AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

20 de septiembre de 2015

24 casas engullidas por la apertura de una gigantesca grieta en Tarabamba (Perú)

 

Una gigantesca grieta se ha tragado 24 casas y destruido una iglesia, un colegio, un puente, dos canales de regadío y 60 hectáreas de cultivos en la población de Tarabamba, Perú.

Unas 29 familias se han visto forzadas a abandonar el caserío de Tarabamba, en el distrito de Cashapampa, provincia de Sihuas, tras la aparición de enormes grietas en el suelo, que han destruido sus viviendas. Estas familias tuvieron que vivir a la intemperie durante los cinco días que el Gobierno Regional de Áncash tardó en enviarles unas 24 carpas, ubicadas en el sector Huanchí Bajo.

El Alcalde de la municipalidad de Cashapampa, ha manifestado que este fenómeno geológico, al parecer, ocasionado por una falla geológica, ha destruido 23 casas y dejado otras 6 en condiciones que hacen imposible que puedan vivir en ellas, por lo que las 29 familias han tenido que marcharse, después de haberlo perdido todo. Según el alcalde, las grietas también han causado daños materiales importantes en un colegio, una iglesia y han desaparecido 48 hectáreas de cultivo de árboles frutales. Al mismo tiempo, el edil explicaba que se encuentran incomunicados, ya que más de 500 metros de la carretera de acceso a la localidad se ha visto afectada, debido a las profundas grietas en que en algunos casos tienen hasta 40 metros de profundidad.

Se ha solicitado que se declare la zona como zona catastrófica, pues el fenómeno geológico sigue avanzando y amenaza con destruir más viviendas.

El Gobierno Regional ha solicitado el desplazamiento de personal especializado para evaluar la zona afectada.

8 de septiembre de 2015

Las placas tectónicas de Europa y los Estados Unidos se separan de forma espectacular en Islandia

Las places tectónicas de Europa y de los Estados Unidos en Islandia se separan dejando unas grietas espectaculares que utilizan los buzos para explorar, ya que algunas de ellas tienen agua hasta una profundidad de unos 61 metros.

La zona es conocida por los turistas que pueden explorar el terreno, tanto en tierra como bajo el agua. Algunas de estas grietas se llenan con agua clara y fría donde se pueden ver los buceadores que exploran las grietas submarinas.

El parque Nacional de Thingvellir fue reconocido por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad en 2004.