AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Supervolcanes

Supervolcanes

1 de julio de 2015

Relojes atómicos para monitorear volcanes

Un equipo internacional de científicos de la Universidad de Zurich, en Suiza, ha descubierto que...

se pueden utilizar los relojes atómicos de alta precisión para monitorear los volcanes y mejorar las predicciones de erupciones futuras. Además, los relojes de este tipo, instalados en el suelo, podrían monitorear la reacción de la corteza de la Tierra a las mareas sólidas de la Tierra.

Por el momento, este tipo de relojes únicamente se utilizaban en los laboratorios, pero parece que los científicos y la industria ha descubierto otra forma de utilizar su habilidad que la de medir el tiempo.

Su análisis ha mostrado que los relojes atómicos pueden usarse para monitorear volcanes. Al parecer, situando estos relojes a distancias diferentes de un gran cuerpo como la Tierra, hace que se muevan de forma diferente. Cuanto más cerca se encuentre el reloj a un gran objeto, más lento se mueve. De forma similar, los objetos subterráneos influyen en el ritmo de desplazamiento de las agujas del reloj ubicados sobre la superficie de la Tierra. El magma nuevo que entra en la cámara magmática bajo el volcán hace que el reloj situado encima del volcán funcione de forma más lento que un reloj ubicado más lejos.

Los volcanes se están monitoreando actualmente mediante los receptores de GPS. Los datos se analizan a lo largo de años antes de poder hacer una valoración al respecto. Sin embargo, con los relojes atómicos, se podría conseguir esta información en tan solo unas horas, lo que permitiría un monitoreo mucho más cercano y facilitaría mejores predicciones de erupciones volcánicas.

Los relojes atómicos también se podrían utilizar para monitorear las mareas sólidas de la Tierra. Estas mareas tienen lugar porque la Tierra se mueve en el campo gravitacional del Sol y de la Luna. Reacciona en su campo exterior por deformación, lo que a su vez produce las mareas de los océanos y de la tierra, con la elevación y descenso de los continentes.

La red de relojes atómicos que hay conectados vía cables de fibra óptica usados para internet, podrían aportar datos importantes sobre las mareas de la Tierra y comprobar modelos existentes.

Se espera que este tipo de relojes se puedan instalar en zonas volcánicas en los próximos años, como por ejemplo bajo el supervolcán de Yellowstone, cuya fecha para una posible erupción ya pasó.