AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Huracán Irene

30 de agosto de 2011

Canadá recibe a Irene

Después de azotar el sur de Quebec con lluvias intensas y vientos fuertes, Irene giró hacia el noreste y entró en la zona Atlántica de Canadá.

Miles de personas se han quedado sin luz, mientras que las autoridades afirman que tardarán días en reparar las averías.

Se han registrado inundaciones importantes en el oeste de Oromocto, una de las zonas más afectadas por las lluvias.

En Quebec, la tormenta ha arrastrado carreteras, derribado árboles y tendidos eléctricos.

El apagón ha afectado a las viviendas y a los negocios.

Por su parte, la policía de Quebec busca a un anciano de 81 años que desapareció el domingo después de salir de paseo en Shawinigan, justo cuando llegaban los restos de la tormenta.


30 de agosto de 2011

Balance de las consecuencias de Irene

Casi un día después de que Irene abandonara los Estados Unidos para entrar en Canadá, extensas regiones todavía permanecen sumergidas, mientras que las autoridades advierten que algunos ríos están aumentando su caudal, siendo posible que se registren inundaciones.

Los daños materiales provocados por el huracán son billonarios. Casas anegadas y arrastradas por el agua, árboles y tendidos eléctricos derribados, tejados desprendidos, puentes destrozados… Gran parte de la Costa Este ha sufrido y está a punto de sufrir inundaciones históricas. Por otra parte, se han registrado al menos 40 víctimas mortales en once estados, mientras que todavía permanece desaparecida una persona en Vermont, aunque se teme por su vida.

Aunque la Gran Manzana se salvó de sufrir daños importantes, la ciudad de Prattsville, en Nueva York y a dos horas de la costa, ha quedado completamente arrasada e irreconocible. 21 personas que quedaron aisladas tuvieron que ser rescatadas en helicóptero.

La zona se inundó cuando se desbordó el arroyo Schoharie como consecuencia de las intensas lluvias.

Confirmado por la Agencia Federal de Coordinación de Emergencias, el huracán dejó a unos 5 millones de personas sin suministro eléctrico.

Según las autoridades, las labores de reparación y restauración del sistema eléctrico podrían llevar su tiempo.


28 de agosto de 2011

Última hora del Huracán Irene

Aunque Irene ha perdido intensidad y ahora es una tormenta tropical, las autoridades han recomendado a la población que no abandonen sus casas, ya que la situación todavía es peligrosa.

Se están produciendo inundaciones en numerosas zonas,  lluvias torrenciales y ráfagas de viento muy fuertes.

Por el momento, 3 millones de personas se han quedado sin suministro eléctrico y se calculan al menos 13 muertos en cinco estados.

En Nueva Jersey, el desbordamiento del río Rahway ha inundado Millburn.

En Nueva York, el desbordamiento del río Hudson, ha arrasado los alrededores con ríos de agua, causando inundaciones importantes especialmente en Brooklyn.

Las autoridades informan que la situación es difícil ya que la mayor parte de la infraestructura y cableado de electricidad se encuentran bajo tierra. Esto significa que las inundaciones podrían mantener la ciudad paralizada incluso después, cuando retroceda el agua.

La amenaza de inundaciones va más allá de Nueva York. En Philadelphia, el agua ya ha empezado a anegar Darby, por lo que pueden verse toda clase de materiales flotando por el agua.

Según el Centro Nacional de Huracanes de los Estados Unidos, Irene mantiene vientos máximos sostenidos de 96 kilómetros por hora, desplazándose tierra adentro por el sudeste del estado de Nueva York en dirección a Nueva Inglaterra.

Incluso si el viento perdiera intensidad, se advierte que la tormenta desencadenará un extremadamente peligroso aumento de la marea. Se prevén inundaciones en Connecticut, Rhode Island, Massachusetts y en algunas zonas de Long Island, Nueva York.

En Philadelphia se han derrumbado dos edificios, aunque no se han producido heridos.

Un reactor de una planta nuclear en Calvert Cliffs, Maryland, se apagó automáticamente después de que una pieza metálica desprendida por el viento golpeara un transformador cercano.

De las 13 víctimas mortales, una murió en Connecticut, Maryland y Florida, seis en Carolina del Norte y cuatro en Virginia.

Se han confirmado varios tornados en Carolina del Norte y en Virginia.


28 de agosto de 2011

Inundaciones, árboles y tendidos eléctricos derribados por el viento en Connecticut

Una persona ha muerto durante un incendio en su domicilio de Prospect. La tormenta derribó un árbol que cayó sobre su propiedad y desprendió unos cables que cayeron bajo el agua. El cortocircuito desató el incendio fatal. Dos ancianos vivían en el domicilio. Uno de ellos pudo escapar con vida. Por su parte, un bombero tuvo que ser ingresado en el hospital tras sufrir heridas leves al tocar la casa y recibir un choque eléctrico. El ocupante de la casa fue hospitalizado por inhalación de humo.

En todo el estado se han caído tendidos eléctricos y cables, especialmente en las ciudades costeras y en el sudeste de Connecticut.


28 de agosto de 2011

Nueva York

Sin que haya llegado todavía Irene a Nueva York, el domingo a primera hora la ciudad ya comenzaba a sufrir sus consecuencias. Miles de personas se quedaron sin suministro eléctrico, aunque la parte fuerte de la tormenta no se esperaba hasta el mediodía.

La ciudad de Nueva York se encontraba bajo alerta de huracán, inundaciones y de un tornado.

Todos los servicios de transporte público se han detenido y se ha ordenado la evacuación de más de 370.000 personas. Al resto de la población, se le ha pedido que permanezca en el interior de sus casas hasta que pase la tormenta.

Todas las zonas bajas y adyacentes a ríos y al mar, han sido evacuadas.


28 de agosto de 2011

Las autoridades piden que no bajen la guardia en la costa de Maryland

La Agencia de Coordinación de Emergencias de Maryland ha pedido a la población que no bajen la guardia y ha informado que más de 40 agencias estatales están respondiendo a los efectos del huracán.

Se calcula que unas 158.000 personas en Maryland permanecen sin suministro eléctrico, mientras que sólo ahora se están empezando a sentir los peores efectos de la tormenta.

La preocupación principal de las autoridades son las inundaciones, ya que toda la zona está viéndose azotada por lluvias torrenciales que desbordarán ríos y arroyos.

Así mismo, se baraja la posibilidad de que puedan formarse tornados.

Se espera lo peor de la tormenta a partir de medianoche, lo que significa más lluvias, vientos intensos, inundaciones y un aumento de la marea. La tormenta se está desplazando lentamente, lo que facilita que provoque más daños.


28 de agosto de 2011

Inundaciones y caída de árboles en la Costa de Virginia

Los residentes en la zona costera de Virginia han sufrido la caída de árboles y tendidos eléctricos, así como inundaciones importantes.

Las autoridades han informado que se han registrado inundaciones en todas las zonas bajas, a pesar de que el ojo de la tormenta todavía se encontraba a cierta distancia.

Tres personas murieron como consecuencia de la caída de árboles sobre edificios y vehículos.

Por primera vez en su historia, Philadelphia declaró el estado de emergencia. Los residentes en las zonas bajas fueron evacuados y trasladados a refugios.


27 de agosto de 2011

Aunque ha perdido intensidad, Nueva York sufrirá importantes inundaciones

Se prevé que algunas zonas de Nueva York se inunden, incluyendo las zonas bajas de Manhattan.

Nueva York ha ordenado la evacuación obligatoria de 370.000 residentes. La orden incluye cinco hospitales de la ciudad de Nueva York, donde han estado trabajando durante toda la noche para proceder a su completa evacuación.

Las previsiones meteorológicas apuntan a que Irene se desplazará hacia el norte, por la costa del Atlántico Medio, pasando por Long Island, Nueva York, a primera hora del domingo como un huracán un poco menos intenso que la categoría 1, para después continuar hacia Nueva Inglaterra.

A pesar de que Irene ya ha perdido algo de intensidad, su tamaño todavía es una grave amenaza para las vidas de las personas y para las propiedades.


Se le ha pedido a más de 2 millones de personas que dejen casas ante la llegada del huracán. Muchos han hecho caso de la orden de evacuación.

A pesar de haber perdido intensidad, se calcula que la tormenta azote la Costa durante al menos 12 horas, sin cesar, con lluvias torrenciales y vientos fuertes.

Se prevé que Irene se acerque a la Bahía Chesapeake y la costa Delmarva el sábado por la noche, pasando cerca de la ciudad de Nueva York el domingo, antes de perder intensidad y convertirse en una peligrosa tormenta tropical.

Su desplazamiento causará daños importantes a lo largo de todo el camino de la tormenta.

La costa de Delmarva, este de Nueva Jersey, la ciudad de Nueva York, oeste de Long Island y sudoeste de Nueva Inglaterra, sufrirán vientos intensos que podrían ser lo suficientemente fuertes como para destrozar las ventanas de los rascacielos de la ciudad de Nueva York.

Se espera que se produzcan daños en estructuras, caída de árboles, desprendimiento de tejados y de señales… Por todo ello, se desaconseja caminar por las calles bajo estas circunstancias.

Así mismo, se prevé una importante subida de la marea, con consecuencias dramáticas en la costa. Se esperan inundaciones importantes y daños en todas las casas y negocios que se encuentren a pie de playa, muy especialmente las situadas en un nivel bajo con respecto al mar.

Se prevé que el sistema de alcantarillado en Nueva York y en Phyladelphia se vea colapsado.


27 de agosto de 2011

Las casas abandonadas junto a la playa se están viendo afectadas por la  subida de la marea como consecuencia del Huracán Irene. Nags Head. Carolina del Norte (27 de agosto de 2011).

El Huracán Irene ya ha tocado tierra en Carolina del Norte, azotando la costa con vientos huracanados y lluvias intensas.

El inmenso huracán, de categoría 1, ha entrado por Cabo Lookout sobre las 07:30 horas (hora local) y vientos máximos sostenidos de 136 kilómetros por hora.

Se ha informado de al menos una víctima mortal en el Condado de Onslow. Según la Agencia de Emergencias de Carolina del Norte, un hombre murió el viernes cuando intentaba instalar paneles de madera en sus ventanas como consecuencia de un infarto.

El huracán ha dejado sin suministro eléctrico a cerca de 200.000 personas en Carolina del Norte y Virginia.

El Centro de Información de Carolina del Norte ha confirmado un tornado en el Condado de Tyrell sobre las 01:00 horas.

Por el momento, la playa de Atlantic es la que se ha llevado la peor parte. La fachada de un hotel ha resultado desprendida por el viento y parte de un muelle se ha visto arrastrado por las olas.

El Servicio Nacional de Huracanes ha advertido que se espera una extremadamente peligrosa subida de la marea en algunas zonas de Carolina del Norte de hasta 2,7 metros.

Vientos de fuerza tropical han empezado a azotar el sudeste de Virginia. Al mismo tiempo, ya ha empezado a llover en la ciudad de Nueva York, en Philadelphia y en Washington/Baltimore.


27 de agosto de 2011

Irene pierde intensidad pero las autoridades advierten acerca de su fuerza

Aunque Irene ha perdido intensidad y ahora es un huracán de categoría 1, las autoridades advierten que sigue siendo una tormenta que puede provocar daños importantes.

Se han evacuado unas dos millones de personas y 65 millones de personas se verán afectadas por el huracán. Se calculan en billones los daños que podría ocasionar el huracán.

A la 01:00 horas, el huracán se situaba a 168 kilómetros al sur de Cabo Lookout, en Carolina del Norte, con vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora, y desplazándose hacia el norte-noreste a unos 21 kilómetros por hora.

A primera hora del sábado, Carolina del Norte ha sufrido las primeras embestidas de Irene, mientras las grandes ciudades a lo largo de la Costa Este se preparan para su llevada, la tormenta ha causado interrupciones en el suministro eléctrico. Más de 80.000 usuarios se han quedado sin electricidad. Las autoridades han pedido a la población que se aparte de inmediato de su camino.

No acostumbrados a este tipo de fenómenos meteorológicos extremos, se teme que el huracán provoque daños importantes.

Fuentes oficiales, testigos en Carolina del Norte, dicen que lo que parece ser un tornado ha desprendido el tejado de un gran concesionario de vehículos en Belhaven, causado daños en una casa móvil, y derribado árboles.

Se prevé que el huracán entre en tierra entre las 07:00 y las 08:00 horas del sábado, entre Beaufort y la Playa Atlantic, en Carolina del Norte, causando estragos a lo largo de su paso hacia Boston.

Según el Centro de Huracanes en Miami, en las zonas costeras de Carolina del Norte, se calcula un aumento del nivel del mar de cerca de 3,5 metros, lo que arrasará playas y causará daños en casas, negocios y otras estructuras antes de avanzar hacia la Costa Este.

Desde Carolina del Norte-Virginia hasta Cabo Cod, en Massachusetts, se prevé una subida del nivel del mar de entre 1,2 y 2,4 metros por encima del nivel de tierra. Este incremento podrá causar olas destructivas y grandes.

19 condados de Carolina del Norte están siendo evacuados.


27 de agosto de 2011

Más de 300.000 personas tienen que abandonar sus casas en Nueva York

Las previsiones apuntan a que habrá un aumento importante del nivel del mar como consecuencia de la tormenta y lluvias torrenciales.

Miles de vuelos han sido cancelados. Las autoridades han informado que se procederá al cierre de al menos cinco aeropuertos.

El Alcalde de Nueva York ha advertido que todos los servicios públicos se verán interrumpidos a las doce del mediodía del sábado. Se van a cerrar las estaciones subterráneas, los autobuses dejarán de circular y algunos puentes quedarán cortados al tráfico. Además, se han emitido órdenes de evacuación obligatorias, sin precedentes, para toda la zona baja de Nueva York.

Los servicios públicos de transporte suelen contar con cerca de 5 millones de pasajeros de media, incluso los fines de semana.

Las previsiones apuntan a que las zonas costeras más bajas con respecto al nivel del mar sufrirán la peor parte de la subida del nivel del mar debido a la tormenta, incluyendo Coney Island y la playa de Manhattan, en Brooklyn, Far Rockaway, Broad Channel en Queens, South Beach, Midland Beach, así como otras zonas bajas en Staten Island, Battery Park City en Manhattan y algunas zonas del Bronx.

Las autoridades advierten que se producirán apagones prolongados, inundaciones repentinas y subidas del nivel del mar que podrían inundar comunidades situadas a un nivel bajo con respecto al mar. Así mismo, se ha informado que todas las estaciones y líneas subterráneas quedarán anegadas.

Todos los espectáculos de Broadway han quedado cancelados, los casinos han cerrado sus puertas y todos los eventos deportivos han sido cancelados.

El sistema de transportes de Nueva Jersey y de Filadelfia también ha anunciado planes para cerrar, y Washington ha declarado el estado de emergencia.


26 de agosto de 2011

Después del gran susto del terremoto, el Sudeste de Estados Unidos se prepara ahora para un huracán histórico

El viernes, el Huracán Irene se desplazará en paralelo a las costas de Florida, Georgia y Carolina del Sur, entrando en tierra el sábado en Carolina del Norte.

Los condados y ciudades a lo largo de gran parte de la Costa Este están recibiendo orden de evacuación. Numerosos hospitales están desplazando pacientes a zonas seguras.

Se han cancelado más de 900 vuelos y se prevé el cierre temporal de numerosos aeropuertos en previsión de la llegada del huracán.

Unos 31 barcos militares se han marchado de la zona para alejarse del paso del huracán.

La Armada de los Estados Unidos ha ordenado la evacuación del Fuerte Monroe, en Virginia. La instalación cerrará a las 18:00 horas (hora local) y no reabrirá hasta que se haya evaluado cualquier daño causado por el huracán. El fuerte se encuentra en la isla situada en la entrada a la Bahía Chesapeake.

Por tercera vez en la historia, los casinos cerrarán sus puertas ante la llegada del huracán, por lo que se están apresurando en contar el dinero e ingresarlo en los bancos para asegurarlo en las cajas fuertes.

Está previsto que 12 horas antes de la llegada del huracán, se cese la circulación por autovía, redes ferroviarias y carreteras, por lo que se recomienda cumplir con las órdenes de evacuación de inmediato.

Irene provocará vientos huracanados intensos en toda la costa de Delmarva, este de Nueva Jersey, la ciudad de Nueva York, oeste de Long Island y sudoeste de Nueva Inglaterra.

Se esperan vientos máximos muy altos, daños en árboles, tendidos eléctricos, estructuras de edificios y casas, rotura de cristales y ventanas… Especialmente en los rascacielos de Nueva York.

El FEMA ha informado que se prevén apagones importantes y calculan que no podrán reparar las averías en el plazo de una semana o más.

Las autoridades advierten que es muy probable que los servicios de emergencias no puedan asistir a los afectados durante días después del impacto del huracán.

En una rueda de prensa, el Presidente – que tiene previsto viajar a Washington el viernes - ha explicado que Irene probablemente se convierta en un huracán histórico.


26 de agosto de 2011

Primeras evacuaciones obligatorias de la historia de Nueva York

Nueva York ordena las primeras evacuaciones obligatorias en la historia de la ciudad.

Las residencias de ancianos y un hospital, situados en una zona baja, están siendo evacuados.

Además del corte al tráfico de carreteras, autovías, y de la interrupción del servicio ferroviario, se prevé el cierre de puentes, especialmente si el viento supera los 90 kilómetros por hora.

Según las autoridades, podría convertirse en un huracán histórico, de los que sólo tienen lugar una vez cada 50 años.

Serán los peores efectos de un huracán en la región en 50 años.

Se prevé que Irene se desplazará cerca de la entrada a la Bahía Chesapeake y la costa Delmarva el sábado por la noche, pasando posteriormente a 48 kilómetros de la ciudad de Nueva York el domingo, aunque posiblemente como un huracán de categoría 2.

Este tipo de desplazamiento, muy posiblemente, ocasione daños importantes, por lo que las autoridades insisten en que la población debe preparar sus casas y negocios para soportar el impacto del huracán.


26 de agosto de 2011

Nueva York tiembla ante la llegada del Huracán

Nueva York no experimenta el impacto de un huracán tan potente desde 1938 y algunos de los pronósticos realizados determinan que el impacto podría ser catastrófico.

Según una simulación realizada por el NOAA, un huracán de categoría 2 podría crear un túnel enlazando Brooklyn y Manhattan.

El peor escenario posible empujaría agua a la zona baja de Manhattan, subiendo el nivel rápidamente. El agua del mar entraría por los túneles de Holland y Brooklyn.

El aeropuerto JFK quedaría anegado bajo 6 metros de agua. Incluso Wall Street quedaría sumergida, sin olvidar que el sistema ferroviario quedaría inutilizado.

Según un geólogo costero, Nueva York no está preparada para un huracán, pero tampoco para un impacto indirecto.


26 de agosto de 2011

Massachusetts se prepara ante la llegada de Irene

Según el Gobernador de Massachusetts, 30 agentes están colaborando antes de la llegada de Irene. El estado está tomando todas las medidas posibles de precaución, incluyendo el cierre de los embalses para facilitar su capacidad total, en el caso de que se registren lluvias torrenciales.