AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Olas de Calor y Sequía

Olas de Calor y Sequía

22 de febrero de 2015

La capital de Brasil podría quedarse sin agua potable

La capital de Brasil, hogar de unos 11 millones de personas, podría quedarse sin agua potable en los próximos días tras sufrir la peor sequía de su historia. Posiblemente recomienden a la población que se marche.

Siendo Brasil el país más rico en agua, contando con el Amazonas y con otros ríos que aportan un caudal impresionante, la sequía, deforestación y la contaminación, han provocado un desastre en el sistema de agua potable de la capital.

Se calcula que el 40 por ciento del agua potable se pierde en fugas de roturas de tuberías, debido a la antigua infraestructura con la que cuenta. Además, más del 30% de esta agua se pierde o es robada.

15 de febrero de 2015

Advierten sobre una mega-sequía (Estados Unidos)

Gran parte de los Estados Unidos se enfrenta a la mayor sequía vivida en 400 años. Sin embargo, los científicos avisan que lo peor está por llegar, ya que los Investigadores advierten que la población debería prepararse para sufrir una mega-sequía. Un fenómeno extremo como no se ha vivido en los últimos 1.000 años.

El año pasado, California batió su propio récord en cuanto a sequía, pero no será nada comparado con lo que se avecina. Según han publicado recientemente en una revista científica, investigadores de varios centros de relevancia han advertido que una gran parte de los Estados Unidos, incluyendo los estados del sudoeste y de las planicies centrales, deberían prepararse para sufrir condiciones de sequía sin precedentes.

Según explican desde el Instituto Goddard, de la NASA, desde ahora hasta el final de este siglo, cada año será más seco que el anterior. Por lo tanto, habrá que pensar en un futuro mucho más árido en el oeste de América del Norte.

La duración de la sequía devastará regiones enteras, alterando gravemente la capacidad agrícola, destrozando cultivos y sesgando reses, por lo tanto, aumentando el precio de los alimentos y disminuyendo su disponibilidad.

Se calcula que este fenómeno afecte directamente a más de 60 millones de personas desde San Diego hasta San Antonio y desde Oakland hasta Omaha.