AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Anomalías aéreas, marítimas y de trenes

Anomalías aéreas, marítimas y de trenes

3 de agosto de 2015

Pierden el contacto con los controladores aéreos temporalmente durante su aproximación al aeropuerto para su aterrizaje de emergencia en Dublín (Irlanda)

Un vuelo procedente de Knock, y cuyo destino era el Reino Unido, tuvo que realizar un aterrizaje de emergencia en Dublín, Irlanda, el viernes, después de que la tripulación detectara olor a humo en la cabina.

El vuelo BE-664, acababa de despegar del aeropuerto Oeste de Irlanda, en Knock, y prácticamente sobrevolaba Lonford, cuando la tripulación emitió una señal de socorro.

El aparato todavía estaba subiendo a altitud de crucero y casi había alcanzado los 19.000 pies cuando los tripulantes se percataron del problema. Al estar en contacto con los controladores aéreos de Shannon, e informar del humo en su cabina, descendieron a 10.000 pies y pidieron información sobre el aeropuerto más cercano para realizar un aterrizaje de emergencia. Poco después, el piloto recibió el permiso para aterrizar en Dublín, en Irlanda.

Durante su aproximación al aeropuerto de Dublín, el avión perdió el contacto con los controladores aéreos, aunque lo recuperaron poco después.

Se sospecha que el humo procedía de un aseo cercano a la cabina.

Algunos aviones que volaban sobre el mar de Irlanda tuvieron que dar vueltas para dar prioridad de paso a este aparato, que aterrizó en el aeropuerto sin mayores consecuencias.

Según ha informado la aerolínea, el avión aterrizó sin problemas y los 74 pasajeros estaban sanos y salvos. Los pilotos habían decidido este aterrizaje después de que se encendiera la alarma de humo en el aseo del avión, por lo que cumplieron con el protocolo establecido.