AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

América del Sur

El primer efecto del reverso de América del Sur será en las islas pequeñas en el Caribe, justo al norte del borde de la placa de América del Sur, ya que éstas perderán altitud repentinamente, y en algunos casos se hundirán por completo.

El movimiento de las placas no sucede sin otras implicaciones. Toda la región, desde el extremo de América del Sur hasta las islas en el extremo norte de la placa del Caribe se verán azotadas por movimientos telúricos, y de forma repetida, durante el reverso. A lo largo de los Andes, estos movimientos rondarán los 8-9 grados en la escala de Richter, aunque de menor intensidad en otras zonas.

Durante estos movimientos, los Andes se elevará por encima de la placa de Nazca hacia el oeste. No habrá ningún tsunami importante a lo largo de la costa oeste de América del Sur. Todas las ciudades más importantes de las zonas montañosas sufrirán estos terremotos de gran intensidad, como Santiago, La Paz, Limo, Quito y Bogotá.

Se formará un tsunami en el Caribe, y la desembocadura del río Paraná se abrirá en Buenos Aires.

Las personas que viven a lo largo de la frontera de América del Sur y la desventurada placa del Caribe, experimentarán un gran gemido y movimiento, mientras que la placa de América del Sur se deslizará sobre la placa del Caribe, empujándola hacia abajo con toda la fuerza de su peso. Este tipo de deslizamiento provocará una liberación de presión de forma repentina, ocasionando un terremoto continuo que puede durar hasta una hora. Caracas y Venezuela sufrirán este tipo de seísmo continuo, que – en ocasiones - rondará los 8 grados en la escala de Richter.

Después de un terremoto, los residentes en Buenos Aires verán el mar a mayor distancia, y la desembocadura del río Paraná más amplia.

El ajuste de las placas no es algo repentino. Se produce paso a paso, y por etapas.

Según las placas tectónicas, América Central está viéndose empujada por la placa de Cocos. Las islas pequeñas situadas al este de América Central sufrirán el fuerte empuje. La placa del Caribe se verá empujada por detrás, subirá, y romperá las capas de rocas en todas las direcciones. El destino de estas islas es impredecible. Podrían sobrevivir al movimiento, o desaparecer para siempre.  

La joroba o elevación de esta placa se introduce en la del Caribe, y conforme se desplaza hacia el oeste, empujará a la placa del Caribe sobre Colombia, con fuerza. Le tendencia ya se ha podido apreciar el año pasado (2010) a lo largo de la costa colombiana.

Aruba, Bonaire y Curazao soportarán la elevación, y por lo tanto sobrevivirán.

La cadena de islas a lo largo del extremo este de la placa del Caribe se formó cuando la placa del Caribe fue empujada hacia arriba durante la expansión del Atlántico. Pero esto es contrarrestado por la elevación de la placa de América del Sur empujando a la placa del Caribe, hacia abajo. Por lo tanto, estas islas en la cadena – cercanas a América del Sur – perderán su altitud, mientras que las islas situadas en la parte alta no lo harán. Desde Antigua, las islas en esta cadena podrán perder una altitud de 17 metros, de media. Las islas justo al norte de América del Sur se verán más afectadas, desde Barbados hasta Tobago podrían hundirse por completo excepto los puntos más elevados, perdiendo varios metros de altitud, y Trinidad además de hundirse, se verá separada.

Si la parte sur es empujada hacia abajo, revertirá, y la parte norte subirá.

Las islas más grandes a lo largo del norte de la placa del Caribe podrían ganar altitud excepto que la placa entera del Caribe en general, la perderá.

Por lo tanto, las costas del sur de las islas más grandes podrían perder cierta altitud, mientras que podrían aparecer playas en la zona norte.

Un tsunami se forma siempre que una placa baja o sube con respecto al nivel del mar. Cuando la placa de América del Sur cambie, empujará a la placa del Caribe hacia abajo, provocando un vacío. El vacío primero estará en la zona sur de la placa del Caribe, donde las islas perderán su altitud, algunas de ellas hundiéndose bajo el mar. Este vacío empujará el agua desde el Caribe, así como desde el Atlántico, lo que parecerá un tsunami, pero no habrá un enfrentamiento. Cuando el agua se precipita en el vacío, es agua en movimiento con impulso, y éste es el tsunami que se espera a lo largo de la costa de Venezuela y sus países vecinos. La línea costera verá primero cómo el agua retrocede, pero será una señal falsa y no debe confiarse en ella. La ola vendrá. Las islas no tendrán aviso, se hundirán repentinamente a la vez que se producen los seísmos.

Cuando la placa del Caribe sea empujada hacia el oeste, y hacia abajo, esto afectará seriamente a los países de América Central, que estén sobre esta placa. Esto incluye a Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador, Honduras, y conforme la placa cruce Guatemala, también a este país. México no se verá afectada por este movimiento de las placas, excepto por algunas interferencias con mareas en el Golfo de México.

El reverso de América del Sur no tendrá lugar de forma repentina, sino que será un proceso paso a paso.

La región de la línea de falla del Norte de los Andes sufrirá la formación de montañas. La placa del Caribe, frente a la costa de Colombia, pasó por un hundimiento en 2010, y Panamá sufre inundaciones debido al hundimiento preliminar, aunque se le eche la culpa a la lluvia.

Los terremotos de magnitud 8 y 9 a lo largo de los Andes tendrán lugar de forma repentina. El movimiento de las placas será traumático.

Cuando dos cordilleras se desplazan y se unen, las personas que viven en el valle sufrirán las consecuencias. Igualmente, las personas que vivan en islas que pierdan altitud y se hundan, se verán en barcos, si es que tienen la suerte de tener algún tiempo de preaviso.


Esta información no está basada en ningún comunicado ni informe oficial, y ha sido obtenido de fuentes no confirmadas. Consideramos que es su derecho acceder a toda la información que existe, aunque sea extraoficial. No obstante, recomendamos que haga su propia investigación al respecto, que esté atento al transcurso de los acontecimientos, y que llegue a sus propias conclusiones. AlertaTierra.com no aprueba ni confirma la información aquí expuesta. Tan sólo sirve como mero intermediario para que pueda acceder a ella.

El contenido de esta página irá actualizándose conforme transcurran los acontecimientos o se obtengan más datos.