AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Observatorio Espacial

Observatorio Espacial

28 de julio de 2015

Cuatro fragmentos de un cometa explotan sobre Cuenca, Málaga y Cádiz (España), así como en Portugal

Se confirma que el violento choque de un cometa contra nuestra atmósfera hizo que el cometa explotara en cuatro fragmentos. Sus fragmentos, convertidos en cuatro bolas de fuego, fueron vistos sobre la provincia de Cuenca, Málaga y Cádiz.

Los científicos del complejo La Hita, han informado que el cometa número 169P/NEAT, que sobrevoló la zona central de Castilla La Mancha, el miércoles por la noche y a primera hora del jueves por la mañana, explotó a 79 kilómetros sobre la superficie de la tierra en la ciudad de Cañamares.

El cometa cayó sobre nuestro planeta a una velocidad de unos 80.000 kilómetros por hora, rompiéndose en diferentes fragmentos al penetrar la atmósfera terrestre y convertirse en brillantes bolas de fuego.

La primera bola de fuego fue avistada aproximadamente sobre las 23:50 horas (hora local) sobre Portugal.

La más grande, y que se desplazó a mayor velocidad, se observó sobre las 07:00 horas en la costa del sur de la península, concretamente en la provincia de Málaga, creando una bola de fuego tan brillante como la luna.

Un tercer impacto fue registrado sobre las 02:23 horas (hora local) en Cuenca, desfragmentándose a unos 100 kilómetros sobre la tierra de la población de Sotos, y girando hacia el norte,donde se disipó definitivamente sobre Cañamares.

Finalmente, una cuarta bola de fuego y el último impacto, tenía lugar sobre las 02:25 horas (hora local), sobre el golfo de Cádiz, en la costa sudoeste de la península.

Todas las explosiones fueron registradas por los detectores utilizados por la universidad de Huelva, por la universidad con base en La Hita, en la provincia de Toledo, en el centro de España, así como en los observatorios de Calar Alto (en Almería), El Arenosillo (en Huelva), Sevilla y en La Pedriza (en Jaén).

Según ha informado el profesor de astronomía de la universidad de Huelva, en un análisis preliminar llevado a cabo de este fenómeno espacial, todos los cometas se extinguieron a una gran altura, superando los 70 kilómetros por hora, pero ninguna de las bolas de fuego llegó a chocar con la tierra, convirtiéndose en polvo en nuestra atmósfera.

Parece ser que estas bolas de fuego podrían estar relacionadas con una lluvia cósmica conocida como Alfa-Capricornida, que continuará durante varias noches y que es conocida por producir bolas de fuego espectaculares.