AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Observatorio Espacial

Observatorio Espacial

22 de mayo de 2015

Espectacular bola de fuego en Tenerife (España)

Bola de fuego vista en Tenerife (imagen: AMOS)

El martes, 19 de mayo de 2015, sobre las 23:17 horas (hora local), se observaba una gran bola de fuego en Los Cristianos, Tenerife. El meteorito iluminó el cielo nocturno mientras caída a la Tierra.

La bola de fuego se vio por primera vez cuando todavía se encontraba a 83 kilómetros de nuestro planeta y se desintegró a 25,2 kilómetros de la superficie del mar, siendo capturada por las cámaras del Instituto de Astrofísica de Canarias, en el Teide y Roque de los Muchachos (AMOS).

El meteorito que brilló casi como la luna, tuvo una órbita de tipo asteroidal, con semi-eje mayor de 1,9 UA. La distancia del perihelio fue de 0,971 UA, excentricidad 0,484 y una inclinación de 1,2 grados, según indicaba el responsable del proyecto del Instituto de Astrofísica de Canarias.

 

21 de mayo de 2015

Lluvia de rocas o piedras en el norte de Virginia (Estados Unidos)

Una lluvia de, lo que podrían haber sido meteoritos, ha sido vista en el cielo de Sterling, en Virginia.

Según informaban testigos presenciales, cayeron en procesión, unas después que otras, pudiéndose escuchar los sonidos de los golpes al estrellarse contra el suelo como si fueran explosiones (boom).

Algunas rocas alcanzaron una casa en la calle Old Ox, mientras que en otros sitios cayeron sobre el asfalto, cerca de Oakgrove Rd.

Algunos residentes afirman haber escuchado una explosión sobre las 10:30 horas (hora local), aunque pensaron que se trataba de truenos.

Las rocas o piedras rompieron las lunas de algunos vehículos y causaron daños materiales en otros que se encontraban estacionados en el aparcamiento de un centro comercial.

El testigo afirma haber recogido una de las rocas y que olía como a quemado.

 

21 de mayo de 2015

Extraño halo alrededor del Sol visto desde Ciudad de México (México)

Miles, sino millones de ciudadanos en la ciudad de México, se han sorprendido ante el inusual halo que rodeaba el Sol. Un fenómeno que ha tenido un gran seguimiento por las redes sociales y cuya noticia se han hecho eco numerosas televisiones en otros países del mundo.

Los comentarios han sido muy variados, desde una descripción sencilla del fenómeno, hasta el pronóstico de un terremoto para quienes son supersticiosos.

Lo cierto es que científicamente, el halo ha sido descrito como una circunferencia luminosa alrededor del sol. Un hecho que al parecer sucede cuando la luz se ve sometida al refracto de cristales de hielo suspendidos en la troposfera o en la atmósfera.

Sin embargo, visto el alcance que ha tenido semejante halo, para muchos ha sido algo realmente novedoso e infrecuente. En las calles, la población no hacía más que mirar al Sol y grabar o fotografiar el fenómeno.

En la ciudad de Médico residen más de 20 millones de personas. Y parece que ninguno lo había visto antes.

 

16 de mayo de 2015

Aumenta la actividad solar

NOAA pronostica un 45% de probabilidades de que pueda registrarse una tormenta geomagnética, después de haber observado un aumento en la actividad solar.

Se prevé que una Eyección de Masa Coronal alcance el campo magnético de la Tierra el 17 de mayo de 2015. Momento en el que podrían llegar los filamentos magnéticos lanzados el 13 de mayo por la tormenta en dirección a la Tierra.

 

6 de mayo de 2015

Explosión solar de clase-X

NOAA calcula un 45% de posibilidades de tormentas geomagnéticas en los polos, en el día de hoy, cuando nos alcance la Eyección de Masa Coronal liberada el 2 de mayo de 2015 por un filamento de magnetismo en el hemisferio sur del sol.

Se prevé el avistamiento de auroras en las latitudes elevadas.

La mancha solar AR2339, ha expelido una erupción solar de clase-X2, el 5 de mayo de 2015, a las 22:11 horas (UT), siendo capturada por el Observatorio Dinámico Solar de la NASA.

Un pulso de radiación UV y de rayos X procedentes de la explosión causó importantes apagones de radio en el lado del Pacífico de la Tierra, afectando a frecuencias inferiores a 20 MHz. Marineros, aviadores y operadores de radio habrán podido advertir estas interferencias.

La explosión también lanzó una Eyección de Masa Coronal a una velocidad superior a los 1.100 kilómetros por segundo, aunque no parece que fuese en dirección a nuestro planeta.