AlertaTierra. Titulares de noticias - Fenomenos naturales

Noticias Supervolcanes

7 de noviembre de 2016

Durante el mes de octubre de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 107 terremotos.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.5 grados, que se registró el 20 de octubre de 2016, a las 16:49 horas (MDT), al norte-noroeste de Lake, YNP.

Durante el mes de octubre de 2016, se registraron una pequeña serie de enjambres de 18 seísmos el 23 de octubre de 2016. El de mayor intensidad fue de 2,2 grados, el 23 de octubre de 2016, a las 14:49 horas (MDT), al norte-noroeste de Lake, YNP.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales, es decir, a un ritmo de unos 1,5 cm. al año.

8 de octubre de 2016

Durante el mes de septiembre de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 158 terremotos, una cifra muy superior a los escasos 34 movimientos sísmicos del mes de agosto de 2016.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.8 grados, que se registró el 25 de septiembre de 2016, a las 10:46 horas (MDT), al norte-noroeste del oeste de Yellowstone

Durante el mes de septiembre de 2016, se registraron dos enjambres.

El primero resultó ser un pequeño número de diez seísmos del 10 al 11 de septiembre de 2016. El más intenso fue de 1.4 grados, localizado en el norte-noreste del oeste de Yellowstone, MT.

El segundo, fueron cincuenta seísmos del 25 al 29 de septiembre. El más intenso de 2.8 grados.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales, es decir, a un ritmo de unos 1,5 cm. al año.

12 de sepiembre de 2016

Durante el mes de agosto de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 34 movimientos sísmicos.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.1 grados, que se registró el 3 de agosto de 2016, a las 05:47 horas (MDT), al norte-noroeste del Lago, WY. 

Agosto no registró ningún enjambre de seísmos.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales, es decir, a un ritmo de unos 1,5 cm. al año.

7 de agosto de 2016

Durante el mes de julio de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 71 movimientos sísmicos.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.5 grados, que se registró el 1 de julio de 2016, a las 17:29 horas (MDT), al noreste del Oeste de Yellowstone, MT. . 

En julio se registró un enjambre de 10 seísmos el 28 de julio de 2016. El más intenso de 2,2 el 28 de julio de 2016, al noreste de Old Faithful, YNP.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales, es decir, a un ritmo de unos 1,5 cm. al año.

31 de julio de 2016

Según indica un estudio nuevo, las erupciones de los supervolcanes son eventos tan grandes que lanzan cientos de kilómetros cúbicos de magma y cenizas volcánicas, pero solamente dan un año de advertencia antes de su erupción, lo que dejaría a la humanidad devastada a nivel global ante tal erupción.

Las explosiones volcánicas de lo que los científicos denominan supervolcanes son las más altas en el Índice de Explosividad Volcánica y lanzan entre 100 y 1000 kilómetros cúbicos de materiales a la atmósfera.

Los científicos siempre han intentado predecir cuándo tendrá lugar la próxima erupción de un supervolcán, y  parece ser que un equipo de la universidad de Vanderbilt y otro de Chicago, utilizando los datos del análisis microscópico de cristales de cuarzo han concluido que el proceso de descomprensión que libera burbujas de gases antes de una erupción, empieza menos de un año antes de este evento.

En base a los datos obtenidos de los cristales de cuarzo de la formación rocosa de Bishop Tuff, en el este de California, formados por una super erupción hace 760.000 años, se encontraron pruebas de las señales emitidas por el volcán días y meses antes de su explosiva erupción. Más del 70 por ciento del crecimiento del borde del volcán, tuvo lugar en menos de un año.

La erupción más parecida a la de un supervolcán que conocemos en la historia más cercana tuvo lugar en el  monte Tambora en 1815, cuando lanzó 180 kilómetros cúbicos de materiales en unos días y provocó un año sin verano en 1816. Un invierno que registró temperaturas globales muy bajas y que causó hambre y sublevaciones civiles durante décadas.

Pero, la última erupción de un supervolcán tuvo lugar hace 26.000 años en la zona volcánica de Taupo, en Nueva Zelanda, precedida por la de Toba, en Sumatra, hace 75.000 años.

Para los científicos, las posibilidades de una erupción de un supervolcán en un futuro cercano son pequeñas porque aún no han visto las señales de una acumulación importante de magma bajo ninguno de estos colosales volcanes.

6 de julio de 2016

Durante el mes de junio de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 70 movimientos sísmicos.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.9 grados, que se registró el 30 de junio de 2016, a las 03:41 horas (MDT), al sudoeste del West Thumb, WY. 

En junio no se han registrado enjambres de seísmos.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales.

17 de junio de 2016

Durante el mes de mayo de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 72 movimientos sísmicos, lo que supone un leve incremento con respecto al mes anterior.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.5 grados, que se registró el 27 de mayo de  2016, a las 14:02 horas (MDT), al noreste del Oeste de Yellowstone, MT. 

En mayo no se han registrado enjambres de seísmos.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales.

31 de mayo de 2016

Los científicos se preparan para una erupción en el supervolcán del lago Taupo, en Nueva Zelanda, que destruiría la isla Norte.

Aunque las probabilidades de que se produzca una erupción en el lago Taupo son muy escasas, los investigadores están planificando el peor de los escenarios posibles, por si sucede.

Un equipo de investigadores está estudiando el volcán con objeto de elaborar planes mejores para poner en marcha en el caso de que se produzca una erupción importante. Según los datos históricos, la última erupción del volcán hace unos 1800 años, pudo ser lo suficientemente fuerte como para destruir el centro de North Island. La investigación está siendo conducida por la universidad de Auckland y ayudará a los servicios de emergencias para saber cómo actuar en caso de una erupción masiva, indicando por ejemplo el grosor de la ceniza volcánica y hasta dónde llegará.

5 de mayo de 2016

Durante el mes de abril de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 53 movimientos sísmicos, lo que supone un leve incremento con respecto al mes anterior.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.0 grados, que se registró el 23 de abril de  2016, a las 21:48 horas (MDT), al noreste de Norris Geyser Basin, YNP.

En abril se ha registrado un enjambre de 11 seísmos el 17 de abril de 2016, el mayor de 1.5 grados.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales.

3 de mayo de 2016

Durante el mes de abril de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 53 movimientos sísmicos, lo que supone un leve incremento con respecto al mes anterior.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.0 grados, que se registró el 23 de abril de  2016, a las 21:48 (MDT), al norte de Norris Geyser Basin, YNP. 

En abril de 2016, se registraron una serie de 11 pequeños seísmos, que tuvieron lugar el 17 de abril de 2016. El mayor fue de 1.5 grados, al este de West Thumb, WY.

En cuanto a la deformación del suelo, se ha registrado un pequeño aumento de aproximadamente 1 centímetro al norte de la Caldera de Yellowstone, en la estación del GPS de Norris. Al parecer, se produjo a principios de 2016, con un patrón similar al de 2013/2014-

Durante el mes de marzo de 2016, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 49 movimientos sísmicos, lo que supone un leve incremento con respecto al mes anterior.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.3 grados, que se registró el 26 de marzo de  2016, a las 02:28 horas (MDT), al noreste de Norris Geyser Basin, YNP.

En marzo no se han registrado enjambres de seísmos.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales.

10 de noviembre de 2015

Factores desencadenantes para la erupción de los Supervolcanes

Los científicos han explicado que las erupciones masivas de los Supervolcanes, tienen consecuencias globales, pero que necesitan un factor externo que los provoque.

Según estudios anteriores, se pensaba que la evolución tradicional de una erupción volcánica implicaba un aumento estable de la presión dentro de la cámara del magma, pero una investigación reciente – publicado en el Journal of Vulcanology and Geothermal Research – sugiere que los desencadenantes internos no son explicación suficiente para la erupción de un supervolcán.

Según la directora de la investigación, de la universidad de Illinois, y profesora de geología, se piensa que cuando un volcán entra en erupción, aumenta la presión en la cámara del magma hasta que se desencadena una explosión y el volcán entra en erupción, aunque sin muchas evidencias de una presurización. Sin embargo, aunque se trata de una hipótesis que sigue vigente, no parece que pueda aplicarse esta misma sucesión de hechos a la erupción de un supervolcán.

El año pasado, dos estudios ofrecieron la importancia de la flotabilidad del magma como factor predictivo en las erupciones de los supervolcanes. Para simular el comportamiento de un supervolcán, se construyeron modelos matemáticos de una gigantesca cámara conteniendo al menos 500 kilómetros cúbicos de magma. Cuando se incorporaron los hallazgos de flotabilidad de anteriores estudios, descubrieron que tenían un efecto mínimo en las simulaciones.

El hecho de que el modelo numérico no tuviera reacción alguna a su solución analítica sugería que faltaba algo importante en esta solución analítica. Por lo tanto, intentaron profundizar más en el tema resultando que a su modelo de flotabilidad le faltaba la física Newtoniana. El magma puede subir, pero la parte de arriba lo vuelve a empujar hacia abajo.

Los modelos mostraron que de abrirse una de estas grietas, el magma rápidamente utiliza esta salida, abriendo toda la cámara del magma.

Los investigadores de este estudio trabajan ahora en unos modelos más complejos, en cuatro dimensiones, que requieren el uso de superordenadores para monitorear la evolución del supervolcán de Yellowstone. Piensan que la clave está en comprender cómo los factores desencadenantes que se encuentran en la superficie podrían provocar una erupción, por lo tanto, haciendo posible la predicción de una erupción.

Según han descubierto, podría ser importante relacionar el tamaño de la cámara del magma y su habilidad para entrar en erupción, lo que cambiaría la forma en la que tendrían que monitorear este tipo de volcanes.

En el caso de que el factor desencadenante fuese externo, un terremoto o una falla, entonces tendrían que vigilar la sismicidad, los tipos de fallas que se encuentran implicadas, la estabilidad del “techo” de la cámara del magma, las actividades que tienen lugar en la superficie que podrían causar grietas o fallas… En definitiva, una nueva forma de vigilar los supervolcanes.

6 de octubre de 2015

Balance de terremotos en el Supervolcán de Yellowstone durante septiembre de 2015

Durante el mes de septiembre de 2015, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 112 movimientos sísmicos, lo que supone un aumento importante con respecto al mes anterior de agosto.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 2.2 grados, que se registró el 1 de septiembre de 2015, a las 03:27 horas (MDT), al noreste de Old Faithful, WY.

Durante el mes de septiembre se ha registrado un enjambre sísmico el 4 de septiembre. El seísmo de mayor intensidad fue de 1.5 grados el 4 de septiembre de 2015, a las 05:14 horas (MDT), al sur de West Thumb, WY. Así como una serie de 22 seísmos que tuvieron lugar mayormente el 24 y 25 de septiembre, con un evento el 29 de septiembre. El mayor fue de 1.6 grados y tuvo lugar el 24 de septiembre, a las 23:14 horas (MDT) al norte-noreste del oeste de Yellowstone, MT.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales.

8 de septiembre de 2015

Balance de terremotos en el Supervolcán de Yellowstone durante agosto de 2015

Durante el mes de agosto de 2015, las estaciones sísmicas de la universidad de Utah, responsable del monitoreo de la actividad sísmica en el supervolcán de Yellowstone, han registrado un total de 40 movimientos sísmicos. Lo que indica un leve descenso con respecto al mes anterior.

El evento mayor fue un pequeño seísmo de 1.9 grados, que se registró el 20 de agosto de 2015, a las 03:34 horas (MDT), al este-sudeste del Lago, WY.

Durante el mes de agosto no se ha registrado ningún enjambre sísmico.

En cuanto a la deformación del suelo, permanece en los niveles habituales.