Encontrarás todo lo que necesites Página Principal de AlertaTierra.com

VOLCANES  *  ESTADOS UNIDOS

Mount St. Helens

Localización: 46.2 N, 122.2 W

Altura: 2.549 m.

Mount St. Helens – Washington – Estados Unidos

         Estrato-volcán conocido como de las Cascadas. Lo más destacado de este volcán resulta ser que tras un siglo de quietud, el volcán despertó en marzo de 1980. Un terremoto de magnitud 4.0, seguido de dos meses de intensa actividad sísmica, con sismos superiores a esa cifra,  dieron lugar a erupciones de vapor que comenzaron en marzo y, posteriormente, el volcán demostró su fuerza haciendo una erupción en toda regla.

         Explosiones fuertes, nubes piroclásticas, explosiones menores...

         Todo un ejemplo a estudiar para prevenir otro tipo de erupciones.

Vista aérea del Monte St. Helens desde el Norte con vistas al Mount Margaret (US, Geological Survey) – Imagen por cortesía del USDA Forest Service, Mount St. Helens National Volcanic Monument.

Noticias

3 de mayo de 2014

El USGS informa que los niveles de magma en el interior del volcán Santa Helena están ascendiendo.

Según se indica en un informe reciente, el magma incandescente del volcán se desplaza de la montaña, por lo que se encuentra en una fase normal del volcán, la última fase de construcción del domo terminó en 2008.

Para los científicos del USGS, no existe un riesgo inminente de erupción, aunque predice que el volcán podría ser el siguiente en entrar en erupción de las Cascadas, quizás entre 20 y 200 años.

15 de febrero de 2011

Se ha registrado el segundo gran terremoto desde que entrara en erupción el monte Santa Helena. El seísmo, de magnitud 4,3 grados en la escala de Richter, tuvo lugar a unos 9 kilómetros del volcán.

El movimiento sísmico ha sido sentido en Astoria, el lago Oswego, el río Hood, e incluso en Bremerton, cerca de Seattle.

El último terremoto intenso similar al del lunes tuvo lugar hace unos 30 años como resultado del reajuste de la corteza terrestre, después de que el magma se filtrara por la falla, y terminó explosionando la parte alta de la montaña el 18 de mayo de 1980.

Según el sismólogo, Seth Moran, del Observatorio de Vulcanología de las Cascades, el seísmo del lunes se debe a un deslizamiento. La placa Juan de Fuca está introduciéndose bajo la placa de América del Norte, lo que hace que se produzca un seísmo cada vez que las placas se rozan, liberando energía.

El USGS ha informado que, aunque no se han producido daños, más de 900 personas escribieron mensajes informando que habían sentido el terremoto.

Desde su erupción en 1980, el monte Santa Elena ha registrado seísmos prácticamente a diario. El pasado mes de enero se detectaron una serie de seísmos en la misma zona donde se produjo el terremoto el lunes. Una zona que se conoce como la Zona Sísmica del Monte Sta. Helena y que se extiende desde la ubicación del volcán hasta 48 kilómetros al norte, en Morton, Washington.

El sismólogo ha explicado que el seísmo no es presagio de que vaya a tener lugar ninguna erupción ni de que se esté acumulando lava en el cráter, sino que sólo es el resultado del movimiento de las placas tectónicas bajo la superficie de la tierra a lo largo de la falla.

Sin embargo, el mismo sismólogo termina afirmando que aunque no saben exactamente lo que va a suceder, piensan que será el evento más intenso que se verá en la zona, ya que en los 30 años que han transcurrido desde la última erupción, sólo ha habido un evento de mayor intensidad.

 

17 de enero de 2008

Mientras sobrevolaba el Monte Santa Elena, John Pallister, científico del USGS se sorprendió al observar una línea de vapor bastante bien definida sobre el volcán. Al mismo tiempo, sus compañeros del USGS en tierra, detectaban un terremoto

de magnitud 2.9 en la escala de Richter, seguido de un seísmo inusualmente extenso, aunque de escasa intensidad. De hecho, el temblor siguió activo durante casi una hora y media, alcanzando 2.7 grados.

Los seísmos de este tipo suelen ser característicos cuando el magma o los gases se desplazan por debajo del volcán, como cuando el agua se mueve por una tubería. Un seísmo similar, de 55 minutos de duración, en octubre de 2004, hizo que el Servicio Forestal evacuara el Observatorio Johnston Ridge. Sin embargo, el que ha tenido lugar este domingo, no ha sido tan intenso como el de entonces, aún así, los científicos han decidido cancelar todas las excursiones al cráter.

El seísmo del domingo estuvo acompañado de un período en el que subió el nivel del suelo, cerca del siempre en expansión domo de lava. Los sensores han podido registrar un movimiento leve, aunque significativo, que indica que el volcán se estaba presurizando para una explosión.

Afortunadamente, dos días de relativa calma sísmica han restado algo de preocupación sobre cualquier posibilidad de una explosión de vapor y ceniza (la última tuvo lugar el 8 de marzo de 2005). Teniendo en cuenta que el volcán ya emite lava a la superficie, no existe un gran riesgo de que pueda estallar como en el año 2004. No obstante, los científicos no están seguros del significado de los temblores del domingo y se barajan varias teorías como que podría ser una fractura en el domo de lava…

Según el Observatorio de Vulcanología del Monte St. Helens, el nivel de alerta actual se encuentra en observación y para la aviación es el naranja. El domo de lava sigue aumentando en el interior del cráter, acompañado de movimientos sísmicos de escasa intensidad, emisiones de gases volcánicos y vapores, así como una mínima producción de ceniza. Sin embargo, la erupción podría aumentar su intensidad en cualquier momento, provocando lahares.

Se sigue monitoreando el volcán muy de cerca.

20 de Diciembre de 2006

Según el Observatorio de Vulcanología de Las Cascadas, el nuevo domo de lava del cráter del Monte Santa Elena continúa creciendo, acompañado por pequeños temblores, emisiones de vapor y gases volcánicos y una leve producción de ceniza. Durante este tipo de erupciones, puede tener lugar un cambio en el nivel de actividad del volcán en días o meses y la erupción podría intensificarse de pronto o con apenas aviso, así como producir explosiones que puedan ser un peligro para las zonas cercanas al cráter. También podrían tener lugar deslizamientos de material volcánico por el río Toutle y explosiones que produzcan nubes de ceniza que afecten al tránsito aéreo, por lo que se recomienda se evite la zona.

El nivel de alerta del volcán es el de OBSERVACIÓN y para la aviación el código NARANJA.

Es necesario destacar que, además, en el día de hoy, ha tenido lugar un temblor leve de magnitud 3.3 en la escala de Richter en una zona cercana al volcán, localizado en 46,101ºN y 118.517ºW.

14 de noviembre de 2006

Según el Observatorio de Vulcanología de las Cascadas, el nuevo domo de lava del interior del cráter en el Monte Santa Elena continúa creciendo, acompañado por movimientos sísmicos leves, emisiones de vapor y gases volcánicos, así como por una mínima emisión de ceniza. Durante este tipo de erupciones los cambios en el nivel de actividad del volcán pueden durar días o meses. La erupción podría intensificarse repentinamente, con o sin apenas aviso previo.

Al día de hoy, el Observatorio confirma que aunque la zona se encuentra cubierta por nubes y el nivel de la nieve ha descendido, los datos procedentes de los sensores indican que la erupción continúa con cambios importantes.

El USGS y la Universidad de Washington mantienen la zona bajo una estrecha vigilancia y emitirán cualquier tipo de actualización y cambios en los niveles de alerta.

El nivel de alerta del volcán se mantiene en: VIGILANCIA y para la aviación el Naranja.

24 de agosto de 2006

Pulsar sobre la fotografía para ver el video.

Monte Santa Elena

Película realizada con fotografías tomadas desde la Cámara Brutus (ubicada en la zona este del cráter de 1980 del Monte Santa Elena) entre el 2 y el 10 de agosto de 2006. La secuencia muestra la continua extrusión del creciente domo de lava del volcán. Después de la fotografía del día 5, tuvo lugar un temblor de magnitud 3.6. La siguiente imagen muestra que durante el seísmo, el segmento se volvió inestable durante un cierto tiempo. Las imágenes con un círculo son del 7 y del 8 de agosto cuando se sintió un temblor de 3.3. Los científicos suelen utilizar este tipo de observaciones para desarrollar y probar ideas sobre lo que causa una erupción y para anticiparse a los cambios en el comportamiento de un volcán (por cortesía del USGS, Observatorio Vulcanológico de las Cascades) – Archivo en AVI compromido, 1.3 M.

            El informe del día de hoy menciona que la zona se encuentra oscurecida por nubes. La actividad sísmica es baja con tan solo algunas caídas de rocas durante la noche.

         El nivel de alerta del volcán se mantiene en el 2 y para la aviación es el color naranja.

1 de julio de 2006

En la noche del 30 de junio al 1 de julio ha tenido lugar un duradera y brillante explosión del domo de lava a las 23:30 horas. El evento coincidió con un temblor de magnitud 3.3 en la escala de Richter que parece indicar el colapso de una sección del creciente domo de lava.

El nivel de alerta del volcán se sitúa en el 2, código de alerta para la aviación: naranja.

Siguen teniendo lugar pequeños temblores acompañados de la extrusión del domo de lava, cada 1-2 minutos, así como caída de rocas.

19 de junio de 2006

El nivel de alerta del Volcán se sitúa actualmente en el 2, código de alerta para la aviación: naranja.

Según el Observatorio de Vulcanología de las Cascades, el domo de lava dentro del cráter del Volcán del Monte Santa Elena continúa creciendo acompañado de pequeños temblores, emisiones de gases y vapores volcánicos y una leve producción de ceniza.

En los últimos días, se ha incrementado levemente la magnitud de los pequeños temblores, aunque no alcanza un grado en que pueda convertirse en una señal de alarma.

11 de junio de 2006

Nuevo crecimiento del domo de lava, visto desde el sur. (Fotografía: Steve Schilling. 5 de junio de 2006. Por cortesía del USGS).

El nivel de alerta actual del volcán se sitúa en el 2. Código de alerta de aviación: naranja.

Continúa el crecimiento del domo de lava en el cráter del Monte Santa Helena, acompañado por niveles bajos de temblores, emisiones de vapor y gases volcánicos y leve producción de ceniza.

La erupción podría intensificarse en cualquier momento, sin aviso previo o con escaso tiempo de alerta y producir importantes explosiones.

Bajo las condiciones actuales del volcán, pueden darse explosiones leves que produzcan columnas de ceniza. Esporádicamente puede haber caída de rocas.

Fuente: Observatorio Vulcanológico de las Cascades.

4 de junio de 2006

         Según el Observatorio de Vulcanología de las Cascades, el estado actual de alerta del volcán se encuentra en el nivel 2, código para la aviación: naranja.



         El domo de lava dentro del cráter del volcán continúa creciendo, acompañado de pequeños temblores, leves emisiones de vapores y gases volcánicos y una pequeña emisión de ceniza.

         Podría tener lugar una erupción en cualquier momento, de forma súbita o sin apenas aviso.

         Se espera que la mejora de las condiciones meteorológicas a principios de esta semana, facilite la observación del cráter del volcán.

31 de mayo de 2006

         Según los científicos que monitorean el volcán desde el Observatorio de Vulcanología de las Cascades, después del temblor de 3.1 en la escala de Richter que tuvo lugar el pasado lunes en la montaña, se observó una importante caída de rocas del domo de lava del cráter del volcán, así como una emisión de vapor y una nube de ceniza.

         Aunque los eventos no confirman una posible erupción, demuestran el asentamiento de magma en el domo de lava.

26 de mayo de 2006

         El estado de alerta del volcán se encuentra actualmente en el nivel 2, código de aviación: naranja.

Vídeo volcán Santa Elena

Pulse sobre la imagen para ver el vídeo.

El domo de lava del Mount St. Helens visto desde una cámara remota en Brutus (fotografía del USGS tomada el 18 de mayo de 2006). En cuanto a la “película”, muestra siete fotogramas unidos del crecimiento del domo de lava realizados desde el 12 hasta el 18 de mayo de 2006 (por cortesía del USGS y el Observatorio de Vulcanología de las Cascadas en los Estados Unidos). El vídeo tiene formato AVI.

         El domo de lava en el cráter del Monte Sta. Helena continúa creciendo, acompañado por movimientos sísmicos de intensidad leve, pequeñas emisiones de vapor y gases volcánicos y escasa producción de ceniza volcánica. Durante las erupciones, los cambios en el nivel de su actividad pueden tener lugar durante días o meses. La erupción podría intensificarse de forma súbita con apenas o ningún aviso previo y producir explosiones que causen situaciones peligrosas hasta a varios kilómetros del cráter.

         Según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA), las columnas de ceniza serán desplazadas por el viento en dirección noreste.

         Existe un riesgo potencial de erupciones que produzcan columnas de ceniza.

         Actualmente en la cumbre del volcán está nevando. Los temblores se mantienen en niveles similares a los de meses anteriores aunque, el número de movimientos sísmicos ha descendido ligeramente durante las últimas semanas.

Fuente: Cascades Vulcano Observatory (Estados Unidos).

6 de mayo de 2006

Un helicóptero sobrevuela la deformación en el cráter del Monte St. Helens, el viernes 28 de abril de 2006. (Fotografía: AP, Dan Dzurisin, del Observatorio de Vulcanología de Las Cascadas, por cortesía del USGS).

         Según el Instituto Nacional de Geología de los Estados Unidos (USGS), el Mount St. Helens se encuentra en nivel de alerta 2, código de alerta para la aviación: naranja.

         El bulto del nuevo domo de lava continua creciendo dentro del cráter del volcán, acompañado por un nivel bajo de seísmos, emisiones de gases y vapor volcánicos escasos y una pequeña producción de ceniza volcánica. ca.

           Sin embargo, la erupción podría intensificarse de pronto o prácticamente sin aviso alguno y producir explosiones realmente fuertes que causen daños a kilómetros del cráter.

         Por el momento, las vistas del cráter no son claras debido a las nubes existentes en la zona. Se espera que la climatología mejore y permita una mejor observación del volcán desde el Observatorio de Johnston Ridge el próximo lunes.

28 de abril de 2006

28 de abril de 2006. El cráter del Mount St. Helens y el nuevo domo visto desde el sur del cráter. También se puede apreciar Spirit Lake en la distancia. (Fotografía del USGS realizada por Dan Dzurisin, por cortesía del USGS).

         El nivel de alerta actual del volcán se encuentra en nivel 2, código de color para la aviación: naranja.

         Continúa la subida del nuevo domo de lava dentro del cráter del Mount St. Helens, así como movimientos sísmicos leves, emisiones de vapor y gases volcánicos y pequeñas producciones de ceniza.

         La erupción podría intensificarse en cualquier momento sin o con apenas aviso y producir explosiones peligrosas dentro de un radio de varios kilómetros alrededor del cráter.

         Según el Centro Oceánico y Atmosférico Nacional (NOAA), cualquier nube de ceniza podría ser empujada por el viento hacia el este y el noreste.

         Bajo estas condiciones, se pueden producir nubes de ceniza por encima de los 30.000 pies de altura.

         El USGS y la Universidad de Washington continúan monitoreando el volcán desde cerca y emitirán actualizaciones adicionales, así como avisos sobre cualquier modificación en el nivel de alerta.

Enero de 2006

         El nivel actual de alerta del volcán es el 2 y para la aviación el código es el naranja.

         Continúa el aumento de lava en el cráter del St. Helens, acompañado de niveles bajos de sismos, emisiones de vapor y gases volcánicas, así como producción menor de ceniza. Sin embargo, podría entrar en erupción en cualquier momento o con poco aviso y producir explosiones que puedan causar condiciones peligrosas a gran distancia del cráter.

         Peligro de ceniza volcánica para la aviación por emisiones a más de 30.000 pies de altura.

Octubre de 2005

         La cantidad de lava acumulada en el cráter del Monte St. Helens continúo aumentando durante octubre de 2005, así como microsismos, emisiones de gas y vapor, gases volcánicos y producción menor de ceniza.

         St. Helens continúa en nivel de alerta 2, color Naranja.

Fuente: US Geological Survey Cascades Volcano Observatory

Bibliografía

Volcán Monte Santa Elena - AlertaTierra

Copyright © 2005-2013 - AlertaTierra.com - Reservados todos los derechos - Politica de privacidad

ir al principio de la página