AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Tsunamis

30 de agosto de 2015

Europa también sufrió tsunamis importantes en su historia

Los científicos han recreado los efectos de un terremoto frente a las costas de Sicilia y Creta, descubriendo que un tsunami se extendería por todo el Mediterráneo en cuestión de minutos.

Se calcula que hasta 3,8 kilómetros cuadrados de Creta quedarían sumergidos, mientras que importantes zonas densamente habitadas de las zonas costeras se verían golpeadas por grandes olas. El tsunami, o la consecución de varias olas gigantes, se tragaría numerosas ciudades turísticas del mundo, poniendo en peligro la vida de 130 millones de personas que viven en las zonas costeras.

Los investigadores han examinado el impacto de terremotos frente a la costa norte de África, simulando el impacto de las olas gigantes que provocarían.

Por medio de este estudio, han descubierto que si se produjera un terremoto de 7.0 grados en la escala de Richter, frente a las costas del este de Sicilia, en Italia, y el sur de Creta, en Grecia, dejaría amplias zonas costeras sumergidas bajo el agua. El tsunami formado por este terremoto apenas daría tiempo para avisar a la población.

Los tsunamis, olas gigantes causadas por terremotos submarinos, suelen estar relacionados con la costa de Japón o el Océano Índico, sin embargo, los investigadores han demostrado con su estudio que las olas masivas generadas por actividad sísmica también azotaron las costas Europeas en el pasado y que podrían repetirse.

Científicos de la universidad de Portsmouth han encontrado pruebas geológicas de que un tsunami azotó la costa de Malta, llegando a superar los 20 metros de altitud sobre el nivel del mar en algunas zonas.

Estudios de zonas costeras cercanas han mostrado que se vieron azotadas por un tsunami enorme, de media hace unos 400 años, relacionado con los terremotos que tuvieron lugar bajo el monte Etna, en Sicilia.

Los expertos advierten que, de verse afectada hoy en día la zona costera del noreste de Malta, una región densamente poblada, podría poner en riesgo la vida de miles de personas. Muchos residentes y turistas viven o visitan las costas del noreste de Malta. Y, según dicen, terremotos de mayor intensidad podrían generar olas todavía más devastadoras, como la que se formó en la costa de Creta en el año 356 AD, con una magnitud de 8 a 8.5 grados. El tsunami resultante destruyó ciudades antiguas de Grecia, Italia y Egipto, causando la muerte de 5.000 personas solo en Alejandría.

En 1908, un terremoto de 7.0 grados en Messina, Italia, provocó un tsunami que causó la muerte de miles de personas. Las olas superaron los 10 metros de altura.

El ingeniero especialista en las dinámicas de las olas, de la universidad de Boloña, en Italia, ha explicado que – con este estudio – pretendían ver cómo se podían ver afectadas las zonas costeras por los tsunamis. Y, afirma que con sus simuladores podrían ayudar a las autoridades locales para crear unos escenarios de tsunamis en el Mediterráneo, capaces de identificar los lugares vulnerables en las zonas costeras y trazar los planes más adecuados para su defensa.

El Mediterráneo se encuentra en el borde donde la placa tectónica de África se desliza bajo las placas Euroasiáticas. Un lugar inestable, capaz de generar terremotos de gran intensidad y, como consecuencia, también tsunamis devastadores.