AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Reverso de los Polos

Reverso de los Polos

1 de febrero de 2015

El ajuste de Nueva Madrid (Estados Unidos)

Cada vez se escuchan más sonidos de explosiones en los Estados Unidos, causadas por la rotura de las rocas, especialmente debido a la tensión del continente de América del Norte y la inhabilidad de la placa de América del Norte para desplazarse. Conforme el Atlántico se separa y México se ve empujado hacia el oeste, América del Norte se dividirá, de forma diagonal, a lo largo de la falla de Nueva Madrid, poco antes del reverso de los polos.

El estiramiento del arco está causando la rotura de rocas, provocando sonidos que parecen explosiones en toda la placa de América del Norte y abriendo grietas en el suelo en México.

Las grandes placas de América del Norte y de Eurasia se encuentran bloqueadas la una contra la otra, incapaces de rotar debido a su tamaño. Esto ocasiona una tensión diagonal sobre el continente de América del Norte, donde Nueva Inglaterra es empujada hacia el este y México hacia el oeste.

Se ha hablado ya en los medios de los daños tan importantes causados por terremotos de gran intensidad en 1811 y 1812, que hicieron sonar las campanas hasta en Boston. Y la serie de seísmos que están teniendo lugar en la actualidad, están siguiendo un patrón similar. La línea de falla que recorre la zona este de los montes Apalaches, se conoce como la línea de falla de la Costa Este. Esta línea de falla se conecta con la de Nueva Madrid. La serie de seísmos que están teniendo lugar últimamente en Connecticut están relacionados con la línea de falla de Nueva Madrid.

En esta zona es donde comienza el desastre de Nueva Madrid, con la descompresión del Mississippi, hundiendo la tierra al oeste del río Mississippi en una elevación más baja para una franja de unas 50 millas de ancho. Esto rasgará los puentes que cruzan el Mississippi, imposibilitando no solo el tráfico por carretera sino también la distribución de gas y petróleo procedente de las refinerías del Golfo.

La falla de Nueva Madrid rasgará la región desde México hasta los Grandes Lagos, en el lado oeste de los montes Apalaches. El ajuste de Nueva Madrid es mucho más devastador para la tierra en el oeste del Mississippi, donde se hundirá a lo largo del día y se deslizará hacia el sudoeste. Hay una línea de falla hermana que conecta con las líneas de fallas de Nueva Madrid en el Golfo, y sube a lo largo de la zona este de los montes Apalaches. Todo esto llega hasta Boston, la razón por la que en su día sonaron las campanas.

Existe una ruptura natural en las rocas entre Nueva Madrid y Chicago, una zona débil que se romperá cuando se produzca el desastre de Nueva Madrid. La mayor parte de esta infraestructura se romperá, haciendo que los edificios se caigan y que reconstruir sea algo imposible. Como la falla de Nueva Madrid pasa justo por debajo de los Grandes Lagos, en Ohio, ciudades como Cleveland y Toledo verán sus infraestructuras destrozadas ya que la roca que hay bajo ellas se hundirá, con ajustes verticales. Buffalo, que se encuentra justo encima de la línea de falla, se verá afectado del mismo modo.

El ajuste de Nueva Madrid es un proceso en varias fases, que irá provocando terremotos de creciente intensidad a lo largo de toda la línea de la falla antes de que se produzca el gran terremoto que finalmente libere toda la tensión en la diagonal y permita el desplazamiento del continente de América del norte. Será entonces cuando se produzca un segundo ajuste a lo largo de la falla de San Andrés.

Como ambos lados de la Línea de Falla de Nueva Madrid convergen en direcciones opuestas, toda la línea de falla se está desplazando con un movimiento de deslizamiento-lateral. Justo al oeste del río Mississippi, la tierra desplaza la mayor distancia, para liberar presión en el arco formado actualmente por el continente de América del Norte, lo que crea un vacío, causando que la tierra se hunda. Cuando el ajuste de Nueva Madrid alcance esta zona, la tierra al oeste del Mississippi ya se habrá hundido. Aquí, bajo Michigan, los movimientos sísmicos podrían alcanzar una magnitud de 8.0 grados.

Los crecientes cambios en la Tierra seguirán achacándose al Calentamiento Global, al Cambio Climático o al Sol, y las observaciones en tierra de la estela del Planeta X seguirán diciendo que procede de un asteroide, que el deshielo puede causar terremotos, etc.