizas el 19 de octubre.

Todavía hay 7 personas desaparecidas de la erupción que tuvo lugar el 27 de septiembre de 2014. Debido al clima, se han interrumpido las labores de búsqueda, que se esperan volverán a ponerse en marcha en primavera.

28 de septiembre de 2014

La Agencia de Meteorología de Japón ha advertido que el volcán Ontake ha producido una impresionante y repentina erupción cogiendo por sorpresa a los escaladores que había en la zona.

Con un sonido atronador, el monte lanzó plumas de cenizas volcánicas al cielo, desatando el pánico en los alrededores y cubriendo las zonas cercanas con cenizas volcánicas y pequeñas rocas.

Según fuentes oficiales, varias personas resultaron heridas, siete de ellas quedaron inconscientes.

Más de 50 personas han muerto durante este fenómeno geológico extremo.

En las imágenes, emitidas por los medios, se ha podido observar cómo un número indeterminado de escaladores que se encontraban en la zona, se vieron sorprendidos por la erupción que se aproximaba rápidamente hacia ellos desde la cumbre, envolviéndolos. Más de 250 personas quedaron aisladas en la montaña.

Las autoridades rápidamente activaron una alerta y advirtieron a los escaladores, residentes y senderistas de la caída de rocas y cenizas en un radio de acción de cuatro kilómetros del volcán.

Según la Agencia de Meteorología de Japón, el volcán entró en erupción poco antes del mediodía, aunque no se ha observado lava.

La erupción ha forzado el desvío de vuelos, aunque según han explicado, no ha afectado los vuelos de llegada y salida de Tokio.

El Primer Ministro, quien regresaba de los Estados Unidos el sábado, dio las instrucciones al Ejército para ayudar en las labores de rescate, ya que cerca de 200 personas se encontraban descendiendo la montaña cuando se produjo la erupción.