AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Observatorio Espacial

Observatorio Espacial

10 de junio de 2015

Por primera vez, Manhattanhenge transcurre sin que se produzca el Solsticio en las fechas previstas

Manhattanhenge, conocido como Solsticio de Manhattan, es un evento que tiene lugar dos veces al año, durante el cual el Sol, en la hora del ocaso, se alinea en dirección...

este-oeste con las calles del trazado urbano principal de Manhattan (en Nueva York).

El término se aplica a las calles que siguen el Plan de los Comisarios de 1811, que se encuentran desfasadas 29 grados con el verdadero este-oeste. Según este plan, la gran mayoría de las calles de Manhattan están rotadas 20º en dirección a las agujas del reloj. Por lo tanto, cuando el azimut de la puesta del sol es de 299º, la puesta de sol se alinea con las calles de esa red.

Para Manhattan, se trata de un fenómeno anual único. Un día especial que nadie se quiere perder, ya que durante dos días el Sol se pone en alineamiento exacto con la red de Manhattan, iluminando por completo cada calle transversal durante al menos quince minutos de luz del día.

 

El espectáculo visual mucho más impresionante que tiene lugar se conoce como Manhattanhenge y las fechas en las que se produce son alrededor del 28 de mayo y el 12 o 13 de julio, alrededor de la fecha del solsticio de verano. Las fechas precisas para este fenómeno varían dependiendo de la fecha del solsticio de verano, pero permanecen cercanas al 21 de junio.

Cuando un peatón mira hacia debajo de la línea central de la calle en dirección oeste, hacia Nueva Jersey, puede ver el disco solar completo ligeramente por encima del horizonte y entre los perfiles de los edificios.

Este fenómeno cada vez ha ido ganando más adeptos a lo largo de los años.

En el año 2011, este fenómeno tuvo lugar el 21 de mayo a las 20:17 horas, y el 12 de julio y 13 de julio, a las 20:25 horas.

En el año 2012, el evento tuvo lugar el 29 de mayo a las 20:17 horas y el 12 de julio a las 20:25 horas.

En 2014, el fenómeno se produjo el 30 de mayo a las 20:18 horas y el 11 de julio a las 20:24 horas.

Este año, estaba previsto que el fenómeno tuviera lugar el 29 de mayo a las 20:12 horas (medio sol) y el 30 de mayo a las 20:12 horas (sol completo).

 

Sin embargo, para sorpresa de todos, en 2015 no tuvo lugar el famoso Manhattanhenge. Ha fallado en ambas fechas, tanto el 29 de mayo como el 30 de mayo. Algunos han explicado que no se ha podido apreciar debido a las nubes, sin embargo, los mapas meteorológicos y las fotografías obtenidas demuestran que no fue así. Además, las nubes nunca habían bloqueado la puesta del Sol en años anteriores. Simplemente no se produjo. Posiblemente debido a la oscilación de la Tierra.

Eso sí, no tuvo lugar en las fechas que debía, sin embargo sí que pudo observarse el 31 de mayo de 2015. Pasando de ser un fenómeno predecible, a ser completamente impredecible.

Se trata pues de un efecto obvio del bamboleo/oscilación de la Tierra. La Tierra se mueve bajo el empuje polar del bamboleo del día hasta que el Sol se puso antes de lo que se preveía que debía, desapareciendo en el horizonte conforme la Tierra se inclinaba hacia su Polo Norte lejos de hacer que se pudiera observar el fenómeno en la ciudad de Nueva York.