AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Tifones y Supertifones

Tifones y Supertifones

11 de septiembre de 2015

Alerta máxima, de nivel 5, en Japón


Japón ha activado la tercera alerta de emergencia por inundaciones y deslizamientos de tierras en la prefectura de Miyagi, en el norte del país. Al menos 25 personas han desaparecido, 1 ha muerto y 27 han resultado heridas.

La tormenta ha causado inundaciones en edificios, pueblos y ciudades, provocando al menos 60 deslizamientos de tierras. Miles de personas se han quedado aislados y sin hogar.

El río Shibui se ha desbordado por la presa de la ciudad de Oaski dejando al menos 1.000 personas aisladas en el agua.

La Agencia de Meteorología de Japón ha activado la alerta máxima, de nivel 5, por inundaciones en el río Yoshida, prefectura de Miyaki, y para el río Mogamiogumi, en la prefectura de Yamagata.

Al menos 7.000 casas se han visto dañadas o destruidas en Ibaraki.

El miércoles, más de 200.000 personas recibieron la orden de evacuación en Japón, tras el paso del tifón tropical Etau, al encontrarse la isla entre un tifón y un huracán.

Por segundo día consecutivo, las lluvias torrenciales han azotado el país, causando el desbordamiento del río Kinugawa, que ha generado una ola parecida a un tsunami de agua en

Joso, a unos 50 kilómetros al noreste de Tokio.

Una persona, posiblemente una mujer de unos sesenta años, ha desaparecido en el centro de la isla, después de que un deslizamiento de tierras sepultara varias casas.

Helicópteros militares se han visto obligados a rescatar a personas atrapadas en los tejados de sus casas, al mismo tiempo que más de 90.000 han tenido que abandonar sus casas.

Las lluvias han venido acompañadas de ráfagas de viento de hasta 125 kilómetros por hora.

Según han explicado desde la Agencia de Meteorología de Japón, las lluvias torrenciales que han descargado en las prefecturas de Tochigi e Ibaraki han superado todos los registros anteriores, y no se habían producido nunca, por lo que temen un peligro grave e inminente.

Las previsiones meteorológicas se cumplieron al producirse amplias inundaciones en las regiones más afectadas, tanto en Japón como en la isla de Kyushu, en el sudoeste.

Algunas zonas del centro de Tochigi han recogido unos 600 mm de lluvias desde el lunes por la noche, batiendo cifras históricas. Otras muchas regiones del este y noreste de Japón también se han visto obligadas a activar alertas, incluyendo la prefectura de Fukushima, donde se encuentra la planta nuclear afectada por el terremoto y el tsunami de 2011. La fuerte tromba de agua atoró el sistema de bombeo de agua.