AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Tormentas eléctricas

Fotografía de un relámpago durante una tormenta. Realizada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, por cortesía del FEMA.

Mientras que un trueno no puede hacerle daño alguno, los relámpagos sí.  Un solo relámpago puede contener más de 15 millones de voltios. Son explosiones de luz que se originan por una chispa eléctrica que salta entre nubes de tormenta o bien entre una nube y el suelo. Por eso es importante que cuando tenga lugar una tormenta con relámpagos, sepa analizar la situación y actuar en consecuencia.


Si lo comparamos con un huracán, en realidad las tormentas eléctricas apenas afectan a una pequeña zona de terreno. Además, una tormenta típica puede alcanzar un diámetro de 24 kilómetros y no suele llegar a la hora de duración.

¿Cómo calcular la distancia a la que se encuentra la tormenta?

Para averiguar la distancia a la que se encuentra la tormenta, se cuentan los segundos que hay entre el relámpago y el trueno. Cada tres segundos representa un kilómetro de distancia. Es decir, se cuentan los segundos y se dividen por tres para calcular la distancia que nos separa de la tormenta.

 

(cortesía de Galeón Hispavista)

Pero, a pesar de lo bonito e interesante que pueda parecer, un relámpago es peligroso y mata a muchas personas cada año.

Fotografía de un relámpago durante una tormenta. Realizada por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos, por cortesía del FEMA.

Cuando alcanzan límites importantes, las tormentas eléctricas pueden producir fuertes vientos o granizo, que se desarrollan debido a la alta inestabilidad. Estas tormentas también son conocidas como pulsos.


Granizo caído durante una tormenta. (Fotografía del Laboratorio Nacional de Tormentas Severas de los Estados Unidos: http://www.nssl.noaa.gov/)

Las tormentas eléctricas pueden suceder en cualquier lugar del mundo y a cualquier hora del día, aunque son más comunes en primavera y verano. Todas las tormentas eléctricas producen truenos y relámpagos, sin embargo, no todas se convierten en tormentas eléctricas severas. Algunas tienen potencial de producir fuertes vientos, granizo, lluvia torrencial, inundaciones y tornados.

Según el  sistema de detección mundial de meteorología, diariamente, se producen en el mundo unas 44.000 tormentas y se generan más de 8.000.000 de rayos.

¿Cómo se forman?

Hacen falta tres ingredientes básicos para ello.  Lo principal es la humedad (vapor de agua) en el nivel más inferior de la atmósfera. El aire sobre el nivel más bajo debe enfriarse rápidamente y en la zona más cercana al suelo debe estar muy fría. Finalmente, se necesita algo, como por ejemplo un frente frío en la atmósfera para que mueva el aire cercano al suelo hacia la zona donde el aire circundante es frío.

Tormenta = aire húmedo, atmósfera inestable y un mecanismo para iniciar el fenómeno.

¿Qué son?

Fotografía de relámpagos descargándose cerca del Observatorio Nacional de Kitt Peak en Tucson, Arizona. Imagen por cortesía de Adam Block del Observatorio Nacional Óptico de Astronomía.

Poco a poco, los detectores de relámpagos ubicados en el espacio revelan lo que sucede dentro de las tormentas más potentes que tienen lugar en nuestro planeta. Los científicos esperan poder utilizar estas técnicas para predecir peligros climáticos.

Una forma sencilla de determinar lo que son, sería simplemente decir que los relámpagos son descargas eléctricas entre las regiones positivas y las negativas de las nubes.

Algunos efectos de un rayo:



Un rayo puede matar o herir una persona de forma directa o indirecta. Se puede romper la rama de un árbol y golpear a una persona o la persona puede ser alcanzada directamente por un rayo. También los objetos pueden sufrir daños cuando son alcanzados por el impacto de un rayo, puede tener lugar una explosión, un incendio, etc.

Además, el rayo puede entrar en las casas a través del cableado y de las tuberías causando daños añadidos.

 

 

Diferencias entre rayo y relámpago

Es muy sencillo, la chispa eléctrica que llega a tierra se llama rayo y la chispa que va de una nube a otra, recibe el nombre de relámpago. La aparición del rayo es breve y siempre va seguida del trueno (el sonido).

Tipos de tormentas:


Tormentas de célula individual:

Tormenta de célula individual. (Fotografía tomada por el NSSL)

Tormentas de célula individual: consisten en una célula ordinaria que se encuentra en transición durante su ciclo vital y se disipa sin la formación de nuevas células.

Tormentas multicelulares:

Tormenta multicelular (Fotografía tomada por el NSSL)

A menudo se originan en grupos. Son unas cuantas células que se mueven como una unidad. Estas tormentas suelen ser más potentes que las de las células individuales, aunque mucho menos que las supercélulas.

Las tormentas multicelulares pueden durar horas y producir granizo, fuertes vientos, inundaciones, así como tornados ocasionales.

Líneas de Tempestad o líneas multicelulares:

Líneas de tempestad (Fotografía tomada por el NSSL)

Las “líneas de tempestad” pueden persistir durante horas y producir vientos dañinos y granizo. Una línea de tempestad es una línea de tormenta que tiene un mecanismo de elevación común. Éste tiende a producirse en bandas. El aire de lluvia se enfría y se expande como un pequeño frente frío.

La mayor amenaza son los vientos violentos, aunque también puede causar bolas de granizo más grandes que las bolas de golf e inundaciones.

Tempestades de supercélulas:

Supercélula. (Fotografía tomada por Howie Bluestein. Universidad de Illinois, página del Daily Planet)

Son una clase especial de las tormentas de célula individual. Persisten durante horas y son responsables de casi todos los tornados significativos, así como de los pedruscos de granizo de tamaño superior a las bolas de golf. Además, pueden ocasionar fuertes vientos e inundaciones.

Las condiciones idóneas para que se produzcan esta clase de supercélulas se dan cuando los vientos están girando en el sentido de las agujas del reloj.

Investigación de los relámpagos

Para obtener información precisa acerca de lo que sucede dentro de una tormenta, la NASA utiliza una flota de sensores ubicados a ras del suelo, en aviones y en órbita alrededor de la Tierra. Estos sensores detectan los relámpagos y tipifican el comportamiento eléctrico de las tormentas, con objeto de lograr avances en la climatología y en las predicciones climatológicas.

También Europa se ha puesto las pilas para estudiar y detectar los relámpagos con el programa de Cooperación Europeo de Detección de Relámpagos  (European Cooperation for Lightning Detection). Esta entidad colabora activamente con redes de detección nacional de relámpagos para identificar y detectar la caída de rayos en prácticamente todo el continente Europeo.

¿Qué hacer en caso de encontrarse en el exterior durante una tormenta eléctrica?

Los consejos que le vamos a dar a continuación son un mero resumen, una introducción a las medidas que puede tomar para afrontar una tormenta eléctrica con mayores garantías. Si desea informarse con mayor amplitud y prepararse para esta situación, le invitamos a consultar nuestro plan de preparación de emergencias. Un documento imprescindible que no puede faltar en su biblioteca personal.

No existe un lugar en el exterior donde se pueda estar totalmente a salvo de los rayos de una tormenta eléctrica.

Si existe un aviso de tormenta, procure organizar sus actividades en el interior y evite estar en la calle.

Si después de escucharse el trueno pasan menos de 30 segundos y se observa el relámpago, busque refugio CON URGENCIA.

Acuda al interior de un edificio estable o un coche y manténgase alejado de cables y tuberías de agua.

Si no tiene donde resguardarse y se queda en el exterior, bajo ningún concepto se refugie bajo los árboles para no mojarse ni en automóviles descapotables. Evite zonas cercanas a cursos de agua, áreas abiertas desprotegidas y paradas de autobús. Quédese en cuclillas con las manos sobre las rodillas.

Si se encuentra en el campo y siente que el cabello se levanta (lo que indica que un rayo está a punto de caer), póngase en cuclillas. Inclínese hacia delante y ponga las manos sobre las rodillas. Ponga los pies juntos y quítese todos los objetos de metal que pueda. No se tumbe en el suelo. No se siente sobre nada mojado.

Si se encuentra en el exterior y no le da tiempo de alcanzar un edificio seguro, evite el terreno elevado, el agua, los árboles aislados y altos y los objetos metálicos.

Los refugios de picnic, casetas y cobertizos no son seguros.

Si se encuentra en un barco, salga y aléjese del agua.

Los campos de golf, pistas de tenis, estacionamientos, piscinas y vías de tren son lugares extremadamente peligrosos: evítelos.

Las tuberías y las líneas telefónicas son conductoras de electricidad. Apague la entrada de suministro eléctrico y evite el uso de teléfonos. (Excepto en caso de emergencia).

Cuide su equipo informático. Antes de la llegada de la tormenta, apague el ordenador, desenchufe los cables y desconecte la toma al teléfono.

No se duche ni se bañe durante una tormenta.

En general, es recomendable alejarse a más de 13 kilómetros de donde tenga lugar una tormenta.

Si se encuentra en el interior de una estructura:

    Evite el contacto con teléfonos fijos, incluidos los fijos móviles que estén enchufados a la red eléctrica.

    Utilice radios que funcionen con pilas.

    Evite el contacto con cualquier equipo eléctrico. Apague y desenchufe ordenadores y aparatos de aire acondicionado.

    Evite entrar en contacto con grifos. No se lave las manos. No se duche ni se bañe durante una tormenta. Por supuesto, no friegue los platos ni ponga una lavadora durante una tormenta.

    Aléjese de ventanas y puertas. No permanezca en los porches ni en las terrazas.

    No se apoye en las paredes de hormigón ni se tumbe en el suelo.

    Evite la playa y los ríos.

    Busque refugio en un edificio estable.

    Evite el contacto con cualquier metal, tractores, motocicletas, carros de golf, y bicicletas.

    No salga al exterior.

Si está conduciendo durante la tormenta:

    Si está conduciendo, intente salir de la carretera a un lugar seguro y aparque.

    Permanezca en el interior del vehículo y encienda las luces de emergencia hasta que termine de llover de forma torrencial.

    Cierre las ventanillas.

    Evite tocar el metal y otras superficies que puedan ser conductoras de electricidad dentro y fuera del vehículo.



Bibliografía:

Comunidad Meteorológica NexLab (página en inglés) http://weather.cod.edu/sirvatka/ts.html
Cruz Roja Internacional http://www.redcross.org
Agencia Militar de Apoyo Naval de Estados Unidos en Nápoles, Italia (página en inglés) http://www.nsa.naples.navy.mil
Galeón Hispavista http://galeon.hispavista.com
http://www.nssl.noaa.gov/researchitems/thunderstorms.shtml
Laboratorio Nacional de Tormentas Eléctricas Severas (página en inglés) http://www.nssl.noaa.gov
Gobierno Australiano, Departamento de Meteorología (página en inglés) http://www.bom.gov.au
Laboratorio Nacional de Tormentas Severas de Estados Unidos (página en inglés) http://www.nssl.noaa.gov
http://www.fema.gov/spanish/hazards/thunderstorms/thunderf.shtm
Instituto Meteorológico Nacional de Costa Rica http://www.imn.ac.cr
Turismo y Aventura. http://www.turismoaventura.com
Departamento de Química Atmosférica de Alemania. http://www.atmosphere.mpg.de