AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Lo que se puede hacer

AVISO IMPORTANTE


La Comunidad Científica había alcanzado un consenso en cuanto al cambio climático. Durante años se habló del cambio climático y del calentamiento global. provocado por el hombre, así como de las consecuencias para nuestro planeta y para la humanidad. Sin embargo, hoy en día son muchos los científicos que ya no creen en el calentamiento global y, por ende, en el cambio climático, y empiezan a buscar otras explicaciones para justificar los cambios del clima y los fenómenos naturales extremos e históricos que están teniendo lugar. A pesar de estar convencidos de que no existe tal calentamiento global, en lugar de eliminar todo cuanto se ha hablado sobre los efectos del calentamiento global y el cambio climático, desde AlertaTierra.com hemos pensado que el público debe seguir teniendo acceso a esta información, por lo tanto, seguiremos contando con esta parte de nuestra web en la que hablábamos sobre el cambio climático.
Dicho lo anterior, tenga en cuenta que visto que el calentamiento global parece haber sido una gran mentira, ya no debería tener validez lo mencionado en esta página. Gracias.


Turbina eólica. Laboratorio de Energía Renovable.

    Nuestro clima está cambiando. Cómo respondamos al cambio climático determinará nuestro futuro, nuestra economía, el medio ambiente y nuestra comunidad. Ya no se trata de convencer sobre el futuro cambio climático porque lo estamos viviendo aquí y ahora. Lo importante es lo que uno piensa hacer al respecto.

La mayoría de las cosas que se hacen a lo largo del día, liberan gases nocivos a la atmósfera. Sin embargo, hay muchas cosas que se pueden hacer para reducirlos. Todos podemos y debemos poner algo de nuestra parte porque quien vive en la ignorancia, nada puede hacer, pero quien es consciente del daño, tiene una obligación moral para actuar al respecto.

Los gases de invernadero (por ejemplo, el dióxido de carbono)  absorben y vuelven a emitir la radiación de onda larga, devolviéndola a la superficie terrestre, causando el aumento de temperatura, fenómeno denominado Efecto Invernadero. Estos gases se liberan cuando se utiliza energía para conducir, cuando se usa la electricidad para iluminar y calentar nuestra casa y mediante otras actividades que soportan nuestra calidad de vida. Podemos reducir estos gases con unas medidas muy simples; cambiando las bombillas por bombillas de bajo consumo e inflando las ruedas adecuadamente.

Hacer algo para reducir la emisión de gases depende de lo que hagamos de forma individual allí donde nos encontremos. Además, pídale a su gobierno local, regional y nacional que ponga de su parte. Entre todos podemos hacer mucho para ayudar al Planeta y a nuestro futuro.

Algunas medidas que se pueden tomar para reducir la emisión de los gases que producen el efecto invernadero

En casa

Con sólo unos pequeños cambios en casa y en nuestro jardín, podemos ayudar a reducir la emisión de gases invernadero y, además, ahorrar dinero.



Cambiar 5 bombillas: cambie cinco bombillas de las que usa en casa por bombillas de bajo consumo. La próxima vez que tenga que comprar algún material eléctrico para su casa, compruebe que se encuentra etiquetado con la estrella de ahorro de energía.
Calentar y enfriar de forma razonable. Limpie los filtros del aire acondicionado de forma regular y utilice la calefacción y aire acondicionado de forma razonable, a una temperatura normal, sin llegar a los extremos.
Selle su casa. Tape las grietas y las rendijas que hay en las ventanas y puertas. Así evitará que se vayan el calor y el frío y también se sentirá más cómodo en casa.
Use energía verde. La energía verde proviene de fuentes renovables como el viento y el sol. Siempre que pueda, use la energía verde. Todavía puede contribuir más si instala paneles solares. Infórmese de las subvenciones que hay para ayudarle a instalar este tipo de materiales.
Reducir, re-usar y reciclar. Si existe algún programa de reciclado donde reside, infórmese. Reduzca el gasto, vuelva a usar materiales y recicle.
Si tiene jardín, utilice una cortadora de césped que funcione empujándola. Este tipo de cortadora no utiliza energía y no emite gases nocivos.
Ahorre agua. Todos podemos ahorrar agua. No deje el grifo abierto mientras se cepilla los dientes o se afeita. No use la taza del inodoro como una papelera. Dúchese en lugar de bañarse. Procure ahorrar toda el agua caliente que pueda. Evite pérdidas de agua en los grifos. Repare las averías.
Convencer a otros.  Explique a 5 amigos y familiares lo que pueden hacer para contribuir a este proyecto.  De esta forma, conseguirá que más hogares sigan los pasos para ahorrar en la emisión de gases invernadero.

En el trabajo

En las oficinas y en los negocios, se usa una gran cantidad de energía. La calefacción, el aire acondicionado, la luz, los equipos electrónicos...

Use equipos que ahorren energía. A la hora de adquirir equipos informáticos, compre material que pueda ahorrar energía.
Apague las luces que no se estén utilizando. Si puede iluminar su lugar de trabajo con luz natural, mejor.

Utilice bombillas de bajo consumo. Cuando tenga que comprar material eléctrico, que éste sea de ahorro de energía.
Gaste menos para llegar al trabajo. Siempre que pueda, procure ir al trabajo usando el transporte público, vaya en bici o en tren. Los trayectos cortos en coche, cuando éste todavía está frío, causan un consumo mayor y, por lo tanto, emiten más dióxido de carbono. Si no tiene más remedio que usar el coche, procure usar un vehículo que gaste menos, preparado para no alterar o alterar menos el medio ambiente.
Reducir, re-usar y reciclar. Si existe algún programa de reciclado donde trabaja, sígalo. Reduzca el gasto, vuelva a usar materiales y recicle. Vuelva a usar cartuchos de tinta, utilice papel reciclado...  

En la carretera

Usar gasolina o diesel emite dióxido de carbono a la atmósfera y contribuye al cambio climático, pero estas emisiones se pueden reducir mejorando las condiciones energéticas de su coche.

Compre de forma inteligente: antes de comprar un vehículo, compruebe su aportación de gases nocivos a la atmósfera. Compre el que menos emita, ajustado a su presupuesto. Verifique si su coche es Flexible a la hora de utilizar gasolina. Algunos vehículos pueden usar un compuesto que contiene un 85% de etanol o la gasolina tradicional. El etanol proviene del maíz y emite menos dióxido de carbono. (Ya existen aproximadamente unos 5 millones de vehículos con esta característica).
Conduzca racionalmente. Para ahorrar y, además, reducir la emisión de gases de efecto invernadero, procure no frenar y acelerar constantemente. Evite acelerar de forma brusca y no deje el motor en marcha cuando esté hablando con los amigos.
Mantenimiento. Un coche bien mantenido será más eficiente y emitirá menos gases dañinos. Además, ¡es mucho más seguro!
Compruebe las ruedas. Compruebe la presión de los neumáticos con regularidad.  Un inflado incorrecto gasta más energía.
Reuniones a larga distancia. Siempre que pueda, evite desplazamientos innecesarios. Si puede, mantenga sus reuniones por video-conferencia. Evitará el viaje en un medio de transporte, el gasto y reducirá la emisión de gases invernadero.

En vacaciones

Cuando esté de vacaciones o tenga un rato libre, procure usar el transporte público, la bicicleta o camine. Si deja su coche en casa sólo dos días a la semana, reducirá los gases que se emiten a la atmósfera.

En su centro de estudios

Los estudiantes, profesores, educadores y directores de los centros de estudios pueden contribuir en la reducción de los gases causantes del efecto invernadero.

Estudiantes

Implíquese en actividades que puedan reducir la emisión de gases nocivos.
Intente convencer a otros para que se unan a la iniciativa y ahorren en la emisión de los gases de efecto invernadero.
Trabaje en conjunto con profesores y directores para buscar soluciones en su centro de estudios.

Profesores y educadores

Enseñe a sus alumnos sobre el cambio climático y el efecto que causa en los ecosistemas.
Informe a sus alumnos sobre lo que pueden hacer en sus casas para reducir la emisión de los gases de efecto invernadero.
Investigue lo que hacen otros centros para ahorrar en la emisión de los gases y únase a la iniciativa.

Directores

Ahorrar. Puede ahorrar en su centro y, además, emitir menos gases de efecto invernadero si cambia los materiales que utilizan en su centro por otros de bajo consumo.
Reducir, re-usar y reciclar. Invente un programa de reciclado y llévelo a la práctica en su centro. Reduzca el gasto, vuelva a usar materiales y recicle. Vuelva a usar cartuchos de tinta, recicle las pilas, utilice papel reciclado...  

Gobiernos

Los gobiernos (a nivel nacional, regional, local...), pueden tomar medidas para reducir la emisión de gases de efecto invernadero utilizando energías renovables que, además, facilitarán un importante ahorro, crearán empleos y promocionarán el crecimiento saludable.

Con la potestad de un gobierno se pueden hacer muchas cosas de suma importancia.

Como ciudadanos, es importante comprobar que nuestros gobernantes cumplen con las medidas de ahorro y pedirles que lo hagan.




Mejorar la energía en los edificios y equipo. Utilizar paneles solares y/o energías renovables en los edificios y equipo del gobierno. Subvencionar a los particulares que quieran adherirse a la iniciativa.
Instalar y hacer instalar tejados altamente reflectantes. De esta manera se ahorra dinero y se reduce la emisión. Un tejado reflectante evitará que los aparatos de calor y/o frío tengan que trabajar a mayor potencia.
Equipo. Adquirir equipos informáticos, fotocopiadores y demás material de uso en una oficina, con la garantía de que reduce el consumo y la emisión de gases de efecto invernadero.
Informar. Realizar campañas para informar a la población sobre cómo se pueden reducir las emisiones de gases de invernadero y los efectos del cambio climático.
Transporte público. Un sistema efectivo de transporte público puede reducir considerablemente la emisión de gases de efecto invernadero, además de ayudar a descongestionar el tráfico.
Utilizar energías limpias en los vehículos del gobierno.
Crear carriles seguros para bicicletas. Esto reducirá el uso de los vehículos, evitará los problemas de tráfico y reducirá la emisión de gases de efecto invernadero.
Crear más zonas verdes y proteger las ya existentes.
Recogida de Basura. Tratar y reciclar la basura. Cargar un impuesto individual por el número de basura que se tira, incentiva al ahorro.

 


Bibliografía:

Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (página en inglés) http://www.epa.gov/
Mapa de consecuencias climáticas globales (página en inglés) http://www.climatehotmap.org
Unión de Científicos Preocupados (página en inglés) http://www.ucsusa.org
Agencia de Protección Medioambiental de los Estados Unidos (página en inglés) http://www.epa.gov/
Calentamiento global: señales (página en inglés) http://www.climatehotmap.org
Fundación para el Desarrollo Sustentable. http://www.fundacionsustentable.org/
Sierra Club (página en inglés) http://www.sierraclub.org
Reducción de los gases fluorados de efecto invernadero http://europa.eu/scadplus/leg/es/lvb/l28138.htm
Una Verdad Incómoda - Climatecrisis (página en inglés) http://climatecrisis.org