AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Cambio Climático por fecha

26 de abril de 2008

Por primera vez, los científicos se preparan ante la posibilidad de un Polo Norte sin hielo en el año 2008

Cuando en el Polo Norte, en lugar de un extenso territorio de nieve se observe una vasta extensión de agua, se habrá obtenido la prueba de que el cambio climático está afectando con intensidad.

Por primera vez, los científicos del Ártico se preparan para la posibilidad de que el Polo Norte se encuentre sin hielo en este mismo año.

El hielo Ártico estaba disminuyendo a raíz de 44.000 kilómetros cuadrados por año. Además, según las imágenes del satélite, la mayor parte del hielo Ártico ahora es más fina, y es una capa de hielo joven que sólo lleva ahí desde el pasado otoño.

Es la primera vez que el hielo Ártico se encuentra tan fino, por lo que existe la posibilidad de que el Polo Norte esté libre de hielo en el transcurso de este mismo año.

24 de abril de 2008

El Glaciar Tasman retrocede a una velocidad mayor de 500 metros al año (Nueva Zelanda)

Martin Brook, glaciólogo de la Universidad de Massey, ha afirmado que el glaciar más extenso de Nueva Zelanda, el Glaciar Tasman, se encuentra en retroceso a una velocidad mayor de 500 metros al año debido al calentamiento global.

El glaciar, que corresponde al pico más alto del país, en el Sur de los Alpes, se deshiela en un lago que empezó a formarse hace tan sólo 35 años. En la actualidad tiene 7 kilómetros de largo y dos de ancho.

Para este científico, es muy probable que el lago doble su extensión a 16 kilómetros de largo en tan sólo 20 años, ya que hace demasiado calor como para que el glaciar se mantenga intacto a tan sólo 730 metros por encima del nivel del mar.

19 de abril de 2008

Nicholas Stern afirma que el cambio climático es peor de lo que se pensaba y pide una acción climática urgente

El experto sobre cambio climático, Nicholas Stern, ha afirmado que en un informe realizado hace 18 meses en el que comparaba el riesgo económico de la Gran Depresión de los años 30 con el calentamiento global, subestimó la amenaza del calentamiento global.

En una conferencia de prensa en Londres, Stern ha explicado que los últimos informes científicos climáticos muestran que las emisiones globales de los gases de efecto invernadero del planeta están aumentando mucho más rápido y, por lo tanto, están afectando al clima más rápido de lo esperado. Además, afirma que la capacidad de absorción del planeta es menor de lo que se pensaba.

Stern ha destacado la necesidad de que las naciones se pongan en marcha ahora y ha pedido una acción climática urgente.

Su informe predecía que, siguiendo los patrones actuales, las temperaturas globales aumentarían entre 2-3 grados Centígrados en los próximos 50 años, por lo que se podía reducir el efecto disminuyendo el consumo global en un 20 por ciento. Algunos académicos se echaron las manos a la cabeza con sus teorías.

Según Stern, las pruebas actuales de la amenaza del cambio climático han echado por tierra su informe de octubre de 2006. Por poner un ejemplo, para poder disminuir los efectos del cambio climático, los Estados Unidos tendrían que reducir sus emisiones en un 90 por ciento.

Parece que las cosas están peor de lo que se pensaba.

18 de abril de 2008

Científicos confirman que la pérdida de salinidad del agua del fondo del mar en la Antártica podría encaminarse hacia una interrupción del cinturón transoceánico

Los científicos que están estudiando el hielo de las profundidades del mar que rodea a la Antártica han detectado cambios en la salinidad del mar que podrían tener efectos importantes en el clima del mundo y en las corrientes oceánicas.

Después de un mes de estudios en el Océano del Sur para comprobar lo que está cambiando y lo que estos cambios podrían suponer en los patrones climáticos globales, los científicos han descubierto que la densidad del agua disminuye cerca del final de la Antártica.

El agua del fondo de la Antártica es la que aporta la energía al cinturón transoceánico, un sistema de corrientes oceánicas que recorre los Océanos del Sur, Pacífico, Índico y Atlántico, y que equilibra la temperatura global aportando calor.

En el caso de que la pérdida de salinidad siga teniendo lugar, el agua cercana a la Antártica podría ser demasiado liviana y no hundirse, lo que alteraría la circulación global, deteniendo la circulación oceánica.

El agua salada y fría, se hunde también en las profundidades del Océano Atlántico, cerca de Groenlandia y junto a la extensa cantidad de agua que se hunde junto a la Antártica, hace que funcione el cinturón de corriente transoceánica. Este sistema regulador aporta agua cálida a la zona más elevada del Atlántico norte, consiguiendo que Europa sea más cálida de lo que sería sin él.

Si esta corriente pierde velocidad o se detuviera, el clima del mundo sería un caos.

Para el equipo de científicos, no existen pruebas todavía de que el agua que se hunde hasta el fondo oceánico esté disminuyendo, pero el hecho de que el agua esté perdiendo salinidad y sea menos densa, confirma que se está encaminando hacia una interrupción de esta corriente.

Durante esta investigación, científicos de Australia, Inglaterra, Francia y los Estados Unidos, midieron la salinidad, el dióxido de carbono y las concentraciones de hierro, así como las corrientes entre la Antártica y Australia.

El equipo está investigando si el rápido deshielo de las placas de hielo de la zona o el hielo del mar es la causa de que esta agua esté más dulce, aunque afirma que es demasiado pronto para echarle la culpa al calentamiento global.

Una de las hipótesis de mayor consistencia es que el agua se esté dulcificando debido a que el hielo que flota alrededor de la Antártica se está deshelando más rápidamente que en el pasado. Todo apunta a que la causa probable es el calentamiento global y el agujero de la capa de ozono.

18 de abril de 2008

Las grietas en las placas de hielo del Ártico podrían partir las placas en cuestión de años

Los equipos de científicos que acudieron al Polo para estudiar las grietas en las Placas de Hielo del Ártico afirman que las grietas son peores de lo que se temía y que podrían partirse en tan sólo unos años.

Se ha detectado que las placas de hielo permanentes se están rompiendo o resquebrajándose a una velocidad alarmante, debido al calentamiento global o cambio climático.

Los científicos han hallado grietas de hasta 12 metros de ancho en algunas placas de hielo y han descubierto una grieta de 18 kilómetros de largo en la Placa de Hielo de Ward Hunt, en la costa norte de la Isla Ellesmere.

Ward Hunt era una de las placas de hielo más extensas, antes de verse partida por una gran grieta central entre los años 2000 y 2002.

Para este equipo de científicos, el mapa de Canadá, de 1950, ha cambiado totalmente. Está completamente desfasado ahora que todas estas placas de hielo se están rompiendo.

Al parecer, algunas placas tenían tantas grietas que ni siquiera las pudieron contar.

13 de abril de 2008

Al Gore prevé un empeoramiento del cambio climático.

Según el vice-presidente de los Estados Unidos y co-premio Nobel de las Naciones Unidas, el cambio climático está teniendo lugar a una velocidad mucho mayor de lo predicho, por lo que la Placa de Hielo del Polo Norte podría desaparecer de aquí a cinco años.

Para Al Gore, la crisis del clima es mucho más grave y más rápida de lo que esperaban las proyecciones más pesimistas del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático y pide que se tomen medidas urgentes para paliar esta situación.

11 de abril de 2008

Repentina desaparición de un lago en el sur de Chile, probablemente ocasionado por el calentamiento global

El científico Gino Casassa, ha informado que el deshielo que ha tenido lugar en el sur de Chile ocasionó, primero el aumento y después un súbito vaciado de un lago glacial, enviando un “tsunami” por el río.

Según Casassa, el repentino deshielo ha tenido lugar debido al aumento de las temperaturas, que ha añadido caudal al Lago Cachet e incrementado la presión sobre la Placa de Hielo. El agua abrió un túnel de más de 5 kilómetros por el glaciar, vaciándolo finalmente al río Baker, el 6 de abril.

Lo más destacable de este fenómeno es que la masa de agua se desplazó contra la corriente del río, por lo que se puede considerar como un verdadero tsunami de río.

El miércoles, el lago estaba nuevamente casi lleno ya que se trata de un evento que tiene lugar de forma periódica cada verano, ocasionado por el deshielo de extensas cantidades de hielo que aumentan el nivel de los lagos. Sin embargo, la razón principal es el calentamiento global.

El año pasado, el lago Tempano, en el Parque Nacional O´Higgins, en Chile, desapareció repentinamente y apenas ha recuperado algo de su caudal.

El gobierno de Chile envió a un equipo de geólogos al lago para investigar la repentina desaparición del mismo, por lo que se ha desatado un nuevo debate acerca del calentamiento global.

Expertos del Centro de Estudios Científicos de Valdivia han afirmado que el inusual incremento de las temperaturas – hasta los 30 grados centígrados – provocó que el adyacente glaciar Colonia y el glaciar Cachet, perdieran parte de su hielo, aumentando el volumen en Cachet 2, drenándolo de forma repentina.

7 de abril de 2008

Un comienzo de la primavera inusualmente cálido en Moscú (Rusia)

El domingo, las temperaturas en Moscú alcanzaron los 19,2 grados Celsius, una cifra histórica para el mes de abril, ya que – según la Oficina de Meteorología de Rusia - la capital no suele experimentar un comienzo de la primavera tan cálido.

La última vez que se habían registrado cifras cálidas para el 6 de abril en Moscú fue en 1975.

Se prevé que las temperaturas sigan subiendo. El mes de marzo del año pasado fue el más cálido en 125 años, y el mes de enero de 2008 fue el más suave desde que se comenzara a guardar datos meteorológicos hace 130 años.

4 de abril de 2008

El cambio climático provocará un masivo incremento en el número de erupciones volcánicas en el mundo

Carolina Pagli, de la Universidad de Leeds en el Reino Unido y Freysteinn Sigmundsson, de la Universidad de Islandia, han calculado los efectos del deshielo sobre la corteza y el magma subterráneo.

Según estos dos científicos, conforme desaparece el hielo, pierde presión sobre las rocas que hay alojadas bajo la placa de hielo, aumentando la velocidad media en la que se convierte en magma.

Vatnajökull es la capa de hielo más extensa de Islandia, y está desapareciendo a una media de 5 kilómetros cúbicos al año.

En Islandia, hay numerosos volcanes activos bajo el hielo. La última erupción más explosiva que tuvo lugar en el país fue en 1996 en Gjalp, pero Pagli y Sigmundsson advierten que el magma extra que está produciendo el deshielo de la Placa de Hielo podría aportar el suficiente magma como para que se produjeran erupciones explosivas de este tipo cada 30 años.

Predecir este tipo de erupciones va a ser muy difícil, ya que se desconoce la velocidad media del desplazamiento del magma hacia la superficie.

Pero esto no significa que el magma se verá afectado en todo el mundo de la misma manera. Vatnajökull se encuentra sobre dos Placas Tectónicas, lo que permite que pierda presión en el manto terrestre. Sin embargo, la pérdida del hielo sí que tendrá otro efecto en los volcanes, que podría suceder en otros muchos de la Tierra.

Las zonas con mayor riesgo de sufrir erupciones volcánicas debido al deshielo incluyen el Monte Erebus, las Islas Aleutianas y otros volcanes de Alaska.

El estrés de las Placas, incluso podría provocar erupciones volcánicas en lugares inesperados.

El equipo también estudia los efectos de la elevación del nivel del mar, como consecuencia del deshielo de las Placas, en los volcanes. Según ellos, pronto habrá un masivo aumento en la actividad de los volcanes a nivel mundial.

4 de abril de 2008

El cambio climático empieza a afectar gravemente a Uganda

Las inundaciones del pasado otoño en Uganda dejaron 400.000 damnificados.

Según los expertos climáticos, también ha sido consecuencia del calentamiento global, así como que el agua arrastrara los escasos cultivos que había.

En el Hospital de Karamoja St. Kizito, cada día, tratan a más de 350 niños por malnutrición.

La cosecha se recolectaba normalmente una vez al año durante la estación húmeda, y nada durante la época seca.

Muchas personas están subsistiendo gracias al alcohol local, al agua, los frutos salvajes e incluso por el consumo de hormigas y ratas.

El cambio climático ha secado las tierras.

La población lucha a tiros por robar o mantener el ganado, mientras que algunas reses mueren en medio de estas peleas.

Las lluvias están siendo impredecibles y no siguen ningún patrón establecido. Se cultivan las tierras y luego las semillas no germinan.

Según el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático, los africanos sufrirían una grave falta de alimentos y bebida potable para finales de este siglo.