AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Ruapehu

Localización: 39.28 S, 175.57 E

Altura: 2.797 metros.

Ruapehu – Nueva Zelanda

 

Cráter del Volcán Ruapehu (por cortesía del Ministerio de Educación y Ciencia de España).

Ruapehu es la montaña más alta de la Isla Norte y un extenso estrato-volcán. Su respiradero es un cráter ácido cerca de su cumbre. El volcán tiene un volumen de 110 kilómetros cúbicos y es uno de los más antiguos de Oceanía. Su actividad se inició en la edad del Holoceno, hace unos 120.000 años.

Ruapehu se encuentra en el Parque Nacional de Tongariro y es el que ha permanecido más activo del siglo XX junto con otro volcán, White Island. Es esencialmente freático, por lo que suele ser imprevisible.

Contiene un lago de unos 500 metros de diámetro en su cráter central, desde donde han comenzando todas sus erupciones. El lago existe desde 1861. Ese año, se formó un domo de lava,  y en 1945 tuvo lugar la erupción más fuerte que se conoce, desapareciendo temporalmente el lago.
Otra erupción en 1953 provocó un lahar al derrumbarse parte del cráter, que arrastró un puente por el que pasaba un tren. La catástrofe terminó con la vida de 151 personas.

 

Noticias


10 de abril de 2013

Según han informado los científicos, el volcán Ruapehu podría entrar en erupción sin aviso previo, ya que la actividad volcánica continúa en el lago del cráter.

Se ha registrado un leve tremor volcánico en el lago del cráter, donde la temperatura del agua ha aumentado hasta los 30ºC, lo que parece ser un retorno a un estado más típico. Sin embargo, el volcán sigue activo y podría registrar erupciones sin aviso previo.

El nivel de alerta del volcán permanece en el 1.

24 de enero de 2013

Existe preocupación entre los científicos ante la posibilidad de una erupción en el volcán Ruapehu, cercano al Tongariro.

Las muestras de gases volcánicos indican que existe una acumulación bajo su superficie que podría explotar en cualquier momento.

16 de noviembre de 2012

Las autoridades de Nueva Zelanda han pedido a los escaladores y senderistas que se mantengan alejados de la cumbre del volcán Ruapehu, después de que éste haya mostrado indicios de una posible erupción.

Según han indicado desde el Departamento de Conservación de Ruapehu, se recomienda evitar acercarse en un radio de 2 kilómetros del centro del lago del cráter.

Esta advertencia no afecta al monte Tongariro, aunque se advierte acerca de la posibilidad de lahares en los arroyos situados cerca de la montaña Ruapeu.

Los datos del GNS indican cambios en la presión bajo el volcán, por lo que podría producirse una erupción en cualquier momento. El aumento de esta presión podría suponer una erupción de aquí a semanas o meses, por lo que los científicos monitorean el volcán muy de cerca, aunque este volcán no siempre avisa antes de explosionar.

La temperatura a unos metros bajo el lago se encuentra en unos 800ºC, aunque la del lago permanece en 20ºC. Esto sugiere un bloqueo que podría incrementar la presión bajo el mismo. La liberación repentina de esta presión podría provocar una erupción.
La alerta para el nivel de aviación es la amarilla.

5 de octubre de 2011

El nivel de alerta del Volcán Ruapehu permanece en el 1, a pesar de que la temperatura del lago del cráter aumenta a las condiciones típicas previas a una erupción.

Según algunos esquiadores en la zona de esquí de Whakapapa, en el centro de isla Norte, se ha podido detectar olor a hidrógeno sulfuroso en las últimas semanas. Para el vulcanólogo Brad Scott, esto es debido a que la temperatura del lago del cráter es más fresca, por lo que tiende a producir más gases.

El último boletín informativo de Alerta Volcánica ha explicado que la temperatura llegó a los 17,6 grados en septiembre, cuando en marzo fue de 41 grados centígrados.

Según el Vulcanólogo, la temperatura del lago ha llegado a la temperatura previa típica de una erupción, aunque no siempre se produzca una erupción.

10 de abril de 2011

Las autoridades aéreas han activado alertas para los aviones que viajen sobre el Monte Ruapehu, debido a que el lago del cráter del volcán mantiene su fase de temperaturas elevadas. Además, se han observado otras señales de actividad volcánica registrada por los vulcanólogos, como liberación de gases volcánicos, actividad sísmica y un cambio en la química del agua del lago del cráter.

A pesar de ello, el Instituto de Observación Vulcanológica no piensa que pueda producirse una erupción.

El nivel de alerta del volcán permanece en el 1, sin embargo se informa que el volcán podría cambiar su actividad en cualquier momento y sin previo aviso.

6 de abril de 2011

Se ha aumentado el nivel de alerta para la aviación alrededor del Monte Ruapehu debido a que el volcán ha mostrado signos de actividad.

Según el Coordinador de Vigilancia del GNS, la temperatura en el lago del cráter se encuentra a tan sólo cuatro grados de su pico máximo alcanzado en su historia de 42,5ºC. Así mismo, se informa que se ha producido un incremento en el número de movimientos sísmicos, cambios químicos en el agua del lago y un aumento de emisiones de dióxido de carbono, algo nunca visto antes con esta temperatura en el lago.

Estos cambios son el indicio de una mayor actividad en el volcán, por lo que la alerta ha sido aumentada al nivel amarillo, indicando que la aviación debería extremar las precauciones ante el riesgo de una erupción.

Las temperaturas registradas en el lago únicamente se produjeron en una ocasión coincidiendo con la erupción del volcán en el año 2007.

2 de mayo de 2008

El Departamento de Conservación advierte que el Volcán Ruapehu ha aumentado su actividad y ha aconsejado a los escaladores y visitantes que se abstengan de visitar la cumbre de la montaña, ya que existe riesgo de que se produzcan erupciones desde el Lago del Cráter.
Se prevé una zona de peligro de dos kilómetros desde el Lago. Las concentraciones de gases volcánicos cerca del lago han aumentado hasta alcanzar niveles que pueden afectar la salud de las personas.

El Departamento ha monitoreado el volcán desde su erupción de septiembre del año pasado. Aunque no se ha producido ninguna nueva erupción, se considera la actividad actual del volcán como anómala y se desconoce si esta señal es la precursora de una erupción. Los científicos temen que pueda ser una señal de una próxima erupción sin previo aviso.  

La alerta permanece en el nivel 1.

25 de septiembre de 2007

El Monte Ruapehu ha entrado en erupción hoy sin previo aviso, enviando un lahar, o deslizamiento de lodo volcánico, por ambos flancos de la montaña hacia la autovía principal del Norte de la Isla y la vía de ferrocarril. Ambas fueron cerradas al tráfico por la policía.

Fuentes oficiales locales han informado a la Radio de Nueva Zelanda que el movimiento volcánico ha sido declarado como de leve, aunque existen datos de que algunas personas han resultado heridas cuando se encontraban en el pico nevado de 2.797 metros de altitud. Los científicos están monitoreando la situación, que todavía no se puede considerar una emergencia.

Para el vulcanólogo Craig Millar, se considera una erupción de nivel 2, es decir, un nivel que corresponde a una actividad volcánica menor.

18 de marzo de 2007

Impresionantes imágenes del lahar que fluye montaña abajo desde el lago del cráter del volcán y que arrasa cuanto encuentra a su paso (por cortesía de A3).

Las autoridades de Nueva Zelanda han activado el plan de emergencias, después de que el lago del cráter volcánico del Monte Ruapehu explosionara enviando miles de toneladas de agua y barro montaña abajo.

Según la televisión australiana, no ha habido víctimas ni heridos directamente relacionados con este fenómeno conocido como lahar, aunque los daños pueden ser devastadores. Las primeras imágenes muestran cómo el agua, lodo y elementos volcánicos fluyen por la ladera sur de la montaña hacia Tangiwai, lugar donde murieron 151 personas en 1953 cuando un lahar parecido derribó un puente por el que transcurría el tren.

Cientos de viajeros se han quedado aislados en las carreteras del centro norte de la isla, mientras que el mal tiempo impide que pueda llevarse a cabo una inspección aérea del volcán.

Hacía semanas que las autoridades esperaban este espectacular y peligroso fenómeno.