AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

San Salvador

Localización: 13.73ºN, 89.29ºW

Altura: 1.893 m.

San Salvador – El Salvador

El imponente volcán de San Salvador domina el paisaje oeste de la capital del país, la ciudad de San Salvador (imagen por cortesía de Rick Wunderman. Instituto Smithsonian. 1999).
El volcán de San Salvador domina el paisaje por encima de la ciudad de San Salvador, capital de El Salvador.

San Salvador, conocido también como Quetzaltepec, es un estratovolcán situado en el noroeste de la ciudad de San Salvador. Su cráter prácticamente se encuentra cubierto con una formación nueva, el volcán Boquerón.

Debido a su proximidad con la ciudad, cualquier actividad geológica del volcán, eruptiva o no, resulta un peligro potencial y podría provocar una destrucción catastrófica y la muerte de la ciudad. A pesar de ello, el volcán es un icono de la ciudad y muchas antenas de televisión y de radio se encuentran ubicadas en los picos de El Picacho y en el cráter del Boquerón. El Picacho es el pico predominante, situado a 1960 metros de altitud.

El Boquerón contiene una caldera de 6 kilómetros de ancho, formado por el colapso del antiguo volcán El Picacho y otro volcán en el noroeste hace unos 40 000 años.

La mayoría de las cuatro erupciones históricas en San Salvador han tenido lugar desde el siglo XVI en sus laderas, incluyendo las dos que se registraron en el siglo XVII desde la ladera noroeste de El Playón, cuando se produjeron explosiones y ríos de lava que causaron daños en zonas habitadas.

San Salvador ha entrado en erupción de forma intermitente durante más de 70 000 años. Las observaciones históricas de sus erupciones datan de hace unos 500 años. No obstante, desde principios del año 1500, sólo han tenido lugar tres erupciones, consistentes en una serie de pequeñas explosiones de magma basáltico de baja viscosidad y flujos de lava basáltica por las laderas del volcán.

Un depósito, conocido como G1, marca un episodio importante en la actividad explosiva del volcán. Este depósito G1 es extenso y localmente abarca más de 1 metro de grosor en un radio de 10 kilómetros del volcán.

Cerca de El Picacho, este depósito indica depósitos de flujos piroclásticos, así como flujos múltiples que se extienden a unos 6 kilómetros de la cumbre. También hay fragmentos de rocas. La naturaleza y volumen de este flujo y de los depósitos (de 2 a 8 kilómetros cúbicos), indican que fue una erupción explosiva que podría haber destruido el antiguo San Salvador y formado el cráter definido ahora por los picos de El Picacho y El Jabalí. Se calcula que esto pudo haber tenido lugar hace unos 40 000 a 50 000 años.

El volcán Boquerón explotó violentamente hace unos 800 años en una erupción que fue, quizás similar, aunque menor que la que produjo el depósito del G1. Se pueden encontrar depósitos piroclásticos.

La actividad más reciente en el volcán tuvo lugar en junio de 1917, cuando después de un terremoto, apareció humo en el cráter del volcán Boquerón y se abrieron varias fisuras en la ladera noroeste del volcán. Tras un mes de actividad volcánica, un lago en el cráter se había evaporado, y pequeñas explosiones formaron un cono de ceniza llamado Boqueroncito. La erupción duró varios meses y extrajo un río de lava de la ladera noroeste del volcán. Tras la erupción de 1917, las fumarolas continuaron en el volcán hasta finales de los 70.

Aunque no se ha registrado ninguna erupción desde hace más de 80 años en el volcán, sí que han tenido lugar eventos relacionados con el volcán. En 1982, las lluvias torrenciales provocaron deslizamientos de tierras en la ladera de El Picacho que llegó a la zona noroeste de la ciudad. El alud, con un volumen de entre 200 000 y 300 000 metros cúbicos, se transformó rápidamente en un lahar que viajó más de 4 kilómetros, destruyó varias casas y causó la muerte de unas 500 personas.

El volcán ha registrado más de 30 eventos volcánicos durante los últimos 40 000 años, aunque la media de frecuencia de erupciones es de 1 cada 1300 años.

Seguramente el volcán habrá entrado en erupción en otros momentos, sin embargo no habrán sido importantes porque no han quedado datos geológicos.

Lo cierto es que cualquier fenómeno volcánico en la zona puede ser un riesgo, debido a la proximidad de la ciudad.

Noticias


23 de marzo de 2012

El Servicio Nacional de Estudios Territoriales, conocido como SNET ha informado que se han registrado 8 terremotos en el volcán de El Salvador, ubicado al noroeste de la capital del país, y que cuenta con una población residente de unas 540 000 personas.

Como medida de precaución, se ha declarado una emergencia en la zona.

Según el SNET, los seísmos han sido sentidos por la población. Su magnitud ha oscilado entre los 2.2 y 3.3 grados en la escala de Richter, aunque también se han detectado 25 micro-seísmos.

Se cree que el volcán ha despertado después del terremoto de 7.4 grados que ha tenido lugar en México.

Según el Servicio de Sismología Nacional, después del terremoto se han registrado hasta 44 réplicas. Seis sobre los 5.0 grados, 25 por encima de 4.0 y el resto, inferiores a 3.0 grados.

Además de la cadena de seísmos que están teniendo lugar en San Salvador, se ha producido un terremoto de 4.3 en el océano Pacífico, al sur del estuario de San Diego.