AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Observatorio Espacial

Observatorio Espacial

1 de julio de 2015

Advierten de un tsunami devastador en el Reino Unido por culpa del impacto de un asteroide

 
Los científicos advierten que, aunque el Reino Unido no se encuentra en la trayectoria directa de un asteroide, la caída de un asteroide podría matar a miles de personas, ya que se encuentra en riesgo por el impacto en los “corredores” de asteroides caídos en el océano Atlántico y en el Mar del Norte, que podrían generar tsunamis devastadores para su costa.

Para los científicos, se trata de un riesgo potencial, ya que podría causar la muerte de las miles de personas que viven en las zonas costeras...

 

Los expertos de la universidad de Southampton han desarrollado un programa informático que predice el impacto de asteroides conocidos y que calcula el riesgo de las comunidades cercanas al impacto.

Se han descubierto unos 13.000 asteroides y unos 500 de ellos tienen la posibilidad de chocar con la Tierra. Con este programa, se puede calcular el impacto y los daños que podrían causar, con el fin de planificar una evacuación con la suficiente antelación.

Cuando un asteroide choca con la Tierra, uno de los mayores peligros es un tsunami. El Reino Unido es una isla con una gran zona costera, y muchas personas viven en la parte más vulnerable del país.

Se espera que este programa ayude a las organizaciones, como las Naciones Unidas, a decidir si evacuar comunidades o a enviar naves para interceptar estos objetos.

El nuevo mapa que han elaborado muestra una zona de riesgo de asteroides en Europa, pasando por Escandinavia, Alemania, Francia y España. Los Estados Unidos parecen salvarse, aunque Florida y Luisiana sí que podrían verse alcanzados por algún asteroide.

Los asteroides y meteoritos no son producto de la ciencia ficción. El meteorito de Chelyabinsk, en Rusia, causó cerca de 1.300 heridos cuando cayó en el año 2013. Y el más grande de la historia de nuestro planeta, cayó en 1908, destruyendo 80 millones de árboles en un área de 830 millas cuadradas, con una potencia de 1.000 bombas atómicas.