AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Inundaciones

Praga durante la inundación de agosto de 2002 y un año después (imágenes de: Jana Sustova, Jitka Podzimkova, Igor Zigalov).

¿Qué se conoce como inundación?

Una inundación es un evento natural que se produce en las corrientes de agua como resultado de lluvias intensas o continuas que, al sobrepasar la capacidad de absorción del terreno y de los cauces, desbordan e inundan extensiones. También puede ser causada por la subida de mareas por encima del nivel habitual o por avalanchas causadas por tsunamis.


La Unión Europea define inundación como agua que cubre la tierra que normalmente no está cubierta por el agua. En el sentido de que “fluye el agua”, la palabra también se puede aplicar a la entrada de la marea. La inundación puede tener lugar por el desbordamiento de agua, como en un río o lago, en el que el agua se desborda o rompe diques, lo que hace que el agua escape de sus límites habituales, o puede suceder que debido a la acumulación de agua de lluvia, en un suelo saturado, se inunde un área. También pueden darse inundaciones cuando los ríos aumentan su flujo de agua por encima de la capacidad del canal del río, especialmente en los márgenes o meandros.

Las inundaciones suelen causar daños en casas y negocios si se encuentran en zonas cercanas a ríos.

Algunas inundaciones se forman lentamente, mientras que otras tienen lugar de forma repentina, y pueden producirse en solo unos minutos y sin signos visibles de lluvia. Además, las inundaciones pueden ser locales, afectando a un barrio o comunidad, o muy amplias, afectando a todo un valle.

Las inundaciones son los desastres naturales más comunes y extensos del planeta, excepto el fuego. Casi todos los países, regiones o zonas han experimentado en alguna ocasión una inundación,  después de lluvias fuertes, lluvias torrenciales, tormentas, o una copiosa nevada.

También se conocen inundaciones mitológicas que son mitos de una gran inundación provocada por una deidad para destruir una civilización, y aparecen en la mitología de muchas culturas.

¿Cuáles son las causas?

En el área mediterránea se da el fenómeno de la gota fría, que es un embolsamiento de aire a muy baja temperatura en las capas medias y altas de la atmósfera que, al chocar con el aire cálido y húmedo que asciende del mar, provoca intensas precipitaciones y la posterior inundación.

En Asia oriental la principal causa de las crecidas fluviales son las lluvias torrenciales causadas por el monzón, asociadas muchas veces con tifones. Se presentan en verano y afectan a amplias zonas entre las que destaca el golfo de Bengala, zona de mayor precipitación media del globo.

Los huracanes son una versión caribeña de los tifones, que asolan temporalmente la región del golfo de México causando inundaciones por las olas, de hasta ocho metros, asociadas a los fuertes vientos, y por las lluvias intensas motivadas por la misma baja térmica. También las tormentas tropicales suelen causar lluvias muy fuertes.

Subidas bruscas de temperatura pueden provocar crecidas en los ríos por la rápida fusión de las nieves, esto se da sobre todo en primavera, cuando el deshielo es mayor, o tras fuertes nevadas en cotas inusuales, que tras la ola de frío se funden provocando riadas.

Los maremotos o tsunamis también son una causa posible de inundación, ya que el séismo marino provoca una serie de ondas que se traducen en olas gigantes de devastador efecto en las costas afectadas. Estas catástrofes se suelen dar en el área del Pacífico, de mayor actividad sísmica.

Las inundaciones no son ajenas a la ocupación del suelo. El caudal de los ríos es normalmente muy variable a lo largo de los años. En efecto, la  hidrología  establece para los ríos una gama de caudales máximos asociados al tiempo de retorno. Generalmente las poblaciones locales, cuando hace mucho tiempo que se encuentran asentadas en el lugar tienen conocimiento de las áreas ocupadas por las  avenidas del río o barranco, y así respetan el espacio de éste y sus cauces, evitando la ocupación del mismo y por ello la inundación de sus centros poblados.

Tipos de inundaciones

Aérea (relacionada con el agua de lluvia). Las inundaciones pueden tener lugar en zonas bajas o llanas cuando el suelo se ve saturado y el agua no puede discurrir o no puede desplazarse lo suficientemente rápido, por lo que se acumula.

Las inundaciones pueden formarse si el agua cae sobre una superficie impermeable, como el hormigón o la tierra congelada, y no se puede disipar en la tierra.

La lluvia torrencial, localmente intensa, registrada por una serie de tormentas desplazándose en una misma área puede causar inundaciones repentinas cuando el agua de lluvia excede la capacidad de drenaje de la zona.

Fluvial. Los flujos de ríos pueden aumentar sus caudales a un ritmo diferente, desde un par de minutos hasta semanas, dependiendo del tipo de río y de la fuente del aumento de agua.

Las inundaciones lentas suelen suceder habitualmente en ríos amplios. El aumento en su caudal puede ser consecuencia de una lluvia persistente, de un deshielo de nieve rápido, de monzones, o ciclones tropicales. Las inundaciones locales pueden ser causadas o exacerbadas por obstrucciones en el drenaje, como deslizamientos de tierras, hielo o escombros.

Las inundaciones rápidas, como las inundaciones repentinas, suelen suceder con mayor frecuencia en ríos pequeños, ríos con valles escarpados, ríos que fluyen mayormente sobre terreno impermeable, o ramblas. La causa puede ser la precipitación torrencial (tormentas intensas) o la repentina liberación de agua por una presa, deslizamiento de tierra o glaciar.

Estuarios y costeros. Las inundaciones en estuarios suelen ser causadas por la combinación de mareas altas provocadas por los vientos y presiones barométricas bajas, y pueden verse empeoradas por un flujo de río alto, río arriba.

Las zonas costeras pueden verse inundadas por eventos que tienen lugar en el mar, resultando en olas que superan las defensas, o por un tsunami, o por ciclones tropicales. Una elevación de la marea por una tormenta, bien por un ciclón tropical o extratropical, también lo puede ocasionar.

Inundaciones urbanas. Una inundación urbana es una inundación de una propiedad situada en un medioambiente construido, especialmente en zonas densamente pobladas, causado por una cantidad de lluvia que supera la capacidad de los sistemas de drenaje. Aunque en ocasiones puede estar provocada por una inundación repentina, o por el deshielo de nieve, una inundación urbana se caracteriza por su impacto reiterado y sistémico en las comunidades.

Existen distintos medios por los que el agua de las tormentas puede entrar en las propiedades; porque resume por las tuberías de alcantarillado, los aseos y alcantarillas a los edificios; por la acumulación de agua en calles; y por el desbordamiento de zonas como ríos, arroyos y lagos.

La inundación en zonas urbanas resulta un riesgo para la población y para la infraestructura.

Catastróficas. Las inundaciones catastróficas suelen estar asociadas con fallos importantes en las infraestructuras como el derrumbe de una presa, pero también pueden ser causadas por daños producidos por un terremoto o erupción volcánica.

A su vez, las inundaciones pueden ser:

Inundaciones lentas. Se producen cuando tienen lugar lluvias persistentes y generalizadas dentro de una amplia zona de terreno, generando un paulatino incremento de los caudales de los ríos hasta superar la capacidad máxima de almacenamiento.

Inundaciones súbitas. Son producidas en ríos de montaña y originadas por lluvias torrenciales. El agua pluvial caída en la montaña fluye hacia la zona baja con gran fuerza y presión, desbordándose e inundando todo.

Los efectos de las inundaciones

Efectos primarios. Los efectos primarios causados por las inundaciones incluyen la pérdida de vidas, el daño a edificios y otras estructuras, incluyendo puentes, sistemas de alcantarillado, carreteras y canales.

Las inundaciones con frecuencia también dañan las transmisiones energéticas, que pueden provocar la pérdida de suministro eléctrico, interrumpiendo a su vez el suministro de agua potable y el tratamiento de aguas residuales.

La falta de agua potable combinado con el agua sin tratar en el agua estancada aumenta el riesgo de que se desarrollen enfermedades, como por ejemplo el cólera.

Los daños en carreteras y en las infraestructuras de transportes pueden dificultar el desplazamiento de la ayuda para los damnificados y el acceso a los servicios de emergencia y de rescate.

Las aguas suelen inundar granjas y cultivos, haciendo que la tierra quede inutilizada y evitando que se pueda recoger lo sembrado, lo que puede causar una escasez de alimentos tanto para las personas como para los animales de granja.

Por inundaciones extremas se pueden perder las cosechas de todo un país.

Efectos secundarios y a largo plazo. Las pérdidas económicas por una falta temporal de turismo, los gastos de reconstrucción, o la falta de alimentos, conducen a un aumento de los precios; un efecto secundario muy común de las inundaciones extremas.

El impacto en los damnificados puede causar daños psicológicos, especialmente donde se han registrado daños personales, víctimas mortales, heridos graves y pérdidas de viviendas.

Las inundaciones urbanas pueden dejar casas con humedades, lo que está relacionado con enfermedades respiratorias y con otro tipo de enfermedades. Las inundaciones urbanas también tienen un impacto importante en los barrios afectados.

Pronosticar inundaciones

Pronosticar las inundaciones antes de que tengan lugar permite tomar precauciones y avisar a las personas de forma que puedan estar preparadas con tiempo para afrontar las condiciones que provocan las inundaciones. Por ejemplo, los granjeros pueden llevarse los animales de las zonas bajas a zonas más elevadas, se pueden poner en marcha provisiones de emergencia, rutas de emergencia, desplegar sacos de arena, retirar muebles a zonas altas de una casa, evacuar un barrio, etcétera.

Para mejorar los pronósticos de inundaciones, lo mejor es contar con datos históricos relacionados con los flujos de arroyos y datos pluviales. Utilizar estos datos combinados puede dar un conocimiento real de la capacidad volumétrica en determinadas zonas, como la capacidad de los embalses, niveles de agua subterránea, el grado de saturación de una zona con acuíferos…

El radar puede dar una cuantificación estimada de la lluvia y ayudar en las técnicas de pronóstico del tiempo. En zonas donde existen datos de alta calidad, se puede calcular la intensidad y altura de una inundación con bastante precisión y con tiempo de antelación.

¿Cómo afrontar las inundaciones?

Los consejos que le vamos a dar a continuación son un mero resumen, una introducción a las medidas que puede tomar para afrontar una inundación con mayores garantías. Si desea informarse con mayor amplitud y prepararse para esta situación, le invitamos a consultar nuestro plan de preparación de emergencias. Un documento imprescindible que no puede faltar en su biblioteca personal.

Antes de una inundación. Contar con:

Agua potable para al menos 3 días.
Alimentos para al menos 2 días. Alimentos no perecederos y fáciles de preparar.
Pilas y una radio que funcione a pilas.
Linterna (a pilas).
Kit de primeros auxilios.
Medicamentos (para 7 días).
Herramientas.
Dinero en efectivo.
Mantas de emergencia.
Mapa de la zona.
Suministros para bebés.
Suministros para mascotas.
Copias de llaves de la casa y del vehículo.
Ropa extra, sombrero y zapatos fuertes.
Repelente para mosquitos y cremas para el sol.

Durante una inundación.

Siga las instrucciones de los servicios de emergencias.
Esté atento a los partes meteorológicos.
Esté preparado para evacuar la zona.
Cuando emitan una alerta por inundación, márchese a una zona elevada, más segura.
Aléjese de las zonas inundadas.
No atraviese calles ni carreteras inundadas.
Mantenga a los niños fuera de las aguas.
No se arriesgue a entrar en zonas inundadas, especialmente por la noche.
Compruebe si su seguro tiene cobertura para este tipo de situaciones.

Después de una inundación.

Regrese a su casa solo cuando las autoridades declaren la zona como segura.
Antes de entrar en casa, compruebe los tendidos eléctricos, líneas de gas dañadas, grietas en la estructura y otros daños posibles.
No entre si hay zonas derrumbadas o dañadas.
Tenga cuidado con los animales sueltos.
Si percibe un olor extraño a gas, márchese de inmediato y avise a los bomberos.
Si hay cables sueltos, no pise zonas mojadas.
Mantenga a los niños y animales fuera de las zonas inundadas.
En las tareas de limpieza, utilice prendas, guantes y botas especiales.
Asegúrese que las bebidas y los alimentos están seguros y no se han visto contaminados.

Mitos y religión

Las inundaciones mitológicas se encuentran en multitud de culturas y religiones. Como ejemplo principal, la descripción de una inundación histórica en el Génesis, que resulta de gran importancia para los judíos y cristianos.

En el año 2005 varios países del centro de Europa, como Rumanía, Suiza, Austria, Alemania, Eslovenia, Polonia, Bulgaria y Moldavia, sufrieron inundaciones.




Bibliografía:


NHS Choices. UK Department of Health.
Proyecto Norteamericano de Concienciación sobre las Olas de Calor (página en inglés) http://www.isse.ucar.edu
Departamento de Servicios Humanitarios y de Salud, Centro de Control y Prevención de Desastres (página en inglés) http://www.bt.cdc.gov
Cruz Roja Internacional http://www.redcross.org/
Centro de Desastres de Estados Unidos (página en inglés) http://www.disastercenter.com
El País, prensa nacional de España.
Fema (página en inglés) http://www.fema.gov
Red Meteorológica http://www.meteored.com
Instituto de Meteorología de Francia (página en francés) http://www.meteofrance.com
The Christian Science Monitor (página en inglés) http://www.csmonitor.com
Educación y Cultura. http://www.alejandria.cl
Instituto Nacional de Meteorología de España – Efemérides. http://www.inm.es
Metoffice.gov.uk
Centro Nacional de Prevención de Desastres de México. Cenapred.
Cruz Roja Internacional.
Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia.
Enciclopedia Wilkipedia.
Radio Praga.
“Protecting your businesses” FEMA.
“Flood Warnings”. Environment Agency. 2013.
“Australia Rainfall and river conditions”. 2013.
“Worst Natural Disastres in History”. NBC. 2012.
“The World´s largests floods, past and present: Their causes and magnitudes”. Washington D.C. USGS.
U.S. Centers for Disease Control and Prevention. Healthy Water – Flood Water Exposure, health risks, cleanup of flood waters, and links to flood resources.
Associated Programme on Flood Management from the World Meteorological Organization.
Flood Risk Management Research Consortium.
International Flood Initiative.
Un-CECAR. Research and courses on flood disaster risk management and climate change adaption.
U.S. Billion-dollar Weather and Climate Disasters.
NOOA.