AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Tifones y Supertifones

Tifones y Supertifones

20 de octubre de 2015

Nunca habían visto inundaciones semejantes (Filipinas)

Filipinas ha sufrido el azote del tifón Koppu, cuyo saldo de víctimas mortales por el momento asciende a 16 personas, mientras que unas 60.000 se han visto obligadas a abandonar sus casas.

Por desgracia, se prevé que siga lloviendo, lo que podría causar más inundaciones en la afectada isla de Luzón, donde el nivel del agua no cesa de aumentar.

El lunes, miles de residentes de las zonas rurales de Filipinas esperaban ser rescatadas, atrapadas en los tejados de sus casas. Al mismo tiempo, se pueden ver miles de animales flotando o tratando de nadar a zonas seguras.

Koppu ha sido calificado como la segunda tormenta más potente que ha alcanzado el sudeste asiático este año. Entró en tierra el domingo en la costa de Luzón, la mayor isla de Filipinas, pero su lento desplazamiento ha descargado lluvias persistentes y torrenciales en una región mayormente dedicada a las granjas.

La tormenta pasó a ser un tifón de categoría 1, después de llegar de una fuerza de categoría 4. Las previsiones meteorológicas indican que su desplazamiento posiblemente será el peor escenario posible, descargando lluvias catastróficas en el norte de Luzón durante los próximos días, hogar de más de 10 millones de personas.

Algunos residentes, de al menos 68 años de edad, afirman que no habían visto nunca unas inundaciones semejantes.

Los militares, gobierno local y voluntarios, trabajan unidos para intentar ayudar a los damnificados de 70 poblaciones que se encuentran sumergidas, mientras que las inundaciones siguen avanzando.

El caudal del agua ha subido tanto, que incluso los grandes camiones militares no pueden circular, por lo que están intentando alcanzarles en lanchas.

Las autoridades trabajan contra reloj intentando reparar las carreteras dañadas, los puentes y los tendidos eléctricos, con objeto de poder continuar las operaciones de rescate. Aún no han alcanzado todas las zonas castigadas por el tifón. Aproximadamente el 70 por ciento de la ciudad de Jaén, en Nueva Écija, cerca de Manila, se encuentra bajo 3 metros de agua y unos 20.000 residentes se encuentran aislados sin agua ni comida.

Se esperaban lluvias e inundaciones, pero nada como lo que se ha producido.

Algunos se encuentran a siete kilómetros de un río, pero también han sufrido inundaciones. Y la riada ha arrastrado todo lo que ha podido, entre ellos, los animales de granja.