AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Observatorio Espacial

14 de septiembre de 2016

mapa-eclipse-lunar

Este mapa muestra las regiones desde las cuales será posible ver el eclipse. En gris, las zonas que no observarán el eclipse; en blanco, las que sí lo verán; y en celeste, las regiones que podrán ver el eclipse durante la salida o puesta de la luna.(Imagen: de PIRULITON (Own work) [CC BY-SA 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by-sa/3.0)], via Wikimedia Commons)

El próximo 16 de septiembre de 2016, tendrá lugar el tercer eclipse lunar del año 2016. Un fenómeno astronómico conocido como eclipse lunar penumbral y que podrá ser visto desde Europa, África, Australia y buena parte del Pacífico.

El eclipse lunar penumbral se produce cuando la Luna entre en el cono de penumbra de la Tierra. Es decir, que no será un eclipse lunar completo, cuando la superficie lunar entra en el cono de sombras terrestres; ni tampoco será  parcial, en que una parte de la Luna queda oculta. Sin embargo, seguirá siendo un fenómeno bonito de observar.

eclipse-lunar-penumbral

Según las previsiones, visto desde España se podrá ver un leve oscurecimiento del disco lunar, ya que serán los países situados en las zonas más oscuras de este mapa, quienes podrán ver mejor sus efectos.

El fenómeno, que coincidirá con una fase de Luna Llena, comenzará a las 18:53 horas del día 6 de septiembre de 2016, y terminará en torno a las 22:50 horas de ese mismo día. El pico  máximo del eclipse tendrá lugar sobre las 20:52 horas, cuando el disco lunar aparezca inmerso en la zona de penumbra.

14 de septiembre de 2016

Las redes sociales se han visto inundadas de personas que han relatado haber escuchado  ruidos, a primera hora del día, y visto luces extrañas en Hinckley.

Según estos testigos, este fenómeno anómalo en el cielo también se ha llegado a observar en la zona industrial de Dodwells.

Algunos han explicado que el sonido sonaba como si pasaran aviones a gran velocidad, otros afirman haberse despertado por el ruido.

Al mismo tiempo, quienes miraron hacia el cielo, pudieron observar una serie de luces extrañas en el cielo.

Este fenómeno parece haberse producido el 12 de septiembre de 2016, sobre las 05:00 horas (hora local).

12 de septiembre de 2016

Los cambios en la intensidad de la luz y la oscuridad se pueden apreciar con mayor facilidad en Alaska. Para quienes están monitoreando algunas cámaras web situadas en Alaska, resulta obvio que los amaneceres no son cómo deberían ser.

Se suponía que debía amanecer a las 07:16 horas en Anchorage, sin embargo, no lo hizo hasta las 09:10 horas. Una diferencia bastante notable que podría indicar claramente la oscilación que sufre nuestro planeta.

Además de la oscilación de la Tierra, que permite que el norte de Alaska pueda ver el Sol al amanecer a medianoche, de forma temporal, ahora está provocando un atardecer tardío en el sur de Alaska, en Anchorage.

Si en Alaska, a medianoche, nuestro planeta se inclina con una oscilación a la derecha de forma que el Polo Norte es empujado hacia Europa donde en ese momento, está teniendo un Sol de mediodía; al amanecer en Alaska, el planeta se inclina a la izquierda, por lo que Alaska se está alejando del Sol.

Efectivamente, el bamboleo está siendo cada vez más extremo, ya que el amanecer en Anchorage tiene lugar dos horas más tarde de la hora prevista.

En Wisconsin, Estados Unidos, también se ha podido apreciar que el amanecer ha tenido lugar 25 minutos más tarde de la hora prevista durante el mes de agosto.

Todo esto, por supuesto, solamente se puede explicar con el bamboleo. Y lo que nos queda por ver…

12 de septiembre de 2016

bamboleo-45-grados

90º en 7 horas, equivale a un bamboleo u oscilación de 45º.

Cuando nuestro Polo Norte termine alineado con el Planeta X y se vea empujado, sufriremos un bamboleo extremo que podría ocasionar fenómenos naturales extremos en todo el planeta, especialmente una importante marea alta que avanzará tierra adentro en numerosos países costeros.  

12 de septiembre de 2016

bamboleo-estelar

 

Al observar el cielo nocturno, se puede ver El Carro (es decir, el asterismo formado por las estrellas más visibles de la Osa Mayor), que ahora se encuentra en la posición 9 del dial de las 22:00 horas (observado desde el SE de Idaho – Estados Unidos). A las 05:30 horas, El Carro se ha desplazado a la posición de las 15:30 horas.

Esto equivale a otro bamboleo de 90 grados, unas horas antes de que el Polo Norte proceda a alinearse con el empuje del Planeta X.

12 de septiembre de 2016

Algunas personas de poblaciones en los condados de Cole, Moniteau y Morgan, han explicado que, el miércoles, escucharon una explosión que zarandeó las ventanas en California y en Fortuna.

EL Departamento del Sheriff del condado de Cole ha informado que recibió llamadas de personas que afirmaban haber escuchado una explosión que parecía una bomba sónica, aunque para él pudo haberse tratado de un meteorito o posiblemente de un avión.

4 de septiembre de 2016

Según ha informado un astrónomo, se escuchó una fuerte explosión en Rolleston y se vio una línea roja en el cielo, sobre Whanganui, al mismo tiempo que un posible meteorito entraba en la atmósfera de la Tierra.

El astrónomo retirado que ha realizado la apreciación, afirma que la línea roja y las fuertes explosiones registradas a última hora del sábado, bien podrían ser consecuencia de un meteorito o de basura especial. Al mismo tiempo, explica que se trató de una bomba sónica de algo procedente del espacio exterior y que había entrado en nuestra atmósfera a gran velocidad.

Un guarda de seguridad del hospital de Whanganui, que se encontraba de guardia esa noche, dice que vio la línea roja dividirse pocos segundos después de las 23:30 horas (hora local). Al mismo tiempo, varios residentes de Rolleston, Canterbury, dicen haber escuchado varias explosiones en la zona. La policía no pudo determinar la fuente de dichas explosiones.

31 de julio de 2016

Una bola de fuego, avistada desde varios estados, se ha hecho viral en las redes sociales. El objeto se vio desde Nevada, Utah y California y ha dejado perplejos a expertos espaciales que se pregunta qué fue.

La brillante luz, capturada en película y subida a las redes sociales por cientos de personas, podría haber sido un meteorito o parte de los restos del satélite chino del que se ha hablado tanto últimamente.

Según informaba un portavoz del Comando de Estrategia de los Estados Unidos, no podían facilitar ningún tipo de detalle al respecto hasta más adelante.

Un Astrónomo del Centro Harvard-Smithsonian para Astrofísica en Massachusetts, ha explicado que piensan que podría haber sido restos del satélite especial lanzado por China el 25 de junio y que cuando entró en nuestra atmósfera, probablemente se encontraba a unas 50 millas de la superficie terrestre, pero fuentes oficiales de la Base Aérea de Nellis, en el sur de Nevada, han explicado que la luz podría haber sido un meteorito al fracturarse.

Para el Director del Observatorio Griiffith, en Los Ángeles, podría haber sido un meteorito proveniente de la lluvia de meteoritos Delta Aquarids, que tuvo su pico máximo el miércoles por la noche.

24 de julio de 2016

meteorito-argentina-general-roca

Era un miércoles por la tarde en General Roca, aproximadamente las 13:00 horas (hora local) de un día apacible, como todos, hasta que la ciudad de 85.000 habitantes sufrió auténtico pánico al escuchar una serie de explosiones que hicieron vibrar edificios y casas. Tan grande fue el estruendo, que los vidrios y cristales de varios edificios parecían a punto de romperse.

Alertados por los vecinos, según explicaba el Alcalde, la policía, los bomberos, Protección Civil y los servicios de emergencias acudieron al lugar, pero no encontraron ninguna prueba de que hubiese explosionado una bomba, hubiese tenido lugar un terremoto o cualquier otro fenómeno.

Finalmente, los científicos aportaron la explicación. Un meteorito había entrado en la atmósfera de la Tierra hasta unos 8.000  y 10.000 metros por encima de sus cabezas, viajando a una velocidad de 2.414 kilómetros por hora. Según sus cálculos, el meteorito debió medir unos 12 metros de diámetro, rompiéndose en tres fragmentos.

Al parecer, entró en una zona habitada, por eso los habitantes pudieron escucharlo, pero al entrar en nuestra atmósfera a una velocidad tan alta, se recalentó, la roca se dilató y se rompió cayendo en forma de ceniza. Algunas piezas más grandes posiblemente llegaron a las capas más bajas de la atmósfera y se vieron arrasadas por el fuego. No obstante, debido a que habían llegado a una velocidad tan alta, produjeron una onda expansiva que pudo escucharse como si fuera una explosión.

Según han confirmado desde el Observatorio Astronómico de Neuquén, el meteorito explotó y se desintegró antes de impactar con la tierra.

Afortunadamente, no causó ningún tipo de consecuencias. No nos olvidamos del meteorito que cayó en Rusia y que provocó heridos y daños materiales.

24 de julio de 2016

Los “descubrimientos” se van sucediendo a un ritmo acelerado últimamente. En enero de 2016, astrónomos de los Estados Unidos informaron acerca de la posibilidad de haber descubierto un noveno planeta.

Según explicaba el Profesor David Gerdes, de la universidad de Michigan, se encontró con el Planeta Nueve casi por accidente, ya que estaba intentando encontrar un proyecto que ofrecer a sus estudiantes cuando se topó con este planeta.

Se preguntaban si el Planeta Nueve podría haber sacado a cada planeta en nuestro sistema solar fuera de su alineamiento y una teoría nueva parece explicar ahora el “cambio” de nuestro sistema solar. Al parecer, ocho planetas mayores circulan todos alrededor del sol en el plano original de su nacimiento y el Sol, para sorpresa de los científicos, rota en un eje con una inclinación de seis grados relativos a una línea perpendicular al plano de los planetas.

Según una teoría, totalmente novedosa, el misterioso “Planeta Nueve” podría haber sacado cada planeta de nuestro sistema solar fuera del alineamiento.  Ya a principios de años, los científicos Michael Brown y Konstantin Batygin, del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, habían comentado que el Planeta Nueve podría ser el responsable de ciertos movimientos erráticos de mundos helados en el sistema solar exterior. Ahora, la idea se puede extender a la órbita de todos los planetas.

Debido a la idea de que el Planeta Nueve mantiene una inclinación significativa, piensan que – de existir – podría inclinar objetos.

Según sus cálculos, el desconocido planeta, conocido por otros como Planeta X, tendría entre 5 y 20 veces la masa de la Tierra y tendría una amplia órbita excéntrica, alcanzando 250 veces la distancia Tierra-Sol en su punto más lejano.

La oblicuidad de seis grados del Sol sugiere que o bien existe una asimetría en el medio de formación del sistema del Sol, o un factor externo ha desalineado vectores de momento angulares del Sol en los planetas.

Para un estudio realizado por Alessandro Morbidelli, del Observatorio de la Costa Azul en Niza, Francia, la inclinación del Planeta Nueve, no su masa, es la clave. Evaluaron los efectos de un planeta distante, comúnmente conocido como planeta nueve, en las dinámicas de los planetas gigantes del Sistema Solar y algunas de las configuraciones del Planeta Nueve permitían explicar la inclinación actual del Sol.

Por lo tanto, este trabajo por una parte proporciona una explicación elegante para la inclinación actual entre el plano invariable de los plantes gigantes interiores y el ecuador del Sol, y por otra parte, añade nuevas restricciones a los elementos orbitales del Planeta Nueve.

En cuanto al nombre del planeta está causando cierta controversia.

El misterioso planeta siempre se ha nombrado como “Planeta X”, siendo el número romano para el diez, lo que sugiere que es el décimo planeta. Sin embargo, el Profesor Brown, de Caltech, y descubridor de Eris, el objeto de mayor masa encontrado en el sistema solar en 150 años, y su equipo, lo nombró como “Planeta Nueve”, en lugar de “Planeta X”, debido al trabajo del Profesor Brown sobre la desclasificación de Plutón. 

Los científicos añaden que posiblemente se encuentre antes de que termine el verano, por lo que durante todos estos días, cientos miran al cielo con la esperanza de ser el primero en verlo.

No descubrirlo antes, dicen fue porque el Sol lo ocultó. La teoría es que nuestro Sol, hace unos 4,5 billones de años, robó el Planeta Nueve de su estrella original.

Por su parte, la NASA advierte que es demasiado pronto para confirmar la existencia del Planeta Nueve, ya que los datos son científicos pero no se ha podido observar físicamente aún y se suma a su búsqueda.

20 de julio de 2016

Definitivamente, China no tiene la menor idea de dónde caerá la estación espacial Tiangong-1. La estación espacial se encuentra en plena caída libre.

La que fue la primera estación espacial de China, de 8 toneladas de peso, se encuentra en plena caída libre. Se lanzó en 2011 y se suponía que volvería a la Tierra estrellándose de forma controlada, sin embargo, los astrónomos temen que el satélite esté cayendo sin control alguno.

En esta página se puede seguir su posición: http://www.n2yo.com/?s=37820

Esperemos que, de ser cierta su caída libre, suceda en el mar.

16 de julio de 2016

La primera estación espacial de China, Tiangong-1, parece estar completamente fuera de control y podría haber perdido el contacto con el Centro de Comando y Control de Beijing. Esta información procede del rastreador amateur del satélite Thomas Dormin, el mes pasado, pero desde entonces, fuentes oficiales de China siguen sospechosamente en silencio sobre este asunto.

Según Dorman, de estar en lo cierto, China esperará hasta el último minuto para informar al mundo de cualquier problema en su estación espacial. Sin embargo, podrían ser malas noticias en el caso de que los restos de la estación espacial caigan sobre la tierra, aunque también existen posibilidades de que sea en el océano o en zonas deshabitadas.

Tiangong-1 fue lanzada en el año 2011 como el primer laboratorio espacial de China. Desde que el satélite estuviera durmiente durante unos meses, algunos expertos han dicho que el comportamiento de la estación espacial bien podría tener otra explicación.

Para el astrodinamicista del Centro para la Innovación y Estándar Espacial, podría ser que China esté esperando porque la estación espacial se encuentra con poco combustible y pretenden una caída natural para conseguir una órbita más baja antes de hacerla caer.

12 de julio de 2016

Cientos de malagueños se alarmaron en la noche del 9 de julio de 2016, cuando sobre las 23:00 horas (hora local), observaban una impresionante bola de fuego en el cielo.

El avistamiento coincidió con un cine de verano en la playa de Málaga, donde tenían la pantalla mirando hacia la orilla y todos los presentes pudieron ver algo que se desplazaba a gran velocidad, como una estrella fugaz, y que mantenía una estela viva e incandescente durante varios segundos.

Este fenómeno inusual sorprendió a todas las personas que lo observaron desde Roquetas de Mar, hasta Antequera, pasando por Torremolinos, Benalmádena, e incluso Alhaurín de la Torre, aunque no se descarta que también haya sido visto desde otros puntos de Andalucía y de Marruecos.

La Sociedad Malagueña de Astronomía ha confirmado este fenómeno como “impresionante” y asegura haber recibido numerosos testimonios de personas que lo vieron desde distintas localizaciones de Andalucía. La Red de Seguimiento de Bólidos y Meteoritos lo captó con cámaras de El Torcal y Huelva.

Según esta Sociedad, se calcula que la bola de fuego entró a 110 kilómetros de altura sobre la vertical de la cordillera del Rif, en el norte de Marruecos, avanzó en dirección noroeste más de 100 kilómetros, hasta desaparecer de sus cámaras a unos 77 kilómetros de altitud entre Aclazarquivir y Tetúan. Además, calculan que la velocidad media estimada fue de 26 kilómetros por segundo, es decir, unos 95.000 kilómetros por hora.

Los testigos afirman que fue un fenómeno único, que no habían visto nunca y que lo más les llamó la atención fue su cambio de color. El haz de luz fue de amarillo a verde y duró unos segundos.

Para el responsable del proyecto Smart, astrofísico que estudia este tipo de fenómenos, el meteorito que impactó contra nuestra atmósfera procedía de las Alfa-Capricórnidas. Un fenómeno parecido a la lluvia de las Perseidas, o Las lágrimas de San Lorenzo, y tiene lugar todos los años de julio a agosto.

El responsable es el cometa 169P, cuando en su movimiento de traslación anual, cruza los restos de su cola con nuestro planeta. Estos se desintegran al entrar en nuestra atmósfera.

Según el astrofísico, algunos son tan luminosos, incluso más brillantes que la Luna llena, que llaman mucho la atención y no descarta que puedan observarse más durante los próximos días o semanas, debido a que todavía podrían registrarse más bolas de fuego procedentes de este cometa.

30 de junio de 2016

oscilacion-salida-sol-2016

Nuevamente podemos contrastar datos sobre las diferencias entre los datos del amanecer y de las puestas del sol que habían sido pronosticadas para el mes de mayo de 2016, y las diferencias reales que se han producido.

Todos los datos muestran que el Sol no está donde debería estar. Destacar que el amanecer cada vez es más y más tarde, contrariamente a lo pronosticado, y que el azimut cada vez es más extremo, conforme pasa el mes.

¡La oscilación y bamboleo de la Tierra está empeorando!

30 de junio de 2016

segunda-luna-tierra

La NASA ha vuelto a sorprender con un nuevo anuncio impactante. Ahora ¡afirman que la Tierra tiene otra Luna!

Lo cierto es que últimamente no dejan de sorprendernos con descubrimientos espaciales nuevos, planetas desconocidos lejanos, planetas cercanos, y ahora incluso otra luna más… ¿Acaso la NASA está preparando el camino para disponer de otras explicaciones alternativas a la presencia de Nibiru cuando este sea visible constantemente en el cielo?

Con el propósito que sea, la noticia es que la NASA ha explicado que existe una Luna que está orbitando nuestro planeta desde hace solamente 100 años. Se trata de un evento importante que demuestra lo dinámica que es nuestra relación gravitacional con los objetos cercanos a Tierra. La excusa que tienen para no haberla visto antes es que es bastante pequeña (36 metros por no más de 91 metros de ancho). Y se vio por primera vez en abril de 2016.

Su distancia con la Tierra varía de entre 38 a 100 veces la distancia de nuestro planeta con nuestra Luna principal. Y se le adjudicó el nombre de Asteroide 2016 HO3.

Después de realizar cálculos relativos al hipotético planeta nueve, los científicos han dicho que la presencia de más planetas podría explicar las orbitas inusuales de los objetos lejanos en nuestro Sistema Solar. Se han descubierto seis objetos trans-Neptunianos. Y, se ha informado que el Planeta Nueva podría mantener tres de estos Objetos confinados a una órbita específica durante cientos de millones de años.

Posiblemente uno de los misterios más grandes de la astronomía vio la luz este año al hablar de un misterioso planeta que se encontraba en el extremo de nuestro sistema solar. Y, desde el anuncio de un nuevo planeta, los científicos han sugerido que este Planeta Nueve podría no estar solo, sino que podría haber varios planetas.