AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Rincón de la Vieja

Localización: 10.2N, 85.5W

Altura: 1.916 m.

Irazú – Costa Rica

Rincón de la Vieja es un estrato-volcán activo situado en el noroeste de Costa Rica, a unos 25 kilómetros de Liberia, en la provincia de Guanacaste.

El macizo del Rincón de la Vieja es una estructura compuesta. En la cima hay nueve puntos eruptivos, uno activo y los restantes inactivos o en proceso de degradación. Hacia el sur del cráter, se encuentra una laguna de agua pura.

El último período eruptivo fuerte, con lanzamiento de grandes nubes de ceniza y producción de sismos y ruidos subterráneos, tuvo lugar entre 1966 y 1970. Las más recientes tuvieron lugar en 1983, 1984, 1991 y 1996.
En noviembre de 1995, el Rincón de la Vieja comenzó a emitir ceniza volcánica y vapor de agua. Las autoridades evacuaron a 300 familias y los científicos se encaminaron hacia el volcán para estudiar su actividad.
Posteriormente, tuvo lugar una erupción el 16 de febrero de 1998, después de casi un mes sin mostrar actividad alguna. La erupción fue freática y produjo un lahar que bajó por varios ríos. No se produjeron daños, aunque murieron numerosos peces en los ríos.

Al pie del volcán, del lado sur, están las áreas llamadas Las Pailas y Las Hornillas, que cubren una superficie de unas 50 hectáreas. Aquí se encuentran las fuentes termales, que dan lugar a quebradas de agua muy caliente; lagunas solfatáricas ocupadas por pequeñas depresiones en las que el agua lodosa burbujea continuamente, orificios por donde se elevan chorros de vapor, particularmente durante la estación lluviosa, y volcancitos de lodo en formas y dimensiones muy variadas.

Rincón de la Vieja cuenta con varios cráteres y picos, Santa María es el más elevado. El volcán se encuentra dentro de una caldera extensa, lo que indica que probablemente tuvo lugar una masiva erupción hace miles de años, hace unos 3.500 años – según los datos analizados a partir de depósitos piroclásticos cercanos. El cráter activo, hoy en día, se encuentra cubierto por un lago caliente y ácido.
    
Rincón de la Vieja es uno de los siete volcanes activos de los volcanes de Costa Rica, los otros son: Poás, Irazú, Miravalles, Orosí, Arenal y Turrialba.

Noticias


22 de septiembre de 2014

El volcán Rincón de la Vieja ha aumentado su actividad. Desde el 17 de septiembre de 2014 se producen explosiones freáticas de forma regular desde el cráter central que contiene un lago de ácido. Al menos 6 de estas explosiones se han identificado como señales sísmicas.

Según una observación aérea, parece que no se ha emitido ningún material volcánico más allá del lago, lo que sugiere que las erupciones han sido de escasa potencia. Sin embargo, los Rangers del parque han observado fuertes burbujas en el lago y sulfuro en la superficie. La temperatura del agua ha aumentado de forma considerable, unos 15ºC.

Se teme que el volcán pueda registrar explosiones más intensas y lahares, emitiendo grandes cantidades de agua, afectando ambas caras del volcán.

Por el momento, se desconoce si la actividad actual será precursora de una erupción magmática o si se mantendrá en la fase eruptiva actual.

19 de julio de 2012

En el noroeste de Guanacaste, Costa Rica, y hasta nuevo aviso, se han prohibido las visitas al cráter del Rincón de la Vieja, debido al aumento de la actividad del volcán.

Según han informado desde la Red Nacional de Sismología, aunque el volcán no es el más activo del país, se trata de un volcán en plena actividad, por lo que las autoridades han decidido tomar medidas preventivas.

El acceso restringido al cráter no impide al acceso público al parque nacional.

29 de febrero de 2012

Hacía 14 años desde su última erupción. Ahora parece que el volcán Rincón de la Vieja, en Costa Rica, vuelve a despertar.

El pasado 22 de febrero de 2012, el volcán produjo dos erupciones pequeñas, a primera hora de la mañana. Al mismo tiempo, según indica el OVSICORI, la actividad sísmica del volcán sugiere que también se  registraron explosiones el 19 y 20 de febrero. Aunque no hay informes que estas explosiones provocaran daños cerca del volcán, ni que registrara la caída de ceniza volcánica, lo cierto es que son muy similares a las que tuvieron lugar en septiembre de 2011 y que fueron freáticas, es decir, consecuencia del recalentamiento del magma.

Sin embargo, esto indica que es probable que esté apareciendo magma nuevo y que sea la causa del calentamiento del agua. Algo que podría preceder a una erupción magmática, que podría tener lugar dentro de meses o de años (o no producirse).

Como medida de precaución, la Comisión Nacional de Emergencia ha prohibido la aproximación al cráter de los visitantes.