AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Anomalías aéreas, marítimas y de trenes

Anomalías aéreas, marítimas y de trenes

10 de agosto de 2015

Milagroso aterrizaje de emergencias prácticamente a ciegas de un avión de pasajeros en Denver (Estados Unidos)

Los pilotos del vuelo 1889, procedente de Boston, Massachusetts, y cuyo destino era Salt Lake City, en Utah, han realizado un aterrizaje de emergencia milagroso en Denver, a las 21:00 horas. Los pilotos aterrizaron prácticamente a ciegas.

El granizo que cayó durante la tormenta en la que se vio envuelto el avión, causó daños en el morro del Airbus 320 y en el sistema de navegación por GPS, además de abrir grietas en la luna delantera, momento en el que decidieron realizar el aterrizaje de emergencia. Tuvieron que utilizar el sistema de guía automático del avión porque la visibilidad era limitada.

Al parecer, el granizo entraba en los motores del avión por un lado y salía por el otro como si se hubiese introducido en una máquina que hacía nieve.

Afortunadamente, pudieron aterrizar sobre las 20:40 horas (hora local), con la ayuda de la torre de control.

Un pasajero tuvo que ser trasladado a un hospital por heridas leves, mientras que el resto voló a su destino en otro avión, salvo algunas familias cuyos hijos estaban tan asustados tras la experiencia que tuvieron que alquilar vehículos para conducir de Colorado a Utah.

Los pasajeros no se percataron de la gravedad de la situación hasta que estuvieron en tierra y pudieron ver cómo había quedado la parte delantera de su avión tras la tormenta.

Aunque la compañía aérea no ha confirmado el número de pasajeros que volaba en el aparato, lo cierto es que este tipo de aviones puede llevar hasta 180 personas a bordo.

Según han explicado los testigos, escucharon unos golpes fuertes y vieron rayos en el alerón derecho del avión. El aparato se agitó repentinamente y perdieron altura de forma rápida, momento en el que los niños comenzaron a gritar desesperados y la gente se preocupó bastante.

Otro pasajero relató que en ese instante, las personas se cogieron de las manos y comenzaron a llorar.

La Administración Federal de Aviación está investigando el incidente.

Todos los pasajeros del avión coinciden en agradecer a los pilotos el excelente aterrizaje que hicieron, salvándoles la vida a todos.