AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Reverso de los Polos

Reverso de los Polos

18 de enero de 2015

La magnitud de los seísmos no es la real

Disminuir la magnitud de los seísmos que se están produciendo forma parte del encubrimiento de la verdad sobre el inminente sobrevuelo del Planeta X, Nibiru. Igual que tampoco se admite el hecho de que la Tierra está sufriendo un bamboleo, y que el Sol y la Luna no se encuentran posicionados en su ubicación correcta, los datos y pruebas que lo afirman no son admitidos y se publican como fenómenos normales. Sin embargo, la constante elevación del extremo este de la placa Indo-Australiana es un anuncio de que las placas de la Tierra se están desplazando.

Para evitar que las personas se pregunten por el motivo del creciente número y magnitud de los terremotos, se evita reflejar con precisión la magnitud exacta de los seísmos que están teniendo lugar, modificando su magnitud a un número menor del real. Con este hecho, las estadísticas de magnitudes de terremotos también son menores.  

En la actualidad, la magnitud indicada en algunos terremotos en algunos casos se encuentra cerca de dos puntos por debajo de su magnitud real. Por lo tanto, habrá que saber “leer entre líneas”. Entonces, ¿cómo determinar la magnitud real de un terremoto si no nos podemos fiar de los datos facilitados?

La magnitud de un terremoto se establece en base a la violencia de la sacudida y a la distancia donde se ha sentido. Por ejemplo, un terremoto reciente que tuvo lugar en Kansas, sentido a 274 kilómetros de distancia, es altamente probable que no fuera de 4.8 grados en la escala de Richter, tal y como fue catalogado. Además, provocó daños estructurales. Un hecho que no sucede durante un seísmo de tan solo 4.8 grados. Por lo tanto, este terremoto debió ser superior a 6.0 grados en la escala de Richter.

Sí, la realidad es que el número de terremotos está aumentando, al igual que su magnitud. Además, también se están registrando enjambres de seísmos en el centro de placas tectónicas, por ejemplo en Florencia, Italia; y en el corazón de Kansas o en el desierto de Nevada. Esto demuestra la tensión que hay en las placas, la de América del Norte se encuentra en tensión de arco y la de Italia está en un movimiento raspado de la placa Africana a medida que rueda, pero también demuestra el efecto de la oscilación y bamboleo diario que establecen los acuíferos subterráneos al chapoteo.

En Florencia, según han informado las autoridades, el “David” de Michelangelo está en riesgo de derrumbarse y tendrá una base resistente a terremotos. El Ministro de Cultura ha informado que invertirán 200.000 euros en la construcción de esta placa antisísmica para este icono turístico de Florencia.

Durante 3 días consecutivos, la ciudad de Florencia se ha vio azotada por más de 250 pequeños temblores, lo que desató cierta alarma en el país.

Según el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia, los dos terremotos más fuertes que tuvieron lugar en la región de Chianti, entre Florencia y Siena, fueron de 3.8 y de 4.1 en la escala de Richter, mientras que otros muchos llegaron a medir 3.0 y 3.5 días más tarde.

Si bien nadie resultó herido durante estos seísmos, los bomberos tuvieron que intervenir ante leves daños estructurales que tuvieron lugar cerca del epicentro, a unos 30 kilómetros al sur de Florencia.

Conforme aumente la frecuencia y magnitud de los terremotos, serán sentidos de formas diferentes; en olas, como un movimiento en la distancia… La mejor protección durante la hora del reverso de los polos es situarse en el exterior de los edificios y echarse en el suelo en una zanja poco profunda, pero mientras tanto, no podremos evitar el movimiento sísmico creciente.