AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Caldera Vilama, Argentina (Caldera Eduardo Avaroa)

La imagen, no sólo muestra la Caldera Vilama, sino también otras calderas en una zona conocida como el Complejo de Calderas de Eduardo Avaroa (imagen por cortesía de la Sociedad Geológica de América).

Seguramente uno de los supervolcanes más ignorados y escondidos del mundo, situado en un Complejo de Calderas de Eduardo Avaroa, en una zona del altiplano de la Puna, cerca de la unión entre Argentina, Bolivia y Chile, la Caldera de Vilama podría ser el hermano gemelo de Yellowstone, aunque más al sur del mismo.

La masiva explosión de la prácticamente desconocida Caldera de Vilama, en Argentina, parece haber sido muy similar a la explosión de la Caldera de Yellowstone.
 
La Caldera de Vilama con su Laguna (fotografía: Miguel Soler, por cortesía de Spiegel).
Según el geólogo, Miguel M. Soler, de la Universidad Nacional de Jujuy, en San Salvador de Jujuy, Argentina, la Caldera se formó por un solo evento que emitió aproximadamente 2.000 kilómetros cúbicos de material piroclástico. Por el volumen de ceniza y material piroclástico y el tamaño de la caldera, su erupción se considera una de las más grandes conocidas en todo el mundo.

Al parecer, el magma de Vilama fue creado en un proceso complejo de fusión de la corteza, causado por la Placa Sudamericana al chocar contra la Placa de Nazca al oeste. El resultado, desencadenó gigantescas erupciones de la caldera. Probablemente, el detonador para su mega-erupción fue el mismo agente que le dio su forma de campo de fútbol: las fallas tectónicas en el techo de la cámara de magma, que pueden haberse formado por su propia inestabilidad o por las tensiones de la corteza.

Situada en uno de los lugares más secos de la Tierra, la Caldera de Vilama contrariamente a la Caldera de Yellowstone es muy difícil de estudiar, ya que no tiene capas de piedra volcánica expuestas para su estudio. Además, su situación topográfica no es una ayuda, ya que el trabajo de campo resulta bastante difícil.

Fuente: Sociedad Geológica de América (2006).