AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Especial Huracán Gustav

Gustav se ha degradado en una depresión tropical, con vientos de 63 kilómetros por hora, sin embargo, sigue causando problemas en la región del Golfo y más al norte. Su centro se encuentra localizado al sur de Texarkana, en la frontera de Texas con Arkansas.

Los meteorólogos mantienen las advertencias por posibles inundaciones en seis estados.

El Gobernador ha informado que la mitad de Louisiana sigue sin suministro eléctrico. Un problema serio que afecta a 1,4 millones de hogares y que posiblemente no se solucione hasta dentro de semanas.


El Alcalde de Nueva Orleáns ha confirmado que los evacuados pueden regresar a sus casas el jueves.

El Presidente de los Estados Unidos de América ha declarado 34 zonas de Luisiana como zonas de desastre.


2 de septiembre de 2008 – 16:00 horas

Regreso previsto para el jueves

Parece que los diques del sur de Louisiana han soportado los azotes de Gustav. Según el Alcalde de Nueva Orleáns, es posible que los evacuados puedan regresar a sus casas, como mucho, para el jueves, mientras que los comerciantes podrían volver el miércoles.

El 50 por ciento de los hogares se encuentran sin luz. El sistema de alcantarillado está dañado y no funciona, y los servicios hospitalarios siguen funcionando con baterías. Por lo tanto, es necesario reparar todo antes de volver a la normalidad.

Cumpliendo las órdenes de evacuación decretadas por las autoridades, unos dos millones de personas se habían marchado ante la llegada del huracán.

Después de causar ocho muertos a lo largo de la Costa del Golfo, incluidos cuatro residentes de una residencia de ancianos, según el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, Gustav se ha convertido en una depresión tropical.

Aunque todavía pueden producirse lluvias torrenciales y tornados en la costa del Golfo, y lluvias intensas en Luisiana, el noreste de Texas, oeste de Mississippi, Arkansas, sur de Missouri y sudeste de Oklahoma.

Gustav derribó árboles y tendidos eléctricos en toda la región y dejó casi 800.000 usuarios de Luisiana y de Mississippi sin suministro eléctrico. El viento azotaba el oleaje como en cascada por encima de los diques en Nueva Orleáns. Baton Rouge, se ha visto muy afectado. Dos personas han muerto al caerles un árbol sobre la casa en la que se encontraban.

Varios barcos se encuentran a la deriva en el río Mississippi, cerca de St. Charles. Tres de ellos han quedado atrapados bajo un puente, por lo que están acumulando escombros.
 


2 de septiembre de 2008

Y los diques aguantaron

El Gobernador ha recomendado no regresar, ya que aunque en estos momentos no se vean inundaciones importantes, el peligro no ha remitido.

El centro de Gustav permanece dos tercios frente al mar, causando una subida de la marea de entre 14 y 19 metros. Además, el viento alcanza los 179 kilómetros por hora.

Los Servicios de Emergencia y unos 60 aviones permanecen en alerta, esperando ver cómo transcurre la situación.

El Alcalde de Nueva Orleáns ha mostrado su preocupación al observar cómo el agua está superando el Canal Industrial. Un canal que protege Ninth Ward. Además, todavía podría agrietarse alguna barrera, causando daños en un muro muy afectado ya por el Huracán Katrina.

Según James Hufft, coordinador de la Administración Federal de Coordinación de Emergencias (FEMA), de continuar soplando el viento del este y del sur, la situación podría complicarse. Sin embargo, el Cuerpo de Ingenieros de la Armada espera que el sistema de protección federal proteja Nueva Orleáns de las embestidas de Gustav.

Por el momento, parece que los diques han logrado aguantar.

 


1 de septiembre de 2008

Gustav llega a la Costa del Golfo

Para el domingo por la noche, unos 2 millones de personas habían abandonado la zona costera de Luisiana, así como Nueva Orleáns.

A pesar de haber perdido intensidad, y convertido en un huracán de categoría 2, Gustav sigue siendo muy peligroso.

El huracán ha entrado en tierra en Puerto Fourchon.

Grand Isle, en mitad de su camino, se ha cubierto de agua y las luces se han apagado en Nueva Orleáns. Algunas zonas ya están siendo azotadas por la tormenta, mientras que el ojo del huracán se encuentra a unos 35 kilómetros de la costa de Luisiana.

Los informes de los caza huracanes confirman que Gustav mantiene vientos máximos de 175 kilómetros por hora, sin embargo, fuentes oficiales afirman que los vientos tropicales que preceden al huracán ya están afectando a la ciudad de Nueva Orleáns, provocando trombas de agua e interrumpiendo el suministro eléctrico.

El Servicio Nacional de Meteorología ha emitido avisos de tornados en algunas zonas del sudeste de Luisiana, sur de Mississippi, noroeste de Florida y sudoeste de Alabama.

Gustav ya ha provocado una elevación de la marea de 2,7 metros en Pointe a La Hache, Luisiana y se espera otra subida de entre 30 centímetros y 1 metro. Existe cierta preocupación de que si Gustav entra en los estuarios del Mississippi, algunas barreras no aguanten y se puedan producir inundaciones importantes. Aunque algunas barreras han sido reparadas y mejoradas después del Huracán Katrina, las obras no estarán completadas hasta el año 2011. No obstante, hay esperanzas de que el agua no supere las barreras.

 

 

31 de agosto de 2008 -  16:00 horas.

Miles de ciudadanos abandonan Nueva Orleáns ante la llegada del huracán del siglo

Se ha ordenado la evacuación inmediata de toda la población de Luisiana, Nueva Orleáns. Luisiana ha abierto todos los carriles de las autovías para facilitar la circulación.

Miles de ciudadanos abandonan la Costa del Golfo en trenes, autobuses y aviones.

Según el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, a las 08:00 horas (ET), el ojo de la tormenta de categoría 3 se encontraba a 605 kilómetros de la boca del río Mississippi, desplazándose a 26 kilómetros por hora.
Se prevé que el huracán llegue a tierra el lunes, probablemente como un huracán de categoría 4. Aún así, podría registrar vientos de entre 212 y 248 kilómetros por hora.

El pronóstico meteorológico sitúa su entrada al sur de Luisiana, afectando a zonas azotadas por el huracán Katrina.

 

 

Imagen desde el satélite del Huracán Gustav a su entrada en Cuba el 30 de agosto de 2008 (imagen por cortesía de NOAA).

Katrina, huracán de categoría 3, provocó inundaciones históricas y causó la muerte a más de 1.800 personas. El hecho de que Gustav sea todavía más potente y que pueda afectar a una región que no se ha recuperado de Katrina, lo hace más peligroso.

Las autoridades de Nueva Orleáns han ordenado una evacuación obligatoria, al igual que Luisiana. Incluso los turistas han recibido la orden de marcharse antes de que el aeropuerto cierre. Para el Alcalde de Nueva Orleáns, se trata de la madre de todas las tormentas, describiéndola como más destructiva que Katrina, que pasó al este de Nueva Orleáns.

Los agentes locales, estatales y federales animan a los residentes a abandonar la zona. Muchos han cumplido la orden, por lo que miles de personas se están marchando. Unas 10.000 están siendo transportadas por autobuses facilitados por la ciudad. Otras han sido evacuadas en avión, dispuestos con fondos federales, a ciudades como Knoxville, Nashville y Memphis, en Tennessee.

Se ha advertido que las presas más altas del Oeste de Nueva Orleáns están preparadas para soportar la crecida del agua de 2,40 a 3 metros, pero que el aumento del caudal provocado por la tormenta podría ser de 7,20 metros.

Por otro lado, el Canal de Harvey, diseñado para proteger a los residentes del aumento del caudal del Lago Ponchartrain, no está completado. 

 


31 de agosto de 2008

Alertas y vigilancias de huracán

Alerta de Huracán. Estados Unidos.
Norte de la Costa del Golfo, desde Cameron, Louisiana, al este de la frontera de Alabama-Florida, incluido Greater Nueva Orleáns y el Lago Ponchartrain.

Vigilancia de Huracán. Estados Unidos.

Norte de la Costa del Golfo, desde High Island, Texas, hacia el este de Cameron, Louisiana.
Advertencia de Tormenta Tropical. Estados Unidos.

Norte de la Costa del Golfo, desde High Island, Texas, al este de Cameron, Louisiana.
Costa del Golfo de Florida, desde Alabama-Florida al este en la boca del río Ochlockonee.
Cayos de Florida, desde el puente Seven Mile, al este y Dry Tortugas.

 


31 de agosto de 2008

Texas activa la Guardia Nacional

El Gobernador de Texas ha activado 5.000 miembros de la Guardia Nacional en respuesta a una posible crisis.

Algunos desplazados están siendo alojados en Texas, incluido Tyler, donde se esperan entre 6.000 y 10.000 refugiados.

 


31 de agosto de 2008

Probablemente será un huracán de categoría 5

A su paso por Cuba, Gustav mantenía un diámetro de 520 kilómetros, la mitad de la extensión de Cuba.

El Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos ha confirmado que se convirtió en un huracán de categoría 4 cuando giró hacia el oeste de Cuba, con vientos de 230 kilómetros por hora.

Según la televisión estatal, Gustav ha desprendido tejados, se ha llevado embarcaciones volando, derribado árboles y postes eléctricos, además de arrancar puertas y ventanas. En algunas zonas de La Habana, el suministro eléctrico ha quedado interrumpido.

Los vuelos nacionales quedaron cancelados, así como el servicio de autobuses y de trenes. Decenas de miles de cubanos y turistas han sido evacuados de las zonas con riesgo de sufrir inundaciones y deslizamientos de tierras.

Se ha adentrado en aguas del Golfo de México, más debilitado de lo que se esperaba tras su paso por Cuba, donde azotó la isla con vientos máximos de 240 kilómetros por hora.

De categoría 3, los meteorólogos advierten que ganará fuerza sobre las aguas cálidas del Golfo en dirección a la boca del Mississippi, donde podría llegar como un huracán de categoría 5, la máxima en la escala de Saffir-Simpson.

 


30 de agosto de 2008

Nueva Orleáns posible destino de Gustav

FEMA ha anunciado que se prevé que Gustav se convierta en un huracán de categoría 5.

Tres pronósticos meteorológicos proyectan su entrada en los Estados Unidos en la zona de Nueva Orleáns, cerca de Grand Isle, LA, mientras que uno lo sitúa al este en el Lago Pontchartrain, cerca de Slidell, LA, aunque algunos prevén que se desplace hacia el sur-centro de la costa de Louisiana.

 


30 de agosto de 2008

Gustav avanza hacia Cuba

Las autoridades cubanas han evacuado a más de 60.000 personas de las zonas costeras bajas de Pinar del Río e Isla de la Juventud y han movilizado equipos médicos y de emergencia. Todos los servicios de autobuses y de trenes han sido suspendidos hasta nueva orden.

A las 10:00 horas, GMT, de esta mañana, Gustav ya se había convertido un huracán máximo de categoría 3, con vientos de hasta 185 kilómetros por hora, cuando se desplazaba a unos 220 kilómetros del sudeste de Isla Juventud y unos 410 kilómetros del extremo oeste de Cuba.
Se advierte que el huracán podría alcanzar la categoría 4 en su desplazamiento a la Costa del Golfo de los Estados Unidos, donde se prevé entre en tierra a finales del lunes o martes.

Toda la Costa del Golfo se mantiene en alerta máxima ante el temor de que el huracán adquiera una gran intensidad cuando azote en alguna parte de la costa. Nueva Orleáns, todavía sin recuperar del todo del Huracán Katrina, está a la espera de iniciar los planes de evacuación.

El pronóstico de su camino lo sitúa en cualquier lugar entre Galveston, Texas, al este de Mobile, Alabama y Nueva Orleáns.

 


30 de agosto de 2008

Islas Caimán a la espera de que el huracán se aleje

El Huracán Gustav, convertido ya en un huracán de categoría 3, con vientos de 195 kilómetros por hora, ha derribado tendidos eléctricos y árboles en las Islas Caimán, dejando a los usuarios sin luz.

Unas 400 personas se encuentran en los refugios.

La circulación por carretera se ha visto dificultada debido a los numerosos árboles derribados, aunque se cree que no ha quedado interrumpida.

La mayor parte de la población se encuentra en el interior de las viviendas, echando partidas de cartas o de dominó e intentando esperar con paciencia a que pase lo peor, sin que se vean demasiado afectados.

En cuanto a Jamaica, el balance de víctimas mortales asciende a cuatro personas, según el Centro Nacional de Operaciones de Emergencia. La tormenta derribó numerosos árboles y causó daños en casas.

A pesar de alejarse de la zona, la tormenta seguirá descargando lluvias persistentes que todavía pueden provocar deslizamientos de tierras e inundaciones repentinas.

En un boletín meteorológico especial se advierte que Gustav se intensificará rápidamente en un peligroso huracán de categoría 4.

 


29 de agosto de 2008

Gustav podría llegar a ser un huracán de categoría extrema

Un millón de personas en Nueva Orleáns se encuentran en riesgo por Gustav, que podría ser un huracán de categoría 3 este sábado cuando llegue a Cuba.

Jamaica se está viendo afectada por lluvias torrenciales y fuertes vientos, mientras la tormenta se desplaza hacia las Islas Caimán. Se prevé que la tormenta descargue bastante agua, pudiendo ocasionar deslizamientos de tierras. Las autoridades han recomendado a los pescadores que permanezcan en tierra, mientras que ha ordenado a los residentes de zonas bajas a dejar sus casas y dirigirse a los refugios.

Además de Jamaica, las compañías petrolíferas están declarando el estado de emergencia ante la llegada de Gustav, la semana próxima en el Golfo de México, uniéndose a Mississippi y Luisiana.

Se han puesto en alerta todos los servicios de emergencias, mientras el pronóstico de Gustav plantea la posibilidad de que toque tierra en cualquier lugar entre Corpus Christi, Texas, el este de la Ciudad de Panamá, Florida, Nueva Orleáns… Sin embargo, todavía es demasiado pronto para determinar con exactitud la zona a la que se dirigirá el huracán. Por otro lado, sí que están de acuerdo en que es probable que para entonces, Gustav se haya convertido en un huracán de categoría 4 ó 5, en 72 horas.

Las autoridades de Mississippi, Texas y Alabama también han activado sus planes de emergencia por tormenta, recomendando a la población que se mantenga atenta al desarrollo del huracán.

 


28 de agosto de 2008

Después de Jamaica, Gustav podría dirigirse a Nueva Orleáns, Texas o Mississippi

Esta mañana, Gustav se había intensificado hasta alcanzar casi la categoría de huracán.

En Haití y en la República Dominicana ha causado al menos 22 víctimas mortales.

Según el Centro Nacional de Huracanes, se espera que Gustav se intensifique rápidamente en un huracán y que pase cerca de Jamaica. Es muy probable que se convierta en un huracán de categoría 3, con vientos máximos sostenidos de 209 kilómetros por hora.

Jamaica ha decretado una alerta por huracán, mientras que hay una advertencia en las Islas Caimán y una alerta por tormenta tropical en la provincia cubana de Granma.

El camino previsto para el huracán aún no se puede predecir, aunque algunos modelos de pronóstico meteorológico señalan a Nueva Orleáns, Lusiana, y otros prevén que se dirija a Texas o Mississippi.

El Gobernador de Luisiana ha declarado el estado de emergencia para poder acceder al a ayuda federal. Se han movilizado unos 3.00 0soldados.

 


27 de agosto de 2008

Gustav toca tierra en Haití y continúa hacia Cuba, Jamaica y las aguas del Golfo

Se confirma que el huracán Gustav ha entrado en tierra en la península sudoeste de Haití como un huracán de categoría 1 y vientos cercanos a los 144 kilómetros por hora.

Después de que el Centro Nacional de Huracanes con base en Miami avisara que probablemente se intensificaría sobre las aguas cálidas del Golfo, el temor a que el huracán pueda causar daños en las plataformas petrolíferas ha hecho subir los precios.

Y es que todo indica que, en unos días, Gustav se convertirá en un huracán extremadamente peligroso en el Mar del noroeste del Caribe.

Los cálculos indican que el huracán se convertirá en un huracán de categoría 3, con vientos de 192 kilómetros por hora, antes de entrar en el Golfo de México el domingo.

Al menos tres personas han muerto, incluido un hombre, fallecido como consecuencia de un deslizamiento de tierras en la ciudad de Benet. Según las autoridades, cientos de personas han abandonado sus casas debido a las inundaciones.

Para mañana, Gustav, ya de categoría 2, podría afectar a Cuba y Jamaica con vientos de 120 kilómetros por hora, así como con lluvias intensas en el este de Cuba.

Los residentes en las zonas bajas de la provincia de Holguin están siendo evacuados.

El principio

A las 15:00 horas (UTC) del 25 de agosto de 2008, una onda tropical que había registrado lluvias intensas en las Antillas, se desarrolló mostrando un ojo bien formado y el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos lo clasificó como una Depresión Tropical. Más tarde, un cazador de huracanes confirmó que se había desarrollado en una tormenta tropical y recibió el nombre de Tormenta Tropical Gustav.

A primera hora del día 26 de agosto, Gustav era un huracán con vientos máximos de 150 kilómetros por hora. Antes de llegar a Haití, las imágenes del satélite demostraban que seguía ganando fuerza.

Ya sobre Haití, Gustav entró en una zona montañosa y fue perdiendo intensidad hasta degradarse en una tormenta tropical, aunque con un ojo bien estructurado.